¿Mujer emprendedora? Descubre cómo potenciar tu negocio

bwamSi alguien quiere saber qué empresas tienen mayor poder en España, no tiene más que echarle un vistazo a la ‘alineación’ del IBEX 35. Si repasamos cada uno de los consejos de administración de este grupo (en total, 433), sólo encontraremos a tres mujeres: Dolores Dancausa (Bankinter), Ana Patricia Botín (Banco Santander) y Vanisha Mittal (Arcelor Mitta).

 

 

Esta realidad ¿es una anécdota estadística o algo en lo que merece la pena profundizar? Lo que pasa en el IBEX es un reflejo más de lo complejo que puede resultar para una mujer medrar en el mundo empresarial, aún más si estamos hablando de emprender.

Cada vez hay mayores estándares de igualdad de oportunidades en el mundo de los negocios, pero el hecho de ser mujer sigue teniendo una repercusión estadísticamente significativa –y negativa– en los números que mueven la realidad empresarial, dentro y fuera de España.

En Fintonic queremos dibujar el paisaje que se abre ante una mujer emprendedora. No son todo malas noticias: ellas cada vez son más y mejores empresarias, pero queda mucho camino por recorrer.

Creando empresas

En Womenalia, una red social que une a más de 250.000 mujeres profesionales, reúnen consejos interesantes sobre el emprendimiento en femenino, desde ayudas y becas a pequeñas guías. En este reportaje analizan a través de varias tertulias en vídeo qué barreras se encuentran las mujeres para lanzarse a crear su propio negocio: las ocho mujeres a las que entrevistan destacan la ausencia de referentes en los que verse reflejadas y la dificultad para conciliar vida laboral y familiar.

De acuerdo con esta infografía sobre este ámbito, elaborada por Spain Startup y el IE Business School, el porcentaje de hombres al frente a pequeñas empresas es de un 77% y el de mujeres es un 23%.

Los investigadores señalan que este bajo porcentaje contrasta con el aumento de mujeres que se han hecho autónomas en los últimos años. Los datos, aseguran, apuntan a un aumento sostenido del índice ‘femenino’ de creación de start-ups en años venideros.

El sector que concentra la mayor parte de la presencia femenina es el de las franquicias. Por el contrario, el mundo 2.0 es el sector menos protagonizado por las mujeres, según indican en el site, Ellas².

Dentro de las franquicias, los sectores que más interesan a las mujeres, según los datos de la consultora, tiene que ver con la compra-venta y los servicios:

– Alimentación (13,6%)

– Moda femenina (10,8%)

– Joyería y bisutería (8,9%)

– Panaderías y pastelerías (7,9%)

– Moda infantil (7,5%).

En el otro lado de la moneda, las franquicias menos demandadas por mujeres tienen que ver con el automóvil, el reciclaje y la venta y arreglo de consumibles.

El techo de cristal

En este estudio de la dirección general de Economía Social y Emprendedores de la Junta de Andalucía –una de las regiones en las que se dan más dificultades, según los investigadores–se recogen las barreras más habituales para las ‘mujeres de negocios’.

La segregación es el gran enemigo para las emprendedoras. Es una realidad que se da en horizontal, con la concentración de mujeres en determinados sectores de actividad, y también en vertical, lo que tiene que ver con la resistencia que encuentran las mujeres a la hora de acceder a puestos más cualificados y mejor remunerados.

De acuerdo con el mencionado estudio, la mayoría de mujeres españolas están empleadas en tres grandes áreas de actividad:

– Empleos públicos, ocupados en su mayoría por mujeres con altos niveles educativos.

– Actividades administrativas

– Sector servicios: comercio, hostelería, asistentes personales, servicios a empresas, etc

En el último Foro Económico de Davos hubo una ponencia dedicada a la presencia de las mujeres en cargos de decisión empresariales y éstas fueran algunas de las cifras más destacadas a nivel mundial:

– Las mujeres ocupan el 32% de los puestos directivos

– Sólo uno de cada diez componentes de los consejos de administración de las empresas es una mujer

– Ellas ocupan la presidencia del 3% de las empresas más importantes de la Unión Europea y de las 500 compañías más influyentes en el mundo

– El 15% de ministros y parlamentarios del mundo son mujeres

La barrera más importante para una mujer trabajadora es el llamado techo de cristal: les impide avanzar en su desarrollo profesional al tener que elegir entre trabajo y vida familiar y social.

El ‘encontronazo’ con este muro suele coincidir precisamente en la edad media a la que mayoría de las carreras tienen posibilidad de crecer. Como muestra, este dato: el 54% de las mujeres europeas en puestos de dirección no tienen hijos frente al 29% de los hombres en el mismo cargo.

Las claves para mejorar tus beneficios

Ser empresario –hombre o mujer- siempre es un reto lleno de altibajos, victorias y fracasos. Desde  Fintonic vamos a darte algunos consejos para potenciar los beneficios de tu empresa:

1) Lo primero es controlar cuánto inviertes en tu negocio. El 86% de las emprendedoras empiezan invirtiendo menos de 60.000 euros; de hecho, el 67,8% no rebasan los 20.000 euros, apostando por el negocio de bajo coste. Tras esta inversión, es probable que tengas que invertir ciertas cantidades periódicamente para recursos, comunicación, etc. Por ello, debes saber al dedillo cuánto vas invirtiendo y tu porcentaje de beneficios. Para ello, Fintonic será tu pequeño milagro financiero. En esta herramienta online podrás monitorizar tus cuentas al día y optimizar así tus márgenes al máximo.

2)  Gestiona bien tu número de clientes. Ya sabes lo que quieres ganar. ¿Qué precio deberán tener tus servicios y cuánta gente deberá contratarlos para que se cumpla tu meta? Sé razonable y, ¡manos a la obra para captar clientes! ;)

3) Estima tus gastos y beneficios. Una de las herramientas más útiles para diagnosticar el estado de tu empresa es hacer balance y planificar una evolución óptima. Para esto, en la herramienta online que comentábamos, puedes utilizar el filtro por fechas y analizar cada partida de gasto. Así conseguirás presupuestar la cantidad exacta para cada uno de ellos y, de la misma manera, generar medias de beneficio en función del mes.

4) Aprende a decir en voz alta lo que quieres y lo que no. ¿No te sientes a gusto hablando de dinero? Esa actitud tiene que cambiar. Las mujeres toman el 87% de las decisiones de compra, así que aunque no hablen de dinero, está claro que son quienes realmente lo manejan como consumidoras. Por eso, sé firme a la hora de fijar tus precios y tus objetivos.

5)  Juega, ensaya, practica. Los juegos de rol pueden ayudarte a hablar de grandes cifras, de beneficios y de pérdidas sin tapujos. Si tienes que negociar una tarifa al alza, ensáyalo con alguien de tu confianza y haz ‘simulacros’ con números mucho más altos para que luego el ‘real’ te salga de forma natural.

Recuerda que cada día decenas de negocios abren sus puertas en España, a pesar de la crisis, y que el hecho de que seas de Venus o de Marte no tiene por qué influir en tu éxito empresarial. Y si tienes dudas, no tienes más que ‘volcar’ tus números en la aplicación  Fintonic, nosotros nos desviviremos por hacer que tus cuentas cuadren.

¿Que piensas?