Monedas digitales: La pizza de 22 millones de dólares

Tiempo estimado: 3 minutosMonedas digitales: La pizza de 22 millones de dólares

Hace 7 años Laszlo Hanyecz realizó la primera transacción del bitcoins en el mundo. Compró dos pizzas por 10.000 BTC, lo que equivaldría a unos 30 euros. Hoy día el valor de esos bitcoins equivale a 22 millones de dólares. Desde entonces, este sistema de pago con monedas digitales se ha ido extendiendo entre las principales compañías y ya está totalmente afianzado en el mercado.

Los bitcoins son monedas digitales. Se utiliza como una moneda real para adquirir bienes o servicios. Esta cripto – moneda es eficaz, pero sobre todo es segura y facilita los intercambios online. Actualmente, el bitcoin es la moneda electrónica que más se utiliza en todo el mundo.

Características del bitcoin

 Es una moneda digital, por lo que cuenta con un sistema de seguridad único, para que no haya problemas. Además, al ser digital, su valor es el mismo para todos, por lo que fomenta los negocios entre empresas de países diferentes en los que no haya la misma moneda.

 Es un tipo de moneda descentralizada. Esto significa que los gobiernos no la controlan, ni establecer ningún tipo de normativa.

 Las transacciones se realizan de forma directa, sin intermediarios de ningún tipo, por lo que son muy eficientes.

 El bitcoin cuenta con un sistema criptográfico que asegura que no pueda ni duplicarse, ni falsificarse. Es una garantía de un pago seguro.

 El bitcoin utiliza una red inmensa de usuarios que ayuda a verificar las transacciones que se realizan, lo que hace que el proceso sea transparente.

Monedas digitales

Los Bitcoins son las monedas digitales más conocidas, pero no son las únicas. Son muchas las que lo utilizan en el intercambio de bienes y servicios entre empresas, y  que han ido surgiendo a lo largo de los años.

Por ejemplo, el equipo jamaiquino clasificado para las Olimpíadas de Invierno de 2014, consiguió recaudar 25.000 dólares en unas horas, a través de la moneda virtual, conocida como dogecoin. Gracias a esta recaudación, el equipo pudo costearse su viaje a Rusia, ya que no tenían fondos para ello.

Monedas digitales: La pizza de 22 millones de dólares

Es difícil saber el número exacto de monedas virtuales que existen hoy en día. Según Coinmarketcap, se calcula que unas 78. A continuación vamos a destacar algunas de las más destacadas, según la BBC:

 Dogecoin. La que hemos comentado que utilizó el equipo de Jamaica. Viene derivada de los “memes” utilizados, con fotos de un perro Shiba Inus, junto a unos mensajes escritos en inglés incorrectos gramaticalmente y con diferentes colores. Nació en 2013 combina los principios operativos de bitcoin, por lo que funciona de manera similar, aunque a Dogecoin se le identifica con la cara del Shiba Inus, una raza originaria de Japón.

 Ether. Es la criptomoneda de Ethereum, el combustible que impulsa esta plataforma de aplicaciones distribuidas. La utilizan los usuarios de la plataforma para pagar a otras personas o a máquinas por trabajos solicitados. En lo que llevamos de año a multiplicado su valor varias veces.

 Litecoin. Esta moneda utiliza el mismo sistema que bitcoin, aunque la confirmación de las transacciones se realiza de forma más rápida. En poco más de tres minutos, una operación con Litecoin queda realizada. El proceso de mining puede realizarse con equipos que no requieren de una gran capacidad y son más comunes entre los usuarios. Nació en 2011, y en los últimos años, su valor ha evolucionado considerablemente. Ha llegado a fluctuar entre los 0.05 dólares y los 48.

 Peercoin. Esta moneda incluye el método proof-of-stake, una obligación que los usuarios que la utilicen deben cumplir y que consiste en la demostración de que se es el propietario de la divisa, cuando se vaya a operar con ella. Esto la convierte en una moneda digital segura y eficiente. Los algoritmos que utiliza son complejos, aunque aporta una mayor veracidad. Nació en 2012.

 Namecoin. Nació en el año 2011 y se caracteriza por utilizar un dominio en internet que escapa del control de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, por lo que las operaciones que se realizan difícilmente podrán ser espiadas. La cantidad máxima que se puede tener es la misma que con el bitcoin, 21 millones de dólares.

 Quark. Nació a mediados de 2013 y en noviembre ya había aumentado su valor en un  500%. Esta moneda digital utiliza diferentes algoritmos para proteger la información, por lo que es una de las más seguras. También es un sistema rápido y en tres minutos la operación queda realizada, además de accesible desde cualquier dispositivo.

El auge de las fintech

Las monedas digitales son un ejemplo claro de lo que la tecnología ha supuesto para el sector financiero. Las llamadas fintech (contracción de finanzas y tecnología) han aportado nuevas funciones que facilitan la vida a los usuarios, hacen más simples las operaciones, ayudan a gestionar las cuentas bancarias, etc.

Monedas digitales: La pizza de 22 millones de dólares

Fintonic pertenece a este sector de las Fintech. Con la app de Fintonic en tu Smartphone es posible consultar movimientos, categorizar y organizar gastos, conocer tu score crediticio (la nota que te pone tu banco), elaborar presupuestos, establecer límites de gasto, elegir las compañías de seguros más baratas y que se adaptan a tus necesidades… es decir, un montón de funciones en una sola app gratuita.

Las fintech han eliminado la dependencia de la financiación bancaria. Hasta que las fintech no aparecienrion en el mercado, los consumidores solo disponían de las entidades bancarias para realizar cualquier tipo de operación financiera. Sin embargo, actualmente existe una gran oferta de productos y servicios financieros entre los que los usuarios pueden escoger el que más se adapte a lo que necesita.

Además, las fintech también han supuesto un aumento del empleo. Solo en España 2.500 personas trabajan en una  de las 200 fintech que existen, pero, además, según el estudio World Fintech Report 2017 realizado por la consultora Capgemini y LinkedIn, estas cifras podrían duplicarse en los próximos años.

La tecnología en las finanzas ha supuesto una mejora de los servicios única. Los usuarios finales son quienes más se aprovechan de ello, y tienen acceso a todo tipo de empresas para comparar los servicios que ofrecen unas y otras. De esta forma aumenta la transparencia y la independencia. Ya sabes, acoge a la tecnología en tus finanzas, dale la bienvenida y ¡aprovéchate de todas sus ventajas!

¿Que piensas?