Cómo emanciparse: consejos para principiantes

¡Y por fin ha llegado el momento! Has hecho bien tus deberes, y ahora te toca despedirte de mamá y papá y vivir tu propia vida (seguramente ellos lo pasen mal al ver que su cachorrillo abandona la manada, pero tú ya tienes tu trabajo, y sabes que es lo que quieres y tienes que hacer).

NOTA: Si estás deseando independizarte pero no puedes porque aún no tienes trabajo, no olvides ver nuestro post sobre cómo buscar trabajo, te ayudará a encontrar uno y cumplir tu sueño de independencia: sin padres que te controlen, hermanos que te rompan las cosas, toques de queda…

No te pienses que por salir de casa todo va a ser más fácil, piensa que irte implica hacer todas las labores de la casa incluyendo ir al supermercado, cocinar, limpiar el baño, la cocina, lavar y planchar tu propia ropa, y muy importante “pagar todos tus gastos”, sí sí, sino no sería emancipación ¿no crees?

Para que no te sientas perdido, en Fintonic queremos ayudarte para que dar este paso no sea tan difícil.

Si ya has vivido fuera debido a un trabajo temporal o durante tu época universitaria (por un Erasmus, intercambio o simplemente porque tu carrera te lo exigía), sabrás más o menos qué significa vivir fuera de casa, pero si nunca lo has hecho, es importante que consideres las siguientes opciones:

1- ¿Alquilar o comprar?

Según un estudio elaborado por el catedrático de Sociología Gerardo Meil, en colaboración con Obra Social La Caixa, el 67% de los jóvenes españoles de entre 18 y 29 años vive con sus padres. Esta cifra supera con creces la media del 52% de los países centroeuropeos y duplica la de los países nórdicos, que no alcanzan el 30%, así que ya sabéis españoles, si os lo podéis permitir ¡a emanciparse se ha dicho!

Anteriormente, en otro post apoyábamos la idea de alquilar antes que comprar debido a la desaparición del IVA superreducido (pasó de 4 a un 10% actualmente) y la deducción fiscal, ya que suponía un gasto de hasta 45.900€ más comprar una casa en 2013 que en 2012, pero también indicábamos que los precios de las viviendas podrían seguir bajando, y así es.

A la hora de comprar has de tener en cuenta que la hipoteca te la dan por un 80% de su valor, por lo que es necesario tener ahorrado para poder pagar la entrada, pero dependiendo de dónde compres, puede que te merezca la pena. Un ejemplo es Seseña, dónde el valor hipotecario ha bajado hasta un 50% en primera vivienda y entre un 20% y 30% en vivienda de segunda mano.

Si tu sueño es comprar una casa y tienes los medios, ahora puede ser un buen momento para hacerlo, ya no sólo por la bajada de precios, sino también por la reciente bajada del euríbor: de 0,54% en marzo al 0,52% en abril. Esto quiere decir que una familia que pida un préstamo medio de 120.000€ a un plazo de 20 años y con un diferencial de 0,50%, pagarán unos 48€ menos que en el mismo mes del año anterior, consiguiendo un ahorro anual de hasta 585€ respecto al año anterior, siempre y cuando no disponga de una cláusula de suelo (préstamo hipotecario que establece cual será el tipo mínimo de interés que se liquidará en las correspondientes cuotas).

Hasta hace muy poco, sumando las cuotas de hipoteca (IVA, impuestos municipales, entrada…) te podía parecer menos rentable comprar, por eso es necesario que mires bien la oferta, y si encuentras casas de obra nueva con una bajada de precio del 30 o 50%, y puedes pagar la entrada, es mejor que te lo pienses, ya que es muy probable que te salga mejor comprar que alquilar (incluyendo los impuestos).

También es muy importante que te informes bien sobre todo lo relacionado con la compra: hipotecas, ayudas, préstamos, etc. que ofrecen las diferentes entidades bancarias (en esta noticia de eleconomista.es podrás ver las últimas novedades en estos productos), ya que hay hipotecas para jóvenes menores de 30-35 años, que presentan una serie de ventajas que te pueden ser de gran ayuda como:

Plazos de amortización más amplios (de 40 años).

Periodos de carencia inicial de capital. Pueden ser de hasta 36 meses, y normalmente tienen tipos de interés y comisiones más reducidas que las del resto de hipotecas.

Hipotecas para jóvenes subvencionadas gracias a los convenios establecidos entre los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas con los bancos locales, como la Hipoteca Joven del Gobierno de La Rioja de la BBK: ofrece un tipo de interés de Euribor+1,25% (los 12 primeros meses) y de Euribor+0,35% (el resto de vida del préstamo). Se financia hasta el 80% de valor de tasación o compraventa de la vivienda. La edad máxima para contratar este préstamo es de 40 años y el plazo máximo de amortización de 30, y no exige comisiones, aunque si una alta vinculación a la entidad: seguro de vida, seguro de hogar, domiciliar nómina, plan de pensiones, saldo mínimo en cuenta de 3.000€, etc.

