¡Operación Trikini para tu cuerpo y TU BOLSILLO!

training womanSi te has percatado ya de que en el kiosco de la esquina todas las portadas muestran a señoritas en bikini y hombretones sin camiseta, es hora de que te hagas a la idea de que el verano está a punto de empezar.

En Fintonic vamos a ayudarte, y es por ello que para la elaboración de este artículo hemos querido contar con ayuda experta: la de Mar Álvarez (podéis seguirla en @mar_rugby_rugby)

Mar es Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con un Master en Alto Rendimiento Deportivo, Comité Olimpico, y otro en Coaching Deportivo, Mar Álvarez es preparadora física de la Selección Española de Rugby, entrenadora Personal en www.marcando.net, y entrenadora de Rugby.

Según el último Eurobarómetro sobre educación física y deporte, publicado hace menos de un mes, más de la mitad de los españoles (un 54%) no hace deporte jamás o lo practica muy rara vez.

En la otra cara de la moneda están aquellos que sí hacen deporte con cierta regularidad: suponen el 31% de la población, un porcentaje que ha aumentado cuatro puntos desde 2009. Sin embargo, no podemos dejarles solos: hay que conseguir adelantar a los países nórdicos, que en esto del deporte nos superan con creces.

Por sexos, a ellas les cuesta más ponerse el chándal. Las mujeres que nunca hacen deporte superan a los hombres con un 57% versus un 50%. Quienes menos deporte hacen son los hombres mayores de 55 años (un 70%), seguidos de los adultos entre 40 y 45 años, con un 58%. Entre las mujeres sucede lo mismo, pero con menores porcentajes: un 65% y un 56% en las mismas franjas de edad optan por el sillón y no por el gimnasio.

Quizá uno de tus propósitos de Año Nuevo fue cuidarte más y ponerte en forma y has estado posponiéndolo hasta ahora. ¡Ya no hay más excusas, y desde Fintonic vamos a ayudarte!

‘Money’, ‘money’

Aunque si creías que estar en forma sólo depende de tu fuerza de voluntad, lo sentimos. También es cuestión de dinero. Según el Anuario de Estadística Deportiva que ha publicado recientemente el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el gasto medio de cada español en bienes y servicios que tienen que ver con el deporte es de 96 euros al año.

Si buscamos la cifra correspondiente a cada hogar/familia, la media sube a 254 euros anuales. En la tabla destacan Navarra, donde esta cifra es de 156,8 euros; la Comunidad de Madrid, con 127,4 euros, y País Vasco con 122,4 euros. En el vagón de cola está Galicia, con un gasto medio de 58,3 euros al año por persona.

¿Hay que arruinarse para estar en forma? En Fintonic sabemos que no.
Simplemente hay que tomarse tiempo para decidir cómo acometemos nuestro reto de salud y elegir cómo invertimos en él. Puedes escoger una categoría en tus presupuestos para consignar todo lo que gastes en esa en esa ‘puesta a punto’ y ver cuánto da de sí el resultado según pasen los meses.

Hay deportes más ‘baratos’ que otros. El más asequible es salir a correr, llamémoslo footing, running o como queramos. Los deportes que unen equipos y balones, como el fútbol o el baloncesto, tampoco suponen un gran desembolso a no ser que nos vayamos a un estadio a pagar 60 euros por ver cómo juegan otros.

¿Cuáles son los deportes más ‘caros’? El polo y la equitación, el pentatlón -une el tiro con pistola, esgrima, natación, salto ecuestre y carrera a campo traviesa-, la vela o el paracaidismo son de los más costosos. ¿Tiene algo que ver tu profesión con la cantidad de deporte que haces? El Eurobarómetro dice que sí.

Entre quienes nunca o casi nunca hacen deporte destacan los jubilados (66%), seguidos de las personas que se dedican al sector servicios (60%), quienes se dedican a oficios manuales (58%) y los autónomos (51%).

Los parados que no piensan en el deporte alcanzan el 55%, sin importar la edad. Llama la atención que un 24% de los directivos españoles no practican ningún tipo de ejercicio, ¡con lo bien que funciona el deporte contra el estrés! Un jefe desestresado es el mejor regalo para una empresa.

Empezar a entrenar

Por fin has dado el paso y vas a empezar a entrenar. Antes de nada, y si te estás planteando si hacerlo por tu cuenta o vas a necesitar ayuda, tu decisión debe depender de tu experiencia previa, del estado de salud, del tiempo y dinero del que dispongas y de la prisa que tengas en obtener resultados

1. Correr
Para empezar a correr no necesitas mucha inversión, salvo unas buenas zapatillas que eviten que la repetición de microimpactos afecten a tus rodillas-cadera-espalda. Debes empezar de forma progresiva e ir aumentando los minutos (volumen) y la calidad de los mismos (intensidad). Para motivarte puedes ponerte metas, personales o inscribirte en alguna carrera popular. Las hay muy divertidas y el ambiente es increíble.
Si todavía tienes dudas, échale un vistazo a este blog: De vago a runner. Su sección de running para novatos puede darte el empujón que necesitas para entrar a formar parte de esa tribu urbana de corredores

2. Gimnasio municipal
En la mayoría de las ciudades existen instalaciones municipales que ofrecen servicios de gimnasio, natación, clases colectivas e incluso spa, además de instalaciones específicas para cada deporte o actividad (tenis, padel, boxeo, etc).
En Madrid, por ejemplo, existe una tarjeta de Deporte Municipal, con la que puedes acceder a la mayoría de las instalaciones municipales. Esta es una opción con muy buen precio si las instalaciones de tu barrio satisfacen lo que buscas.

