Siempre que acaba un año y empieza otro es momento de echar la vista atrás y recordar cómo ha sido este año, un balance de todo. A lo largo de 365 días hemos vivido alegrías y tristezas, pero los recuerdos que más perduran son aquellos que nos han hechos sentirnos orgullosos de nosotros mismos o todo lo contrario. Pero además de los recuerdos, el “volver a empezar” nos hace pensar en los propósitos del nuevo año.

Al comenzar 2016,  teníamos una larga lista de los propósitos que íbamos a cumplir a lo largo de todo el año. Seguramente durante los primeros meses los cumplimos a rajatabla, pero pasado el tiempo parece que todo queda en el olvido. En este 2017 tenemos una nueva oportunidad para conseguir finalmente aquello que nos proponemos. Es una muestra de fuerza voluntad y capacidad que nos hará sentirnos orgullosos y satisfechos.

Podríamos decir que cada año nuevo, es una  nueva vida. Partimos de cero para construir un estilo de vida que se ajuste a nuestros ideales. Cuánto más nos acerquemos a él, más felices seremos. No importa que los propósitos para el 2017 sean los mismos que en años anteriores. La diferencia es que esta vez sí los vamos a conseguir.

Los propósitos de año nuevo son personales. Cada se marca sus propias metas u objetivos a seguir. Sin embargo, es habitual que muchos coincidamos en alguno de los propósitos porque el fin es el mismo: bienestar. Los propósitos más comunes son los siguientes:

  1. Ahorrar

Una de nuestras principales metas es conseguir crear un buen colchón económico. Sabemos que ahorrar es posible, y más con la app de Fintonic, y, por ello, lo marcamos como un propósito principal. A lo largo de todo el año realizamos gastos innecesarios por la toma de malas decisiones. Creemos que lo barato siempre sale mejor, pero podemos estar confundidos. Compramos aquellas gangas que están a mejor precio para no dañar nuestra economía pero a la larga acabamos gastando más dinero ya que esa ganga se acaba rompiendo a los dos días.

Si de verdad queremos cuidar nuestra economía, nuestra mejor aliada durante el 2017 será la app de Fintonic. Con ella podremos tener controladas nuestras finanzas: ingresos y gastos. Sabremos en qué gastamos el dinero y qué gastos podemos reducir. Siempre tenemos unos gastos fijos mientras que otros son variables. Son en estos últimos donde más posibilidades de ahorro tenemos.

Los propósitos de año nuevo

2. Ponerse en forma

Dentro de este propósito de año nuevo encontramos dos vertientes: aquellas personas que simplemente quieren adelgazar y aquellas que buscan dejar el sedentarismo de lado. Al final la solución es la misma: incluir el deporte como hábito de vida. Es muy común comenzar el año con mucha motivación respecto a este propósito. Después de las comilonas de Navidad, es normal sentirse culpable por haber cogido unos kilos de más. Las ganas de volver a nuestro peso inicial y, más todavía, de llegar incluso a reducirlo es lo que nos impulsa a comenzar este propósito de año nuevo por todo lo alto. Sin embargo, es una meta difícil de mantener a lo largo de todo el año.

En cuanto a llevar una vida más activa, a las personas que no han hecho nunca ejercicio físico les cuesta ponerse a ello. Es en este punto donde tenemos que sacar fuerza de voluntad. Otro impedimento para hacer deporte es la falta de tiempo pero si nos organizamos podemos encontrar un rato libre a la semana. O si prefieres un plan más relajado para llevar una vida saludable y perder un poco de peso, tal vez andar pueda ser una buena opción.

3. Viajar más

Viajar nos aporta una gran riqueza cultura, de conocimiento y personal. Conocer nuevas ciudades y países es el sueño de muchos y por eso es uno de los principales propósitos de año nuevo. Una vez nos adentramos en el año, nos cuesta buscar tiempo y ganas para preparar un viaje. Pero viajar no significa irnos lejos de casa siempre. Un viaje también puede ser una escapada rural de fin de semana, estas guías de destinos españoles puede serte útil a la hora de decidir destino entre todas las alternativas que ofrece nuestro país. Viajar siempre aporta ilusión y ello, a su vez, felicidad. Además, si hemos cumplido con el primer objetivo de ahorrar con la app de Fintonic, viajar no supondrá ningún problema para nuestra economía.

Los propósitos de año nuevo

4. Conseguir trabajo

Llegamos a pensar que los españoles no conseguimos trabajo por España está inmersa en una crisis económica. Y no nos falta razón. Pero no es el único motivo por el que mucha gente está en paro. La desmotivación, la falta de formación y las ganas reales de encontrar trabajo son otras razones que nos hacen estar sin empleo. Por ello, conseguir trabajo es un propósito común de año nuevo. Sabemos que podemos poner más de nuestra parte y queremos hacerlo de cara el 2017.

5. Dejar el tabaco

Este propósito está relacionado con la salud, al igual que ocurría en cierta medida con el propósito de ponerse en forma. Un gran porcentaje de la población está enganchada al tabaco. Son dependientes de la nicotina, lo que hace que sea un propósito difícil de cumplir pero no imposible. Ya son muchas las personas que han conseguido dejar de fumar y nosotros vamos a ser una de ellas en 2017.

Ninguno de estos propósitos es fácil de conseguir. El primer paso es incluirlos como nuevos hábitos de vida para que dejen de ser una obligación y pasen a convertirse en una necesidad. Estos libros pueden servirte de guía en tu lucha contra el tabaco. Y aunque los primeros meses son los más duros, enseguida acabaremos haciéndonos a nuestra nueva forma de vida. Por ejemplo, cada vez conseguiremos ahorrar más dinero gracias al aprendizaje y experiencia con la app de Fintonic hasta que finalmente ahorremos casi sin darnos cuenta. Pero para llegar a ese punto tenemos que ser fuertes de mente y cumplir con una serie de requisitos que vamos a ver a continuación.

Claves para conseguir los propósitos de año nuevo

Se trata de una cuestión de actitud. Si somos optimistas y realistas con los propósitos de año nuevo, seremos capaces de conseguirlos. En este sentido, a la hora de enunciar los propósitos debemos hacerlo en positivo. Pongamos un ejemplo. Es preferible decir “Voy a dejar de fumar” antes que decir “No quiero fumar más”. Estas frases las repetimos constantemente en nuestra cabeza y el cerebro es más efectivo cuando se piensa en positivo.

Los propósitos de año nuevo

Otra clave es marcarse objetivos que dependan de nosotros mismos y no de los demás. Ya es difícil cumplir los objetivos por nuestra cuenta, por lo que será todavía más difícil si tenemos que depender de otras personas. Por ejemplo, es común oír que la gente tiene como propósito echarse novio/a. ¿No os parece que es un propósito un tanto extraño? Porque no depende únicamente de nosotros, sino de que también gustemos a la persona que nos gusta a nosotros.

Por otro lado, es aconsejable ajustar los propósitos y que no sean tan generales. Es decir, es preferible marcar en el calendario que vamos a ir 3 días a la semana al gimnasio, incluso qué días. De esta forma, nos obligamos más a cumplir nuestra palabra.

Y, por último, crear objetivos motivadores. Tenemos que buscar las consecuencias positivas que conseguiremos si cumplimos con los propósitos. Estas consecuencias tienen que despertar en nosotros interés y felicidad. De lo contrario, será más difícil conseguirlo.

Siguiendo estas claves, marcando unos propósitos realistas de cara al 2017, verás cómo la motivación crece y los resultados aparecen. Empieza el año con ilusión y ganas, teniendo tus propósitos siempre en mente y ¡feliz 2017!