El bar se ha convertido indudablemente en todo un símbolo de la cultura española, tanto es así que, por ejemplo, el restaurante más antiguo del mundo, «Botín», está en Madrid…