Ponte en forma después de verano sin gastar nada

Ponte en forma después de verano sin gastar nada

Seguro que te estás acordando ahora mismo de todo lo que has comido de más durante este verano. Esos kilos de más que has cogido sin quererlo ni beberlo por aquello de “no voy a preocuparme, que estoy de vacaciones”. Pero se acaba el verano, como todos los años, y al final te preocupas.

Según explica la  doctora María Ballesteros, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) en este artículo del diario ABC, en verano engordamos una media de entre 2 a 5 kilos. Todo el esfuerzo de la “operación bikini” para lucir palmito en la playa o en la piscina se va al traste cuando se acaba el periodo estival.

Y sí, es cierto que comprobaste con tu app de Fintonic que tenías dinero para poder irte de vacaciones, cuidaste todo el año tu alimentación y practicaste deporte tres días a la semana. Te escapaste y, ¿qué ha pasado en vacaciones? El problema radica en que creemos que todo vale. Que nos merecemos ese descanso y comer a gusto después de meses cuidándonos. Y sí, nos los merecemos y podemos flexibilizar nuestros hábitos, pero sin descuidar la salud.

Lo primero que has de tener en cuenta es que esos kilos se ganan de forma más sencilla de lo que se pierden. La doctora María Ballesteros, explica a Europa Press que “las ganancias de peso rápidas son muy perjudiciales para el organismo desde el punto de vista metabólico. Cuando uno gana muy deprisa lo que gana es sólo grasa”. Además, no debes centrarte en perder el peso ganado muy rápidamente. Si lo haces así, pierdes masa corporal pero no grasa.

Lo que sí es importante que no olvides, en el caso de que tengas alguna enfermedad, como la diabetes o tienes colesterol alto, que en tus merecidas vacaciones, no puedes descuidar los hábitos alimenticios. Debes seguir con una alimentación adaptada a tus necesidades. Esto es realmente importante.

Ponte en forma después de verano sin gastar nada

Por qué engordamos en vacaciones

Durante el verano, cuando estás de vacaciones, dejas de llevar una rutina de hábitos saludables, te mueves mucho menos, sales constantemente a comer y beber en restaurantes y bares, etc. Estos son algunos de los motivos que nos llevan a ganar esos kilitos de más.

 Si haces ejercicio durante todo el año, en las vacaciones esto se suele dejar más de lado. Más aún si vas a algún sitio con la familia o los amigos y pasas todo el tiempo con ellos sin dedicar un solo momento a ejercitarte. Esto lo sufre el cuerpo, así que no te olvides de ello.

 Bebes más alcohol. Esto es así. Si te vas de vacaciones, te tomas algo en el chiringuito o sales de fiesta y vas a beber. El alcohol, además de ser perjudicial cuando se toma en exceso, es un gran aportador de calorías vacías y grasas.

 Los hábitos alimenticios cambian. Como ya he mencionado, en este tiempo te descuidas mucho más y te agarras al “todo vale”, comiendo a deshoras, y alimentos más salados y grasos. Procura consumir más ensaladas fresquitas y menos helados.

 Te vuelves más sedentario. No solo disminuyes tu actividad física, sino que, además, el calor hace que estés más apagado durante el día, y las comidas son más copiosas y claro, te pesan más.

Para evitarlo siempre hay que procurar hacer deporte también en verano, seguir moviéndote y, aunque cometas más excesos a la hora de comer, procura compensarlo con el deporte y si, por ejemplo, has comido mucho, cena ligero.

Ahora ya no puedes cambiar lo que hiciste o dejaste de hacer, sin embargo, lo único importante ahora es deshacerte de esos kilos de más que has cogido durante el verano sin gastarte mucho dinero,  que ya te lo has gastado en tus vacaciones ¡Pues aquí está Fintonic para ayudarte! Recuperar tu forma y peso en poco tiempo y sin gastar dinero es posible, ¿cómo? Ahí van algunos consejos…

Consejos alimenticios para perder peso después del verano

Para perder peso tras el verano lo primero que tienes que hacer  es cuidar tu alimentación.  Estos son algunos de los consejos alimenticios que te pueden ser de gran ayuda para eliminar esos michelines y cartucheras. Todo es muy económico y lo podemos encontrar en el mercado más cercano.

 Lo primero de todo es el desayuno. Esta comida es la más importante del día, y aquí es donde debes tomar hidratos, los que te darán mucha energía para enfrentarte al día y poder practicar deporte. Unas tostadas de pan integral con mermelada sin azúcar o una cucharadita de aceite de oliva son el componente perfecto para empezar la jornada.

Ponte en forma después de verano sin gastar nada

 Hay que hidratar el cuerpo. Esto es fundamental para empezar a perder el peso que has ganado en las vacaciones. En verano bebes más refrescos de lo recomendable para superar el calor. Estas bebidas azucaradas van directas a formar parte de tu grasa corporal. Hay que eliminarlos y empezar a reemplazarlos por agua. También puedes añadirle limón natural exprimido.

 Los llamados  batidos verdes (hechos con agua y verduras naturales) también son muy aconsejables. Estas mezclas contienen mucha fibra y ayudan a bajar de peso de forma rápida y natural. El té verde también entra en este grupo. Los puedes tomar siempre después de las comidas o en las meriendas, para drenar y limpiar tu organismo, pero nunca como sustitutivo de una comida.

 Cuando vas a trabajar lo mejor es que lleves comidas saludables. Piezas de fruta, frutos secos o barritas sin azúcar te ayudarán a pasar la jornada laboral sin excesos.

Ponte en forma sin gastar en el gimnasio

Otra de las cosas que tienes que empezar a hacer desde ¡ya! es empezar a practicar deporte de manera regular. Si en tu app de Fintonic compruebas que tienes un presupuesto mensual que te permite ir a un gimnasio, apúntate. Hay muchas cadenas low cost y seguro que cerca de tu casa encuentras uno. La elíptica, el spinning o, si tienen clases colectivas,  zumba o boxeo son las actividades con las que más rápido se pierde grasa. Tonifica y muscula un poco con las máquinas para fortalecer los músculos y evitar la flacidez.

Pero si prefieres guardar ese dinero para otras cosas, hay muchas formas de hacer deporte sin gastar un solo euro. Estos son algunos de los consejos de Fintonic.

 Sal al parque a correr.

 Utiliza las máquinas disponibles en algunos parques públicos.

 Descargarte vídeos de YouTube de entrenadores personales o youtubers que cuelgan sus propios ejercicios para realizarlos tú mism@.

 Salta a la cuerda durante media hora.

 Sube las escaleras de tu casa 4 ó 5 veces al día.

 Baila en tu casa.

 Realiza todos los días la regla propuesta por Men´s Health de “los malditos 30”.

 Realiza abdominales y flexiones en casa.

Ponte en forma después de verano sin gastar nada

Como ves, puedes ponerte en forma y recuperarte de los excesos del verano de forma gratuita. Sigue estos consejos y empieza con tu rutina saludable, y, eso sí, el año que viene, procura cuidarte más mientras Fintonic cuida de tus cuentas. ; )

¿Que piensas?