Primer trabajo: abandona el nido, y vuela alto

Todos sabemos lo duro que es dar “el paso” hacia la independencia, no porque no queramos darlo (ya que la mayoría lo estamos deseando), sino más bien por lo difícil que está hoy en día el mundo laboral y lo carísimo que es independizarse… Y nos sentimos como en la foto.

Lo primero que debemos hacer es buscar un trabajo, ya que sin trabajo no hay dinero, sin dinero no hay casa, y sin casa no hay independencia… Y muy importante, tener controladíiiisimas vuestras finanzas en esta dura etapa con Fintonic. La herramienta os ayudará a optimizar vuestros recursos y, sobre todo, a que estéis tranquilos y podáis dedicar más tiempo a vuestra búsqueda.

¡No desesperéis!, con esta guía os ayudaremos a conseguir vuestro propósito :)

1. Lo primero es lo primero:

1.1 ¡Espabila! no seas un zombi pesimista.
Lo que siempre debes recordar para no caer en una deprimente rutina, es estar siempre activo. Para ello, es necesario tener un horario normal, nada de acostarse a las 5 de la mañana y levantarse a la hora de comer, hay que aprovechar el día: madruga, date un duchazo y ponte guapo, ya sea para salir a la calle o para empezar a buscar trabajo.
Quedarse en casa viendo la televisión tirado en el sofá, sólo servirá para sentirte mal contigo mismo, infravalorando lo que tienes y lo mucho que vales.

1.2 Conócete a ti mismo. Antes de comenzar a buscar trabajo, hay varios factores que debes tener en cuenta:

Tu formación. En base a esa formación, dependerá la posibilidad de acceso a unos u otros empleos. Si consideras que no estás lo suficientemente formado, informarte sobre cursos que puedan ayudarte a conseguir tu trabajo ideal, ya sean gratuitos como los que proporciona el INEM, o de pago, como Masters o ciclos en escuelas privadas. En la página del Ministerio de Educación aparecen un montón de becas que te pueden ser de gran ayuda.

Tu experiencia. Puede que hayas sido una persona responsable y atrevida, y que te hayas preocupado por formarte desde muy joven, yendo a otros países a aprender inglés, o aprovechando becas universitarias para trabajar mientras estudiabas. Eso es estupendo sí, pero si no lo has hecho no pasa nada, todavía estás a tiempo. Si acabas de terminar la carrera, aprovecha el tiempo que te queda de convalidación de beca, o si deseas ir a un país a aprender o perfeccionar otro idioma, mejor hacerlo ahora que dentro de 10 años. Si os interesa buscar trabajo en el extranjero, hay agencias que os pueden ayudar cómo las que podéis encontrar en Informa Joven o en Trabajo Extranjero , dónde la búsqueda es más sencilla ya que te permite buscar por país, por tipo de trabajo, complementarlo con alojamiento…etc.

Tus metas. Saber qué quieres y qué no quieres hacer es fundamental. Puede que no te importe trabajar de cualquier cosa, lo cual está muy bien, pero si realmente sientes que tienes que trabajar de algo en concreto, intenta hacer todo lo posible por conseguirlo. Tener metas siempre es bueno y motivador.

1.3 Ten tu CV al día y no olvides rellenar todos los apartados que puedan beneficiarte para conseguir ese puesto de trabajo al que aspiras, como por ejemplo “cartas de recomendación”. También es importante no mentir en cosas importantes como idiomas, ya que te puedes arriesgar a que te pillen, y provocar que tu imagen se vea dañada. Esto no significa que debas infravalorarte, tu piensa que estás en una entrevista de trabajo, y tu currículum son las respuestas que darías. Si quieres saber más pautas sobre cómo debes hacerlo, entra en la web de la OCU .

1.4 Nuestro post se basa en la búsqueda de trabajo a través de internet, por eso, debes tener en cuenta los siguientes consejos a la hora de buscar empleo en la red:

No debes obsesionarte, no pases todo el día apuntándote a ofertas de trabajo. Lo mejor es estar unas horas por la mañana, así no te saturas y tus candidaturas llegarán en horario laboral.

No te apuntes a todas las ofertas que veas. Si investigan tu perfil puede restarte credibilidad.

1.5 Tus contactos. No olvides la importancia del networking. Según el Informe Infoempleo-Adecco 2012, un 57% del reclutamiento de las empresas se basa en los contactos, por eso es importante mantener relación con la gente con la que has estudiado, profesores, amigos de tus padres…, ya que siempre pueden echarte un cable a la hora de buscar trabajo.

Recuerda: Los contactos de tus contactos, también pueden ser tus contactos. Es muy importante perder la vergüenza, después de todo, ni el alquiler, ni la luz, ni las cañas las paga la vergüenza, ¡sé valiente!

2. Buscando trabajo

Según el Informe Infoempleo-Adecco 2012, el 80% de los reclutadores de las empresas ya buscan a los profesionales en las redes. Y es que, si lo piensas bien, ¿para qué andar haciendo 100 entrevistas cuando puedes usar la tecnología para filtrar la información y rentabilizar tu tiempo entrevistando a aquellos 5 que más se adecuen a tu oferta de empleo?

¡Vamos al lio! Atento a la información que hemos sacado de la OCU:

2.2 Webs de empleo. Existe un gran número de webs de empleo, por lo que es mejor confiar en aquellas de mayor éxito y calidad. Estas páginas cuentan con un nivel de oferta muy elevado, por lo que su demanda es brutal. Son muy útiles, pero debido a su saturación, no debes perder el tiempo buscando múltiples ofertas, lo mejor es filtrar las que más se ajusten a tu perfil y dedicar como máximo media hora por página:

Infojobs.net: Es la que tiene más movimiento, lo que implica que también sea la más saturada. Ocupa el primer puesto como web de empleo.

