¿Sigues sin fumar y yendo al gimnasio?

propositos-fallidos

¿Eres de los que se proponen nuevos retos para el nuevo año? ¿Cumpliste los del año pasado? ¿Qué tipo de propósitos te has marcado? Es algo que todos hacemos. Pues bien, muchos de esos propósitos acaban por ser un auténtico fracaso, y lo sabes. De hecho, según un estudio de la Universidad de Bristol, la tasa de fracaso es de un 88%, siendo los hombres los que desisten primero.  Por eso, y porque no queremos que te des por vencido, desde Fintonic repasamos algunos de los más comunes, desde el punto de vista del ahorro. Quizás, si te mostramos cuánto te ahorrarías al cumplirlos, te ayudemos a seguir con esos propósitos que te marcaste la noche del 31 de diciembre 😉

Los típicos propósitos de año nuevo

Uno de los propósitos que se realizan habitualmente cuando se empieza un nuevo año es el de ahorrar. Quién no ha dicho alguna vez eso de: “este año, voy a guardar mes a mes un poco más, para poder irme de vacaciones a un sitio increíble”. Fintonic es la ayuda perfecta para cumplir ese propósito ya que, con sólo un par de clics, te mostrará cuáles son tus gastos recurrentes mensuales, categorizándolos, de forma que puedas decidir en qué puedes reducir dichos gastos. Permite ver en cualquier momento el estado de tus cuentas, gracias a su app para dispositivos móviles. Además,  Fintonic te da las claves, consejos, trucos, etc. para que ahorrar sea un hábito sencillo y consigas hacerlo sin esfuerzo.

ahorroOtro típico propósito de año nuevo es el de dejar de fumar. Con el inicio del mes de enero nos planteamos dejar atrás malos hábitos como el tabaco. Sin embargo, este es uno de los propósitos con menor tasa de éxito; únicamente un 5% de las personas consigue dejarlo sin ningún tipo de ayuda.  Sin ir más lejos, en la noche de Reyes ya hay gente que vuelve a fumar. Los que aguantan más, vuelven en una boda o en otro evento de interés, después de unos meses intentándolo. Dejar de fumar implica sacrificio y fuerza de voluntad, pero los  beneficios de hacerlo lo compensan. No sólo tu salud mejorará, sino que también tu bolsillo lo notará: el precio medio de un paquete de tabaco es superior a los cuatro euros, dependiendo de las marcas. Si fumas un paquete al día, y logras cumplir el objetivo de dejarlo, ¡ahorrarás cerca de 1.500 euros a final de año!

Hacer deporte. ¿Quién no ha dicho alguna vez eso de  apuntarse al gimnasio y empezar a hacer deporte? Especialmente en las fechas navideñas, cuando se come y se bebe más de lo habitual, es momento de plantearse mejores hábitos de cara al nuevo año, el hacer deporte es uno de los más populares. Salir a correr, arreglar esa  vieja bici, o pasear pueden ayudarte a hacer deporte sin necesidad de gastar grandes sumas de dinero; aunque enero es, por excelencia, el mes de los gimnasios. El problema es que muchas de las veces nos apuntamos, sí, pero lo de ir ya es otra cosa. De hecho, en 2015, sólo entre un 20 y un 30% de las personas inscritas a un gimnasio en el mes de enero, siguió acudiendo al cabo de un año. El deporte es salud, pero además es una forma ideal de liberar estrés, segregar serotonina (la hormona de la felicidad)  y de ahorrar en otro tipo de actividades. Apuntarse, y no ir, es el mayor gasto absurdo que se puede tener. Por lo tanto, si inviertes en tu salud, no dejes de ir al gimnasio.

deporte“En cuanto acaben las navidades me pongo a dieta”. Os suena, ¿verdad? Comer bien y sano, no solo es bueno para lucir cuerpo, sino que también es beneficioso para nuestra salud y se nota en la piel, en el humor, en las ganas por hacer las cosas, etc. Sin embargo, un 40% de las personas que inician una dieta en enero, la dejan antes de febrero. Quizá se debe a la creencia de que “comer barato” es incompatible con comer de manera saludable, pero esta percepción es errónea. Como ya hablábamos en otro artículo, se puede llevar una dieta equilibrada sin gastar más de lo que haríamos al dejarnos caer en las garras de la ‘comida basura’. Aun así, ponerse a dieta no consiste en morir de hambre durante un mes y luego volver a la comida basura. Eso no sirve. Lo ideal es acostumbrarte a comer de todo, de forma equilibrada, sin grasas, pero sin obsesionarte. Comer bien es salud y tu cuerpo lo agradecerá.

cuidarse-comidas-principalesLeer más. Otro propósito extendido es el de leer, que se acaba abandonando en cuanto ponen algo interesante en la televisión. No hay que dejar de consumir televisión, pero es verdad que a veces la vemos sin que realmente nos interese lo que estamos viendo. Coger un buen libro y meterte en una historia apasionante es una experiencia realmente beneficiosa, en la que aprenderás cultura, a escribir mejor, a tener un vocabulario más rico, etc. Seguro que estáis pensando en cómo ahorrar leyendo, si es mejor comprar un eBook o libros en papel. ¿Has oído hablar de las bibliotecas? Ha llegado la hora de que te saques el carné de la biblio, porque podrás leer sin coste todo lo que quieras.

leer

En Fintonic os animamos a cumplir estos y otros propósitos que arrastramos de año en año, porque os sentiréis mejor con vosotros mismos, y porque vuestro bolsillo también os lo agradecerá.

¿Que piensas?