Esta semana en nuestro glosario financiero tratamos el término “Coste de oportunidad”:

Cualquier inversión lleva asociado un coste de oportunidad, que consiste en la rentabilidad que se hubiese obtenido de haber elegido la alternativa con menos riesgo posible. Por ejemplo, el coste de oportunidad de una inversión a un año es equivalente a la rentabilidad que ofrecen las Letras del Tesoro a 12 meses.

¡Recuerda! Cada viernes iremos ampliando tu conocimiento financiero con un nuevo término ¡Comparte los tuyos!

Un abrazo del equipo Fintonic.