El precio medio de una mudanza de una familia dentro de una misma localidad oscila entre los 125 y los 600€ si se trata de de una habitación o un estudio. Sin embargo, en viviendas de dos o tres habitaciones, el precio asciende a los 700€-900€, y seguimos hablando de mudanzas dentro de una misma localidad. Si por ejemplo son pisos grandes con más de cuatro habitaciones, puede llegar a costar entre los 1.500 y los 1.800€.

Factores que encarecen la mudanza

Si la mudanza es interprovincial, es decir, de una localidad a otra, se debe añadir al precio el kilometraje correspondiente. Depende de la empresa, pero debes calcular unos 50 céntimos por kilómetro, aproximadamente.

En caso de mudanzas internacionales, el precio es obviamente más elevado, ya que se necesita un avión para el transporte o el camión deberá hacer muchos más kilómetros, por lo que el precio final será mayor.

De igual manera, no es lo mismo que contrates profesionales para cargar y descargar cajas y muebles que ya están embalados, o que sean ellos los que se encarguen del embalaje.

En caso de tener muebles muy grandes, difíciles de desmontar o necesitar un camión con unas medidas especiales para que quepan determinados muebles, el precio de la mudanza se verá incrementado.

Otro factor que puede subir el precio final de la mudanza es el transporte de elementos delicados. Un piano, una obra de arte, un cuadro de gran valor… son elementos que necesitan un trato especial en su desplazamiento, y, por tanto, a la hora de embalarlos o transportarlos reciben un “tratamiento” especial. Evidentemente si tienes objetos que precisen este servicio, el precio será más elevado.

 

Consejos para ahorrar en tu mudanza

Pero, ¿es posible ahorrar dinero en una mudanza? ¿Se puede hacer algo para que la mudanza no suponga gastarse medio sueldo? ¡Claro! En Fintonic hemos investigado un poco para poder ahorrarte un buen dinero si vas a mudarte así que… ¡toma nota!

  • Lo primero, como siempre debe realizarse cuando vayas a poner en marcha cualquier proyecto que suponga un desembolso económico, elabora un presupuesto. Aunque sea algo aproximado, te ayudará a tener un control de lo que te va a costar y no pasarte. Tendrás más cuidado a la hora de gastar, para procurar seguir el presupuesto fijado y eso te ayudará a ahorrar. Además, con la app de Fintonic ¡esto es muy sencillo!
  • Compara precios. Hoy día, con las páginas web que comparan entre empresas, resulta más fácil encontrar el que mejor se adapte a lo que necesitas y escojas el precio más asequible. Mundomudanzas.com es un portal con más de 1.000 empresas de mudanzas interprovinciales para que puedas comparar entre todas ellas. En el caso de que sea una mudanza dentro de una misma ciudad comparamudanzas te calcula el precio introduciendo los dos códigos postales, así como detalles de empaquetado, montaje, etc.
  • Embala tú mismo. Si eres tú quien empaqueta todas  tus pertenencias y solo hay que trasladar las cajas ya cerradas, te ahorrarás un buen dinero. Para ello, compra papel burbuja o periódicos para los utensilios más delicados, y aprovecha espacios, colocando todo poco a poco. Escribe en el exterior de la caja lo que hay en el interior. Esto te ayudará mucho a la hora de desembalarlo todo y empezar a ordenar en el nuevo hogar.

  • Desmonta los muebles. En caso de poder, es mejor que los muebles estén desmontados. De esta manera, ocupan menos sitio, y se puede realizar la mudanza en un camión o furgoneta de menor tamaño y, por tanto, más barato.
  • Aprovecha para hacer limpieza. Ya que tiene que embalar todo, aprovecha para deshacerte de las cosas que ya no utilices, que no te pongas o ya no te gusten. Ahorrarás espacio, y, por tanto, dinero en la mudanza.
  • Procura hacer la mudanza en invierno y entre semana. La mayor parte de las mudanzas se realizan en época estival, por lo que durante el frío, los precios son más baratos. Si puedes, organiza tu mudanza para enero o febrero. Lo mismo ocurre con los fines de semana. Si puedes, realízala entre semana, que hay menor demanda y los precios más asequibles.
  • Flexibilidad en las fechas. Hay empresas que agrupan varias mudanzas y te puedes ahorrar dinero en kilometraje, si no te importa la fecha.
  • Alquila una furgoneta y haz tú mismo la mudanza. Si puedes hacer tu mismo, te ahorrarás muchísimo más dinero. Tan solo tendrás que gastarte el precio de un alquiler de una furgoneta o camión y la gasolina que consumas. En ifurgo.com, por ejemplo, una furgoneta de dimensiones considerables para una mudanza te costará 99€ el día. A eso solo debes añadirle lo que consumas de combustible, y si necesitas algún extra, como un seguro, más de un conductor registrado, etc. Sin duda, esta opción es la más barata.

Como ves, hay bastantes aspectos a considerar a la hora de hacer una mudanza. Puedes ahorrarte mucho dinero si sigues estos consejos. No olvides elaborar tu presupuesto con la app de Fintonic, comparar empresas, poner en práctica los consejos u opta por hacerla tú mismo ¡bienvenido a tu nuevo hogar!

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