Te ponemos un ejemplo para que lo veas más claro:

Importe: 125.000€
Interés: 4%
Cuota Mensual: 660€

Con estas condiciones, al final de 25 años pagarías 200.000€ aproximadamente de los cuales 75.000 son intereses.

Si ahorras 1.000€ al año y amortizas hipoteca, te ahorras hasta 25.000€ de los cuales 10.000 son intereses y tus cuotas mensuales se verán reducidas.

En fin, si has valorado todo esto y te compensa ¡enhorabuena! Pero no olvides que también existe la opción de alquilar. Hoy en día los precios del alquiler han disminuido debido a que las casas se venden menos, por lo que surge la necesidad de alquilarlas.

Dos factores importantes a tener en cuenta a la hora de decidir entre comprar y alquilar son:

Rentabilidad: Para estancias a corto y medio plazo (0 a 10 años) el alquiler es más rentable, mientras que para periodos más largos la balanza se inclina a favor de la compra siempre y cuando se financie un 80% de la inversión con hipoteca.

Disponibilidad de dinero: Vivir de alquiler te facilita un control más preciso del dinero que destinas a vivienda, ya que es más previsible la variación de la renta del alquiler que la de la hipoteca. Además los gatos de conservación y reparaciones, impuestos locales, cuota de comunidad y seguro de vivienda no corren de tu cuenta, sino por cuenta del propietario.

Tanto si compras como si alquilas es bueno que le eches una ojeada al nuevo Plan de Vivienda y Suelo (2013-2016), te darás cuenta de que no sólo han quitado las ayudas de la Renta Básica de Emancipación para los jóvenes, sino que no existe ningún programa específico dirigido a éstos, por lo que mejor que te olvides de ayudas gubernamentales e intentes buscar en otros sitios con ofertas que tal vez puedan interesarte cómo BECAS 2013.

Puesto que lo más rápido y accesible es alquilar, y que dedicaremos más adelante un post sobre la compra de viviendas, te vamos a contar unos consejillos sobre cómo y qué hacer para alquilar piso.

2- ¿Vivir solo o compartir?

Lógicamente esto depende de tus prioridades y de tu situación económica. Si te vas a una ciudad nueva dónde no conoces a nadie, y tu prioridad es hacer amigos, compartir es una buena elección. Además te pueden ayudar con las labores de la casa en las que te veas un poco pez cómo la cocina o la limpieza; podrán enseñarte la ciudad y a gente nueva para que no te sientas solo; y claramente, el alquiler y los gastos serán menores. En caso de que la experiencia salga mal, siempre puedes cambiarte de piso.

Sin embargo, puede que no te apetezca compartir porque necesitas tu propio espacio y mayor intimidad, y prefieres tener tu propio pisito. Si tu situación económica te lo permite ¡adelante!, siempre puedes pedir consejo a tu familia o amigos a la hora de quitar una mancha o de arreglar una tubería rota. Sino, Internet o Páginas Amarillas siempre pueden ayudarte a encontrar soluciones rápidas.

Hagas lo que hagas, si vas a vivir de alquiler no olvides 4 cosas importantísimas:

a) Fíjate en el barrio. Si te parece seguro y si tienes cerca supermercados y otros establecimientos que consideres básicos para tu comodidad. No olvides mirar si está bien comunicado (paradas de autobús, metro, cercanías, taxis…).

b) Revisa bien todo el piso y comprueba que todo funciona correctamente. No tengas miedo a abrir y cerrar grifos, encender luces, o abrir neveras o armarios. Si ves que falta algo que consideras fundamental como una lavadora, un horno, un microondas, etc. no dudes en preguntárselo al casero (aviso, un reproductor de DVD o un lavaplatos no se consideran de primera necesidad). También pregunta por el precio de la luz, Internet, el gas, la comunidad y el agua, e intenta llegar a un acuerdo con el casero en al forma de pago y las cantidades.

c) Leer el contrato de principio a fin, incluida la letra pequeña. Si no entiendes algo, pregunta a tus padres o a algún familiar o amigo que entienda de leyes y contratos, para no encontrarte con sorpresas tipo: el casero no te paga un electrodoméstico nuevo si se estropea el antiguo, te impide tener mascotas en el piso (a ver qué haces ahora con Toby) o te pide una cantidad mensual que no era la acordada.

d) Infórmate bien sobre qué derechos tiene el casero sobre ti y sobre el piso en cuestión, no permitas que vaya a verlo si tu no quieres, ni que pasen meses sin arreglarte algo que por contrato está obligado a reparar. Sobre todo, no tengas miedo a que te devuelva la fianza cuando te vayas del piso. Si el problema es que el piso está sucio, pero no hay nada roto o estropeado, encarga un servicio de limpieza, no dejes que lo haga él con el dinero de la fianza, te puede estafar fácilmente.

3- ¿Dónde buscar?

