Un verano sobre ruedas

Un verano sobre ruedas

Seguro que alguna vez has pensado en organizar un viaje en auto-caravana con tu pareja o amigos. Se trata de una manera de viajar a tu ritmo, de conocer sitios más rurales o naturales, y estar más en contacto entre las personas que vayáis. Eso sí, tienes que tener en cuenta los gastos que conlleva. Tan sólo alquilarla cuesta entre 100 euros al día, en caso de temporada baja, hasta los 170 euros diarios en temporada alta.

Es cierto que puede ser una experiencia diferente y un viaje inolvidable, pero hay varios aspectos a considerar, tanto en el ámbito positivo como en el negativo. Aunque antes de todo, si lo que planeas este verano es organizarte un viaje sobre ruedas, establécete un presupuesto. Igual que lo haces con muchos otros eventos, utiliza la app de Fintonic para controlar tus gastos e intentar ajustarte al presupuesto que te hayas fijado previamente, porque una auto-caravana tiene un coste diario de alquiler, un consumo de combustible, coste por pasar la noche en un camping, etc.

Gastos a tener en cuenta en un viaje en auto-caravana

Comprar un auto-caravana nueva cuesta en torno a los 50.000 euros, por lo que recurrimos directamente al alquiler. Lo primero a considerar es el precio de alquiler, que, en función de la capacidad o prestaciones, es más o menos elevado. Por ejemplo, en mc-rent.es una caravana, la más básica, para dos personas cuesta 115 euros en temporada  baja, 134 euros en temporada media y 168 en alta. El modo de fijar las temporadas va en función de la demanda. En esta empresa consideran que mayo y junio es temporada alta y julio es temporada media. Por tanto, si, por ejemplo, decides irte una semana en temporada media, te saldrá por 938 euros. A esto hay que sumarle el IVA, y si la entregas en sábado, tiene un suplemento de 66 euros. En caso de querer accesorios para el viaje, como la vajilla, o un set de mesas y sillas de camping, hay que sumar lo que te cobren por alquilarlo o, si lo prefieres, el coste al comprarlo.

Un verano sobre ruedas

En segundo lugar, no hay que olvidar que las auto-caravanas funcionan con combustible, por lo que habrá que parar a repostar de vez en cuando. Para poder calcular, aproximadamente, lo que te va a costar puedes seguir este ejemplo: una auto-caravana diesel de 4.600 kilos, con un motor de 3.0 con 190 CV, circulando a una velocidad media de 100 km/hora, que es lo más habitual en este tipo de vehículos, gasta unos 15 litros a los 100. Teniendo en cuenta el precio actual del diesel, que roza el euro por litro, gastarás aproximadamente 15 euros cada 100 kilómetros. Luego todo depende del viento en contra, subidas o bajadas, en las que el consumo aumenta o disminuye. Y claro, un viaje en auto-caravana es para hacer kilómetros, para poder llegar a cualquier sitio “con la casa a cuestas”. Poniendo una media de 200 kilómetros al día, serían unos 30 euros de gasolina al día, que multiplicado por siete, en caso de irte una semana serían unos 210 euros. Las auto-caravanas más modernas consumen algo menos, entre los 12 y los 14 litros a los 100 kilómetros, por lo que se puede reducir el consumo, pero mínimamente.

Alojamiento. Para poder descansar a gusto y sin tener problemas, lo mejor es consultar siempre, antes de empezar el viaje las áreas de descanso diseñadas para este uso en las que podrás pasar la noche. En algunos sitios se puede estacionar si no se desprende nada de la auto – caravana, es decir, si funciona como un vehículo más. En autopista.es especifican textualmente  que una “auto-caravana está acampada (y, por tanto, mal estacionada) si has sacado una o más sillitas fuera del vehículo, has extendido toldos y otro tipo de elementos que sobresalen fuera del perímetro del vehículo, has puesto patas o niveles estabilizadores, has vertido algún tipo de líquido o fluido al exterior del vehículo y realizas algún ruido molesto que pueda dañar el descanso de las personas que vivan en los alrededores (música muy alta, el encendido de un generador de electricidad, etc.,)”.

Para poder realizar cualquiera de estas acciones, deberás estacionar en un camping o área reservada para auto-caravanas y caravanas. Porque una cosa es estacionar y otra acampar, tenlo en mente. Si quieres acampar, puedes consultar diferentes páginas web en las que hay posibilidad. En vayacamping.net se puede filtrar por tipo de camping que se quiere, vehículo, zona, etc. por ejemplo, una noche, una auto-caravana de dos personas, acampar en una parcela con electricidad incluida, son unos 29 euros la noche, las dos personas y la auto-caravana.

Por tanto, para hacer una media de lo que te puede costar una semana un viaje en auto-caravana, si sumas el alquiler, más la gasolina, más el alojamiento sería aproximadamente: 938 + 210 + 203= 1.351 euros. Este precio tiene variaciones, como si se hacen más kilómetros o se encuentra un camping más caro o más barato, o si se pasa algún peaje,  pero es un precio medio estimativo. A esto lógicamente hay que sumarle la comida y la bebida que se consuma.  A simple vista puede parecer un precio caro, pero hay que tener en cuenta que una semana en un hotel, con lo que cuesta cada noche, más el desplazamiento (sea en coche o en avión o tren), y comer cada día puede salir igual o más caro. Además, el tipo de viaje es totalmente diferente. Por ello, hay que estar seguro de querer hacer un viaje u otro.

Un verano sobre ruedas

Un viaje en auto-caravana es un viaje diferente y especial, y es muy importante realizarlo con alguien con quien tengas mucha confianza, porque el espacio es reducido y la planificación depende exclusivamente de lo que vosotros organicéis. Si este verano, después de consultar tu app de Fintonic y establecer tu presupuesto, te lanzas a un viaje en auto-caravana, también te dejamos estos consejos para que disfrutes al máximo de tus vacaciones:

 Planifica tu ruta con la ayuda de foros especializados como acPasión o Furgovw, pero no olvides el GPS o los mapas.

 Lleva un listado con las áreas de servicio habilitadas para poder acampar o estacionar.

 Calcula los depósitos de agua antes de partir de cada destino.

 Se ordenad@. El espacio es reducido y es fundamental tener todo en “su sitio”.

 Lleva poco equipaje. Así tendrás menos cosas que almacenar.

 Lleva tus sábanas, toallas y demás ropa de hogar. Te lo ahorrarás en el alquiler y podrás lavarlo en tu casa a la vuelta.

 Y sobre todo: ¡disfruta de un viaje diferente!

 

 

 

¿Que piensas?