Planes veraniegos para tus hijos que no dejan tu cartera a la intemperie

campamentos

Se acerca el verano. Tus hijos tienen más de dos meses de vacaciones por delante y lo que para ellos es una alegría para ti supone un problemón. Tengo que trabajar, ¿qué hago con ellos?, ¿con quién les dejo? Y es que los trabajadores españoles no disponen de tantos días libres, por lo que deben dejar a los niños con los abuelos, buscar un cuidador durante los días en los que sigas trabajando, etc. Una opción a valorar es que vayan a un campamento de verano que cuesta entre 200 euros en el caso de tener una semana de duración, hasta los 600 euros de media la quincena.

Un campamento de verano es una alternativa idónea para los niños y adolescentes. Durante una semana o 15 días, tus hijos estarán rodeados de otros niñ@s de su edad, de naturaleza y realizando actividades saludables, evitando las consolas, la televisión, etc.

Beneficios de un campamento de verano

Los niños de hoy día están rodeados de tecnología, de facilidades y comodidades de todo tipo. En un campamento tienen que compartir materiales, jugar al aire libre, comer lo que les pongan. A continuación, Fintonic ha elaborado una lista resumiendo las ventajas que tiene un campamento para los niños y adolescentes. ¡A ver si te convencen!

 Valoran más lo que tienen en casa: un baño para ellos, la comida de mamá, la cama, la ropa lavada y planchada, etc.

 Prueban más cosas y comen mejor. Al no tener alternativa se ven obligados a comer lo que les ponen. Por un lado, valorarán más la comida de casa y por otro, empezarán a comer mucha más variedad.

 Conocerán el valor de compartir. Tendrán que compartir con sus compañeros el material de los talleres y juegos, de manera que aprenderán a colaborar con otras personas, ya que no todo es para ellos.

 Aprenderán el valor del compañerismo. Un campamento evita diferencias entre niños, y fomenta el diálogo y los juegos unos con otros, para que todos se hagan amigos, y no haya discriminaciones.

 Estarán en contacto con la naturaleza. Dejarán a un lado las consolas, la televisión y estar tirados en el sofá. En un campamento de verano practicarán deporte al aire libre, aprenderán a fabricar útiles con sus manos, respirarán aire puro, etc.

 Se hacen más independientes. En un campamento se fomenta el que cada uno sea autosuficiente. Aunque hay monitores de sobra para ayudarles en caso de que lo necesiten, en líneas generales, deben hacerse ellos mismos la cama, lavarse los dientes, fregar sus útiles de comida, etc. por lo que serán más autónomos cuando vuelvan.

Sin duda, un campamento es una opción muy buena para los niños de hoy en día, que les hará crecer como personas y a ti te liberará durante esos días.

hijos-verano-1

Campamentos para todos los gustos

¿Preparado para decantarte por uno? en la web buscocampamentos verás los diferentes destinos y estilos de campamento, así como los precios, para que puedas escoger. Hay campamentos para todos los gustos. Desde rurales, en los que se está en contacto con animales, o deportivos, en los que priman las actividades deportivas y dinámicas, o de idiomas, en los que se imparten unas horas de clases de inglés u otro idioma, cada día. Pero antes de todo, lo más recomendable es que te establezcas un presupuesto en un par de clicks con la app de Fintonic y poder elegir entre todos el que mejor se adapte a tu presupuesto, o lo que buscas para tu hijo. Por poco más de 300 euros, puedes enviar a tu hijo a un campamento a la sierra de Madrid donde realizar actividades al aire libre, talleres, deporte, actividades de multiaventura, etc. con todo incluido.

Si echas un vistazo a las ventajas te darás cuenta de que al final te sale más barato que cualquier otra opción, porque no solo tienes a tu hijo cuidado y atendido mientras tú trabajas, sino que aprenderá un montón de cosas. No solo será una solución para no dejarle sol@, sino que será un proceso de maduración y adquisición de valores.

También debes asegurarte de que es un campamento con las medidas de seguridad oportunas y los monitores cualificados, tal y como recomiendan en madreshoy. Los objetivos o la metodología del campamento también son importantes para que decidas qué quieres que valoren tus hijos, así como los menús que les vayan a dar en el caso de que tu hijo tenga alguna alergia o intolerancia.

Como ves, un campamento de verano tiene muchos puntos a favor, y no es un plan caro para tus hijos. Y si, por ejemplo, lo comparas con el dinero que te costaría una persona que les cuide durante las horas en las que trabajas, te saldrá mucho más caro y no será tan beneficioso para tu hij@. En Fintonic te invitamos a que lo evalúes detenidamente y lo tengas en cuenta como opción para estas vacaciones.

hijos-verano-2

¿Que piensas?