A lo largo de la historia siempre han existido mujeres que intentaron llevar sus ideas un paso más allá que lo que la sociedad y la cultura del momento las dejaba. Mujeres que lucharon por hacerse un hueco dentro del mundo empresarial y decidieron abrir sus propios negocios y ser emprendedoras pese a que las condiciones y la época jugasen en su contra.

En la actualidad, las mujeres todavía se enfrentan al ya conocido como “techo de cristal”, es decir, la limitación que existe para que las mujeres accedan a puestos de alta dirección. No obstante, cada vez son más las que deciden romper este techo y convertirse en emprendedoras.

Según el Informe Especial Global Entrepreneuship Monitor (GEM) el número de mujeres emprendedoras ha aumentado un 10%, disminuyendo la brecha con respecto a los hombres un 5%. En España, la reducción de esta brecha es todavía mayor, alcanzando un 6,5%. Por otra parte, la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) femenina en España está por debajo de la media europea (4,7% frente al 6,3%), aunque sorprendentemente por encima de otras como la francesa y la italiana, que no superan el 3,5%.

 

Las emprendedoras que hicieron historia

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y para impulsar a todas las que estáis pensando en empezar un negocio desde cero, desde Fintonic hemos querido hacer un pequeño homenaje a todas esas mujeres que tuvieron el valor y la determinación de ser emprendedoras. Y por eso os traemos la lista definitiva de estas mujeres que a día de hoy nos siguen sirviendo de inspiración.

 Marie Curie: Nos costaría mucho empezar esta lista sin nombrar a una de las más grandes. Mujer pionera en el campo científico que se convirtió en la primera mujer en ganar no sólo uno, sino dos premios Nobel por sus avances en los campos de la Física y la Química, además de ser la primera mujer catedrática de la Universidad de París. De joven tuvo que abandonar su país dado que en Polonia las mujeres no tenían permitido acudir a la universidad. Compartió el Nobel de Física junto a su marido por el descubrimiento de dos nuevos elementos: el polonio y el radio. No obstante, fue una de las primeras mujeres que pasó a la historia sin ser “la mujer de”, sino por sus propios hallazgos.

Marie Curie emprendedora

 Madame CJ Walker: pasó a la historia por ser la primera mujer afroamericana millonaria a base de su propio negocio. Siendo hija de esclavos estadounidenses y en una época en la que la segregación era el pan de cada día, comenzó siendo recolectora de algodón y con 14 años inició una línea de cosméticos y productos específicos para mujeres afroamericanas. Con menos de 2 dólares comenzó con un negocio que terminó por convertirse millonario, una prueba más de que no siempre se necesita una gran cantidad de capital para empezar un negocio, sino una buena idea.

 Estée Lauder: Hija de inmigrantes, esta empresaria americana lanzó un negocio de cremas desarrolladas por uno de sus tíos que era químico. Comenzó con la venta en hoteles y clubs de sociedad además de regalar muestras gratis en un mostrador en 5th Avenue. En 2004 la empresaria fue oficialmente nombrada como multimillonaria y a día de hoy es una de las marcas más prestigiosas dentro del mundo de los perfumes y la cosmetología.

 Mary Kay Ash: Si hablamos de cosmetología, no podemos dejar fuera del tintero a Mary Kay Ash, la creadora de Mary Kay Cosmetics, principal rival de Avon. Ash decidió crear su negocio cuando la empresa en la que trabajaba se negó a darle un ascenso sólo por ser mujer. Con sus ahorros y la ayuda de su hijo, Mary Kay comenzó su firma que cuenta a día de hoy con más de 2 millones de representantes de belleza.

 Margaret Thatcher: La mujer más relevante y polémica dentro del ámbito político europeo. Margaret Thatcher no comenzó un negocio desde cero, pero sí que se convirtió en la primera mujer ministra británica. Conocida de sobra por su carácter y firmeza en los asuntos estatales, se convirtió en un claro ejemplo de emprendimiento dentro del mundo de la política, sobre todo tras estar al mando y mostrarse como la única líder dentro de su gabinete de ministros. Todo ello le valió el sobrenombre de la “Dama de Hierro”.

Lupina Iturriaga Fintonic día mujer

Las emprendedoras que están haciendo historia

Pero para mirar mujeres emprendedoras de la historia no hace falta que nos vayamos al pasado. Muchas de ellas hacen historia a día de hoy a través de sus negocios e iniciativas que fomentan la rotura del mencionado con anterioridad “techo de cristal”. 

 Gloria Molins: esta barcelonesa fundó hace cuatro años la startup Trip4Real, basada en la planificación colaborativa de viajes. La idea surgió de ofrecer al usuario algo más que el simple paquete vacacional que ofrecían las compañías de viajes. El proyecto gustó tanto que uno de los gigantes de Silicon Valley, el ya conocido Airbnb, decidió realizar su primera compra en España con esta startup.

 Cristina Aristoy: un ejemplo de emprendedora española que ha sabido encontrar el verdadero negocio rentable. Fundó en 2013 Singularu junto a Paco Tormo, con una idea muy parecida a la de la estadounidense Etsy, es decir, la de conectar artesanos con clientes para comercializar muebles y joyas personalizadas. Sin embargo, al poco de crear su negocio, ambos se dieron cuenta de que el negocio estaba en la venta de joyas personalizadas. Con el tiempo vieron que habían acertado, sus joyas han sido lucidas por actrices y modelos como Blanca Suárez o Sara Carbonero.

 Caterina Fake: la definición de emprendedora americana hecha persona. Más conocida por ser la creadora de Flickr y Hunch, es a día de hoy uno de los mejores ejemplos de emprendedora de la era digital. Fake decidió invertir su tiempo y dinero en el mundo de la tecnología, al ver que un terreno inexplorado del que se podía sacar mucho jugo. Fake vive todavía pendiente de la ola tecnológica y empresarial y sigue tomando un papel activo en este ámbito. Ha invertido en miles de sitios emprendedores como Etsy o Daily Booth y es desde 2008 miembro de la junta directiva de Creative Commons.

 Lupina Iturriaga: Una emprendedora que ha sabido combinar su pasión por las finanzas con las ganas de emprender un nuevo negocio. Creó Fintonic a finales de 2012 junto a Sergio Chalbaud frente a su frustración a la hora de gestionar sus cuentas. En un momento en el que casi nadie sabía lo que era una Fintech, Lupina decidió apostar por este sector para crear una aplicación que organizase tus cuentas y te ayudase ahorrar mes a mes, es decir, una aplicación que estuviese del lado de los usuarios en vez de la de los bancos. A día de hoy la app cuenta ya con más de 450.000 usuarios y consiguió cerrar en 2017 una ronda millonaria de 25 millones ahorrando 13 millones de euros a sus usuarios.

¿Conocías a todas estas mujeres y lo que han supuesto para la historia? ¿Conoces a alguna más? ¡A qué esperas! Cuéntanoslo en los comentarios, puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