Hace años, si querías buscar vivienda lo más normal era recurrir a los periódicos o revistas especializadas para ver la oferta de pisos en venta/alquiler, o también ir directamente a una agencia inmobiliaria.

Sin embargo hoy en día, es más recomendable mirar por Internet. Te ahorras el dinero del periódico o de la agencia, y además puedes hacerlo cómodamente desde casa viendo fotos de la vivienda y un detallado resumen de sus características principales.

Es tan sencillo como poner filtros basados en tu búsqueda (ciudad, zona, precio, fecha, etc.), y comenzar a ver todas las ofertas con la ventaja de guardar tus favoritas. Además, tienes la opción de que te llegue información vía mail de las nuevas ofertas o de las modificaciones en tus favoritas.

Es muy importante que te fijes en que no todas las ofertas son de particulares, algunas van por agencia inmobiliaria, lo que quiere decir que te cobrarán un plus por ayudarte a buscar casa.

Algunas de las mejores páginas para buscar casa son: Globaliza.com, Fotocasa.es, Segundamano.es, Enalquiler.com, Pisos.com e Idealista.com Encontrarás una oferta variada tanto en alquiler como en venta de casas.

4- Ya tienes casa. Consejos prácticos para sobrevivir.

Como decíamos más arriba, irte de casa de tus padres implica un montón de tareas qué hacer sólo:

Limpiar. Haz una lista de todos los productos necesarios e intenta simplificar, si hay un producto que te sirve para limpiar todo el baño te ahorraras tiempo y dinero. Intenta marcarte un calendario de limpieza para no acumular demasiada basura.

Ropa. Seguramente no hayas puesto una lavadora en tu vida, o sí has puesto algunas pero no recuerdas trucos de cómo lavar prendas delicadas o con manchas difíciles. No pasa nada, siempre puedes hacer una llamada a tu madre que estará encantada de ayudarte, o también ver en la etiqueta de la prenda y en el manual de la lavadora. Sino siempre puedes buscar en Internet.

A la hora de planchar, es exactamente lo mismo, si no sabes hacerlo, infórmate. Es una labor pesada pero posible.

Comida. Esta parte siempre da miedo, ya que ya sea por desconocimiento o por pereza, al final acabas siempre comiendo macarrones con atún o bocadillos. Cocinar es mucho más fácil de lo que parece, y existen innumerables recetas sencillas que podrás cocinar sin problemas. Busca la ayuda que necesites en blogs de cocina, páginas de recetas, y después prepárate un menú. Esto te ayudará a comer variado, sano y a ahorrar en supermercado. Echa un ojo a nuestro post de supermercados.

Facturas. No te hagas un lío, cualquier cosa que no entiendas coméntala con la misma compañía, y si sigues teniendo dudas, no dejes de consultar en foros o a tus amigos o familiares. Si quieres saber un poco de la factura de la luz, mira en nuestro post sobre electricidad.

Convivencia. Si decides compartir piso, recuerda que debes amoldarte a las costumbres de los demás y olvidar ciertas manías. La mejor forma de resolver las diferencias es siempre hablarlo y llegar a un acuerdo. Si ves que no eres capaz de convivir siempre está la opción de buscar otro piso.

Es verdad que con la situación económica que estamos viviendo, da un poco de miedo tomar decisiones tan importantes como es la de emanciparse, pero es un paso vital para madurar y vivir tu propia vida. Sentirte realizado con tu propio trabajo y tu propio hogar, te aportará mayor felicidad, y siempre que tengas morriña, puedes visitar la casa de tus padres ¡pero sin que se convierta en costumbre! No vaya a ser que pases más tiempo en su casa que en la tuya.

Desde Fitonic también te recomendamos nuestra herramienta para que puedas llevar tus cuentas al día desde el primer momento en que empiezas tu aventura de emancipación, sabiendo lo que gastas en luz, agua, comida, etc. y puedas controlar tu economía, rascando en gastos que no quieres tener para dedicárselo a cosas más importantes, como un sofá para tu nueva casa ;D.

Users feedback ( 3 )

  1. Quiero Mansiparme Y Estoy Buscando Donde Se Encuentran Las Oficinas.

  2. pisomallorca said:

    Realmente el alquiler compartido es una sabia decision, no es factible con la que esta cayendo comprar una vivienda, estamos locos? ya estamos inmersos en una crisis por no poder pagar el ladrillo, vamos a caer otra vez en la misma trampa? la respuesta es NO. Ahora toca aprender de la lección y alquilar en pisos compartidos, debemos ser mas inteligentes. os invito a ver mi piso compartido http://www.pisomallorca.info

  3. gabriel said:

    con que dinero?que yo sepa en españa los salarios estan por los suelos y las pensiones ya ni te cuento,asi que yo lo veo normal el haber cumplido una edad y seguir en casa de los padres,lo que hay que cambiar es la politica y a los politicos y que deje de aumentar la diferencia social

¿Que piensas?