Madres y trabajadoras al mismo tiempo

Madres y trabajadoras al mismo tiempoAño 1900, nace Charlotte Cooper, la primera mujer que logró ser campeona olímpica. 1903, año en el que nació la primera mujer que llegó a ser catedrática en la Universidad de París y la primera en ganar el Nobel de Física y de Química (Marie Curie). 1960, año en el que por primera vez una mujer gobierna un país, ¿cuál? Sri Lanka ¿quién? Sirimavo Bandaranaike. ¿Y que tienen en común estas mujeres, además de ser un ejemplo para todos? ¡Fueron capaces de hacer historia, ser madres y trabajadoras al mismo tiempo!

Las madres han sido, son y serán unas todo-terreno. Recurrimos a ella para cualquier pregunta desde que somos pequeños y hasta que somos adultos. Las madres no solo nos dan la vida, sino que nos cuidan, nos alimentan, nos apoyan, nos enseñan, nos comprenden, y nos quieren por encima de todo.

Día de la madre: origen y celebración

Celebramos el Día de la Madre el primer domingo de mayo cada año, pero esto no siempre ha sido así. El primer dato que tenemos sobre el día de la madre data de la Edad Antigua, en concreto en Egipto, cuando se rendía pleitesía a la diosa Isis, considerada y calificada como “Gran diosa madre”, fuerza fecundadora de la naturaleza y diosa de la maternidad y del nacimiento. La mitología cuenta cómo Isis, tras el asesinato de su hermano y marido, encontró todas las partes de su cuerpo, quedó impregnada de él y fecundó a su hijo Horus. De igual manera, la mitología romana rinde homenaje a la diosa Cibeles o en la griega a la diosa Rea.

Madres y trabajadoras al mismo tiempo

La festividad de la actualidad data del año 1870.  Julia Ward Howe organizó en Boston una manifestación pacífica, junto a una celebración religiosa en la que invitó a todas las madres de víctimas de la guerra, tras perder a sus hijos en ella. Este hecho tuvo éxito, aunque no  pasó a convertirse en una costumbre. Esto sí ocurrió  con Anna Reeves Jarvis, una ama de casa que en 1908 organizó una campaña a nivel nacional (en Estados Unidos) para instaurar el día de la madre de forma oficial. Esta iniciativa vino provocada por la marca que le dejó la muerte de su madre el segundo domingo de mayo. Quiso conmemorar la figura de las madres en este día. Dos años más tarde ya se celebró en casi todo el país, y ya en 1914 el presidente Wilson convierte el Día de la Madre en una celebración oficial.

Poco a poco se fue extendiendo a otros países hasta hoy en día, que se celebra en 70 países. En 40 de ellos, el día se celebra en mayo, aunque no en todos es el mismo. En España comenzó por celebrarse el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, y siguiendo con tintes religiosos se trasladó al mes de mayo por ser el mes de la Virgen.

 

¿Cómo son las madres en España?

La edad media en Europa para ser madre son los 30,5 años, y en España es un poco superior, en concreto, los 31,7 años. En la década de los 70, esta media era de 26 años. Y, ¿esto a qué se debe? Pues no, Samantha Villar no es la culpable de esto. Seguramente habrás oído todo el revuelo generado a partir de sus polémicas declaraciones en las que aseguraba que ser madre es sinónimo de perder calidad de vida. Pero las razones principales para ello son las dificultades que se encuentran a la hora de conciliar la vida familiar y laboral, y también el ritmo de vida que se lleva actualmente.

Madres y trabajadoras, falta de conciliación familiar

Madres y trabajadoras al mismo tiempo

Actualmente tanto las madres como los padres trabajan fuera de casa, y se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los hijos. Sin embargo, la conciliación familiar es uno de los puntos flacos en España, y parece que la única salida es reducir la jornada, con la disminución de salario que supone; o dejar de trabajar directamente. Una familia de clase media no puede vivir con un solo sueldo, por lo que al final para poder tener un salario digno, en muchas ocasiones hay que reducir las horas que comparten hijos y padres.

Con todo ello, son las madres trabajadoras las que siguen sacrificando sus carreras profesionales para dedicarse a sus hijos. Según un informe de (Fedea), tener hijos en España tiene un importante efecto sobre el estatus laboral de las mujeres, pero no de los hombres. En el caso de los varones de entre 25 y 49 años, el 70% trabaja a tiempo completo, tenga o no hijos. En el caso de las mujeres el porcentaje baja del 60% al 40%. 

En este día dedicado a las madres y trabajadoras, desde Fintonic queremos felicitar a todas ellas, por sus esfuerzos y sacrificios. Y, si quieres más información sobre cómo conciliar tu vida laboral y familiar échale un vistazo a la Asociación Yo No Renuncio, tienen un montón de consejos. La organización de tus cuentas es pan comido con Fintonic, ¡pero aun nos queda mucho camino para organizar mejor la vida familiar y laboral!

¿Que piensas?