Infoempleo.com: Su repertorio de ofertas es menor, pero ocupa el segundo puesto del ranking.

Otras: Laboris.net. , Trabajos.com y Monster.es también son conocidas, aunque su nivel de oferta y su movimientos sea menor.

Lo primero que te piden estas webs es que te inscribas, aportando tus datos personales y muchas veces rellenando un CV online que las mismas páginas establecen.

2.3 Buscadores, etts, consultoras de selección y páginas especializadas:

Buscadores: Los más conocidos son Trovit.es, Opcionempleo.com y Simplyhired.es. Estos buscadores permiten mediante palabras, como el tipo de empleo que buscas y la ciudad en donde lo buscas, encontrar ofertas de trabajo ajustadas a tus intereses. No son las más eficaces, pero está bien tenerlas como opción.

ETTS: Estas empresas de trabajo temporal, ofrecen en sus webs ofertas de trabajos alas que puedes enviar tu currículum. Normalmente ofrecen trabajos temporales y están dirigidos a perfiles de formación baja o media-baja. Las más conocidas con Adecco, Randstad, Manpower, Euleen Flexiplan y Unique. Esta opción de trabajo se recomienda más a los veinteañeros, y suponen el 50% de las contrataciones del sector.

Consultoras de selección: El perfil de sus trabajadores es de 30 años en adelante, con una formación media-superior y que ya tienen experiencia laboral. En ellas puedes encontrar incluso algunos puestos de directivo, aunque por lo general se centra en mandos intermedios. Las más destacadas son: Catenon, Hays, Michael Page, Psicotec, Dopp Consultors, Hudson, Hay Group y Unicolsult. No son las más recomendables para un Primer trabajo, pero no se pierde nada por intentarlo.

Páginas especializadas: Páginas concretas en las que se pueden buscar directamente ofertas de un sector concreto, como por ejemplo: Periodistas.com (ofertas de periodismo); Tecnoempleo.com y TICJob.com (de tecnología e informática); Domestika.org (de diseño y creativo); Michael Page y Experteer (de nivel medio-superior para cargos de ejecutivos).

2.4 Redes sociales. Es importante crear una imagen de marca personal y una buena reputación. Para ello las redes sociales son la mejor forma de exhibir nuestro talento y profesionalidad, ya que nos permiten diferenciarnos y hacernos conocer mediante numerosas herramientas.

La finalidad de hacerse perfiles en estas páginas, es llamar la atención para que la gente te busque, sin tener que buscarles tú a ellos (para ello es necesaria mucha proactividad).

Las más importantes relacionadas con la búsqueda de empleo son:

Linkedin: Es la más efectiva, ya que está dirigida a la búsqueda de empleo , y a la relación entre profesionales de los diferentes sectores. Lo único que debes hacer es abrirte un perfil, y crear un CV online, para poder comunicarte tanto con gente conocida como con desconocidos y que vean tu experiencia profesional. Además cuenta con plataforma de empleo propia. Para que te hagas una idea, es similar a Facebook, pero dedicado al mundo laboral, por lo que exige mayor formalidad.

Wiseri: Es la página de búsqueda de empleo de Twitter. Sus ofertas están más destinadas al mundo de la informática y la tecnología, y tiene menor relevancia que Linkedin.

Twitter: Cuenta con buscadores que facilitan la búsqueda de empresas, clientes y ofertas de trabajo relacionados a un sector como: Socialbro.com, Hootsuite.com o Tweetdeck.es.

Facebook: Cuenta con aplicaciones como Branchout.com que seleccionan los contenidos profesionales, para crear un subportal de empleo.

Otras importantes son: Pinterest y Google +.

3. Piensa en alternativas.

Existen otras alternativas para la búsqueda de trabajo:

Preparar oposiciones: aunque es una alternativa, no es lo más recomendable, debido a que es muy difícil acceder y se pierde mucho tiempo preparándolas, pero esa es una decisión que debes tomar tú.

Aceptar cualquier trabajo: si no te importa trabajar de cualquier cosa, será más fácil encontrar trabajo, ya que encontrar empleo dentro de un sector concreto y con un buen sueldo es más complicado. Si te salen trabajillos esporádicos, como cuidar de los hijos del 3ºC, o repartir flyers de la tienda de un amigo, ¡no desaproveches la oportunidad!, siempre es mejor ganar unos eurillos y moverse, que estar en casa tirado y sin un triste céntimo.

Crea tu propio negocio: muchos soñamos con ser nuestros propios jefes, por lo tanto, no olvides que puedes montar tu propia empresa y ser emprendedor, o incluso trabajar como freelance, que muchas veces sale más rentable (esto lo explicaremos en otro post ;D). Dicho así, de primeras, da miedo, ya que al no haber trabajado nunca, no tendrás más que telarañas en la cuenta… pero tranquilo, si realmente deseas ser autónomo, hay una serie de subvenciones que pueden ayudarte en a levantar tu propio negocio. En Infoautónomos te explica detalladamente cuáles son esas subvenciones y cómo tienes que pedirlas, aunque es importante mirar en la página de tu comunidad autónoma, ya que las subvenciones varían según éstas. Te dejo la página de la Comunidad de Madrid para que véas un ejemplo detallado de lo que es necesario saber si quieres ser empresario.

Ahora ya tienes todas las herramientas necesarias para abandonar el nido y vivir tu propia vida (estaríamos  encantados si compartieseis con nosotros las tuyas ;D) . Ya no tienes excusas, ¡espabila! :)

¿Que piensas?