Seguro de salud: La inversión que tu salud necesita por menos de lo que crees

seguros-salud“La salud es un estado transitorio entre dos épocas de enfermedad y que, además, no presagia nada bueno”. Esta frase –algo pesimista, sí– la dejó escrita el estadista Winston Churchill, sin duda influido por el mal tiempo de las islas británicas. Quizá de haberse entregado a una saludable vida mediterránea se hubiese sentido mejor…

El caso es que nada se echa tanto de menos como la salud cuando nos falta. No podemos prever lo imprevisible, pero sí podemos prepararnos para hacer frente con ciertas garantías a un accidente o una enfermedad. ¿Cómo hacerlo?

A día de hoy en hay 9,2 millones de españoles que tienen contratado algún tipo de seguro de salud, dejando fuera de ese cómputo a quienes tienen seguros de enfermedad; esto es, que cobran subsidios o indemnizaciones por estas cuestiones.

De ese total, unos 380.000 seguros los contratan particulares (41%); un 29% son de tipo colectivo y el 30% restante lo componen los de la Administración Pública y los llamados seguros de reembolso individuales y colectivos.

Según Fintonic, los españoles pagamos una media de 114 € al mes en el seguro de salud, mientras que el 20 % de la población que tiene contratado este tipo de seguro paga más de 161 € mensuales.

Por comunidades, Navarra y Madrid son de las que más se paga por el seguro de salud con 159 y 127 € respectivamente; mientras que en Asturias y Castilla-la Mancha son de las comunidades autónomas donde menos se paga, con 85 y 87 € mensuales.

¿Quieres saber por qué es una buena idea contratar un seguro de salud, aunque estés como un roble? Desde Fintonic queremos mostrarte algunas razones por las que debes invertir en tu calidad de vida.

El mejor momento para contratar

¿A partir de qué edad es buena idea contratar un seguro? Cuanto antes, mejor, ya que cuanto más joven y sano estés, menor será el precio que pagues por tu seguro de salud. La edad juega en tu contra: entre los 65 y 70 años te resultará francamente difícil convencer a una compañía aseguradora.

Si eres mujer en edad de tener hijos, también lo tendrás un poco más complicado. Las aseguradoras explican que es porque ellas acuden más que los hombres a su seguro, especialmente en todo lo relacionado con el embarazo, la atención al parto, etc. Por eso tampoco es de extrañar que asegurar a un bebé también sea caro por sus gastos pediátricos.

Un seguro privado puede tener una cobertura médica casi universal; lo único que no pueden hacer son trasplantes. En este antiguo post puedes leer más sobre seguros sanitarios, ya sea porqueestás empezando a plantearte contratar uno o porque ya lo tienes y quieres conocer otras alternativas.

Te aconsejamos que tengas un pequeño esquema ‘analítico’ de tu familia: edad, sexo, cuántas personas de la familia incluirás en la póliza, el tipo de cobertura, etc. Es mucho más rentable contratar un seguro ‘en grupo’ que para una sola persona y esta estrategia de ‘agrupación’ también funciona para los pagos: si satisfaces una cuota anual pagarás menos que si aplazas los pagos de mes en mes.

Además, recuerda que las pólizas sanitarias vencen a final de año, el 31 de diciembre, no importa cuándo la contrataste, y normalmente has de avisar con al menos dos meses de antelación para evitar la renovación automática. Por eso el otoño puede ser un buen momento para pensar en cambiar de compañía e inspeccionar un poco el mercado, ya que están intentando retener clientes y captar otros nuevos.

Motivos para asegurarte

A la hora de optar por contratar un seguro médico, los españoles tienen en cuenta la agilidad de la compañía (42%), el trato preferencial que reciben (30%) al acudir directamente al especialista; la comodidad y la sencillez para entender los procedimientos (27%) y también contemplan cuestiones médicas.

El motivo más popular para contratar un seguro de salud tiene que ver con los tiempos de espera, que se reducen respecto a la sanidad pública. En las encuestas que dan forma a este estudio –más de 2.000– se puso de manifiesto que la posibilidad de elegir especialista es una de las razones que llevan a personas que han sufrido alguna patología a decantarse por un tratamiento en concreto, que aporte seguridad.

¿Y qué es lo que nos hace decantarnos por una u otra compañía? Lo que más pesa son las recomendaciones de familiares y amigos (25%), también el precio de las cuotas (19%) y el cuadro médico (10%) que nos propone, con profesionales que consideramos de prestigio.

Por qué y cómo contratar un seguro

Este estudio de AEGON, de septiembre de 2014, explica qué criterios usan los españoles para decidir qué seguro de salud contratan y por qué lo hacen. Por norma general nos acercamos al mundo de los seguros de la mano de amigos y familiares. Un 20% se animan a contratarlos después de tratar con un agente o corredor de seguros y en este ámbito es Internet el medio de información más ‘rezagado’: sólo el 17% de los encuestados se informan a través de la red sobre las posibilidades que hay en este ámbito.

Desde Fintonic queremos contribuir a hacerte la vida mucho más fácil. Por ello, si eres usuario de la aplicación, podrás acceder a nuestra propia selección de aseguradoras donde, sin duda, encontrarás la que mejor se adapte a tus necesidades. Además, con Fintonic estarás tranquilo, ya que la herramienta te avisará antes de que venza tu seguro evitando: uno, quedarte en descubierto con la penalización bancaria que conlleva y, dos, tener margen para comparar entre aseguradoras y estar completamente seguro de que cuentas con la más adecuada para ti y os tuyos.

Este servicio incluye además un asesoramiento completamente personalizado con agentes que, ante cualquier siniestro, darán la cara por ti evitándote incómodas situaciones.

Si lo que te frena a la hora de plantearte un seguro es la cuestión económica, no te olvides de que la aplicación gratuita de Fintonicte ayuda a mejorar tu economía gracias a sus prestaciones tecnológicas como el poder ver todos tus bancos y tarjetas en un mismo lugar, tener los movimientos organizados por categorías –lo que gastas en seguros, supermercado, ropa, gasolina…-, con gráficos y recomendaciones personalizadas y, muy importante, un sistema de alertas de comisiones, recibos duplicados, descubiertos… que evitarán que te lleves sustos a final de mes.

¿Que piensas?