La declaración de la Renta sobre el ejercicio del 2017 ya ha arrancado. Es momento de ajustar cuentas con el fisco y para ello, se ha establecido un plazo que abarca desde el 5 de abril hasta el 4 de junio. Desde Fintonic, queremos ayudarte a hacer tu declaración informándote de todo lo que necesitas saber, como qué casillas marcar o las deducciones que tienes que tener en cuenta.

No obstante, antes de confirmar el borrador, es importante tener claro qué se puede desgravar y qué no. Además de varios de los consejos para ahorrar que ya os hemos ofrecido, una de las cuestiones que más dudas generan son los préstamos, ya que muchos contribuyentes no saben si los tienen o no que declarar…. En cualquiera de los dos casos, ¡no te preocupes! A continuación, te damos las claves para que sepas el papel que se les da a los préstamos en la declaración de la renta.

El papel de los préstamos en la declaración de la renta

Los préstamos no aumentan el capital, ni son un ingreso en la declaración de la Renta, por tanto, no tenemos obligación de declararlos. Pero a pesar de no tener esta obligación, sí que existen unos supuestos en los que se podría deducir los gastos que se han originado en su concesión, y son:

 Una inversión en vivienda propia

 Una inversión de capital inmobiliario

 Una reforma u obra

Estos motivos, unidos al de reunificar las deudas, son los más frecuentes a la hora de solicitar un préstamo.

Préstamos, una alternativa personalizada

Aunque generalmente solemos saber si nos saldrá positiva o negativa, es decir, que nos tocará pagar o nos saldrá a devolver, a veces nos puede sorprender el resultado y, en el peor de los casos, tendremos que hacer frente a un gasto que no teníamos contemplado.

Ante esta situación imprevista, la Agencia Tributaria permite el fraccionamiento de la deuda en dos cuotas. Este fraccionamiento se aportará de la siguiente manera: en el primer plazo se abonará el 60%, mientras que en el segundo se abonará el 40% restante.

Sin embargo, esta manera de fraccionarlo se queda corta para el contribuyente, sobre todo cuando se trata de cantidades elevadas. Para poder hacer frente a este pago, los ciudadanos suelen recurrir a un préstamo, ya que les permite ajustar los plazos de una manera totalmente personalizada.

Además, de esta situación surgen otras en las que muchas veces se recurre a la solicitud de un préstamos como medio para financiarse. Hay ocasiones en las que la Hacienda se retrasa cuando tiene que devolver dinero, resultado negativo, pese a que las devoluciones se inician 48 horas después de abrirse el plazo y tiene que terminar 6 meses más tarde de esta fecha (salvo casos puntuales). Estas circunstancias, hacen que el contribuyente no sepa cómo asumir determinados gastos y en ocasiones, tenga que recurrir a un préstamo personal. Si te identificas con alguna de estas situaciones, es importante que tengas en cuenta las condiciones del préstamo que puedes adquirir.

En Fintonic buscamos, analizamos y comparamos entre diferentes entidades el préstamo que mejor encaje con tu FinScore. Recuerda que somos 100% independientes y si encuentras algo mejor… ¡nos alegraremos tanto como tú!

Averigua todo lo que podemos ayudarte a la hora de conseguir un préstamo y si te surge alguna duda, llámanos al teléfono 91 436 16 66, ¡estaremos encantados de saludarte!

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