3. Gimnasio tradicional
A todo el mundo le ha pasado pagar una matrícula de oferta de un gimnasio y no ir casi nunca. Lo primero que tienes que saber antes de elegir un gimnasio es cuántos días vas a ir realmente y dividirlo por el precio de la mensualidad. Cuando finalmente te decidas por un gimnasio, respeta los días que has marcado (2-3-4 por semana), si no, estarás perdiendo dinero.
Existen infinidad de apps para tablet y smartphone que pueden ayudarte a monitorizar tu actividad física. Como por ejemplo GymForLess, que permiten comprar un pase para gimnasio para un día. Son muy útiles si estás fuera de tu ciudad o si tu trabajo te hace moverte de un sitio a otro. También puedes usarla para conocer varios gimnasio y finalmente quedarte en el que más te guste.
Como curiosidad, existe un aplicación llamada GymPact en la que puedes marcar un objetivo semanal de sesiones en tu gimnasio. Si no cumples ese calendario, el sistema te retira una pequeña cantidad de efectivo, pero si alcanzas el compromiso, te ‘paga’ por cumplir tu promesa.

4. Entrenador personal
Puede que te de pereza ir al gimnasio o salir a correr, pero si lo habías planificado, el entrenador llama a tu puerta y ya no hay vuelta atrás. Pero esa no es la única ventaja de un entrenador personal. Como su nombre indica, el trabajo es más individualizado, teniendo en cuenta tus objetivos, tus gustos y en la mayoría de los casos el entrenador suele ir a tu casa, de modo que no pierdes tiempo en desplazamientos.
Aunque suele ser más cara que las opciones anteriores, es realmente la más eficiente porque se adapta a tus horarios, gustos y situación personal. Para elegir un entrenador personal debes conocer su formación. Lo ideal es que sea licenciado/a en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y que tenga cierta experiencia en este tipo de entrenamiento.

5.Entrenamientos específicos
Mar nos habla también de la opción de los «entrenamientos específicos» para necesidades concretas, o combinarlos con el running o con otra actividad aeróbica como nadar o pedalear. Los precios de estas actividades son variables dependiendo de la zona y de la actividad:

– Pilates : El trabajo de pilates, sobre todo en máquinas, está muy recomendado si tienes lesiones crónicas de espalda, ya que incide en una mejora de la actitud postural y refuerza la musculatura del centro del cuerpo.

– Yoga: El yoga, como el pilates, también mejora la postura y además fortalece y flexibiliza casi todo el cuerpo. A menudo, creemos que no podemos hacer yoga porque no somos muy ágiles, pero esa debería ser la principal razón para hacerlo. Casi todo el mundo puede disfrutar del yoga, ya que llegas hasta dónde puedes llegar y ese límite está un poco más lejos cada día.

– Crossfit: El crossfit está de moda en España, aunque en Estado Unidos ya llevan muchos años practicándolo. Es un entrenamiento que combina movimientos funcionales con movimientos de halterofilia y con carrera. Cada día hay una propuesta de entrenamiento diferente, el WOD (Work Of Day), eso lo hace muy variado aunque, a menudo, eso implica no respetar las circunstancias personales de cada deportista, así que «ojo» con las lesiones. Lo que más suele gustar del crossfit, nos cuenta Mar, es que es muy motivante y al final los que lo practican suelen engancharse a otras actividades deportivas y se convierten en personas muy activas

Electroestimulación : Esto se ha puesto muy muy de moda este año. Es un entrenamiento dentro de un traje que está conectado a unos electrodos que estimulan artificialmente los músculos. La publicidad dice que con 20 minutos es como si entrenaras 4 horas. Según Mar Álvarez, tal y como pasó con la moda de las plataformas vibratorias, algo que busca ser un «atajo» es difícil que sirva para crear el hábito de entrenar, que es lo que realmente debemos buscar.

– Deportes: Se suele llamar deporte a las actividades que implican competición. Puedes realizar deportes de equipo: fútbol, baloncesto, rugby, etc, deportes de raqueta, carreras, golf, etc. A menudo pensamos que es tarde para empezar actividades de este tipo, pero hacerlo de forma amateur te permite aprender relajadamente. Es importante, si vas a empezar a hacer este tipo de deporte de competición, que hagas una preparación física adecuada, que no solo te haga mejorar, sino que compense los hábitos deportivos.

¿Te has concienciado ya de que no puede pasar un día más sin estar en forma? Desde Fintonic te mandamos fuerza mental y ánimo para dejar atrás las horas perdidas tirado en el sillón. Te prometemos que nosotros no sólo vamos a poner en forma tus finanzas con también queremos ser tu ejemplo de mens sana in corpore sano.

¿Que piensas?