Llegó el momento: me compro un coche

Ha llegado el momento de comprar tu primer coche. Después de tantos años entonando eso de “papá ¿me bajas al centro?” o “cariño  ¿me recoges a las 5 de la mañana que no hay metro?”, por fin puedes ser libre. ¡Pero atento! Seguramente será una de las compras más importantes de tu vida, y debes hacerla bien ;D

Es por ello que, desde Fintonic te explicamos paso a paso cómo hacer una buena compra, además de desvelarte algún que otro secretillo…

1. El presupuesto

Según la última Encuesta de Presupuestos Familiares elaborada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), una quinta parte del presupuesto que entra en casa (18%) se destina a los gastos del coche, es decir, entre 5.000 y 7.000 € anuales entre gasolina, aparcamiento, mantenimiento, seguro, depreciación, limpieza e impuestos de circulación.

Por ese motivo y siempre teniendo en cuenta tus necesidades, establécete un presupuesto para ver posteriormente qué opción se adapta más a ti: comprar un coche nuevo, kilómetro cero o uno de segunda mano, ya que el precio varía muchísimo en cada caso.

2. ¿Qué coche te interesa?

2.1 Coche nuevo

Has de saber para qué lo vas a usar. Si no vas a superar los 12.000/15.000 Km al año, es decir, que sólo lo vas a usar para moverte por la ciudad, de casa al trabajo y del trabajo a casa y para algún viajecillo de vacaciones, te compensa más comprar uno de gasolina que un diésel; ¡te ahorrarás 2.000y hasta 3.000 en los de gama alta! ¿y si además le sumamos que el mantenimiento de un motor de gasolina sale más barato que el de un diésel? ¡Ahorro máximo!

Por ejemplo, los usuarios de Fintonic gastan una media de 112€ al mes en gasolina, el 30% de los usuarios gastan más de 130€ y el 20% más de 167€.

Cuidado con el coche que escoges. Por ejemplo, elegir uno con maletero grande tipo monovolumen sólo por hacer un viaje al año con toda la familia, realmente no te compensa. Son coches muy grandes que ofrecen mucha resistencia al aire en carretera, lo que conlleva un mayor consumo. En este caso, una berlina puede cumplir la misma función que un coche familiar, y te supone un ahorro tanto en consumo como en precio de compra en comparación con el monovolumen. Con respecto al tema del espacio, para ese viaje que haces una vez al año envía las maletas por correo (unos 100Kg suponen unos 100€), además, ahorras en consumo de gasolina al llevar menos maletas, ya que por cada 100kg adicionales consumes un 5% más, o lo que es lo mismo 216€ al año.

Podemos encontrar una berlina desde 19.900€ (Ford Mondeo) y un monovolumen desde 21.790€ (Ford S-Max), la diferencia es de 1.890€.

Los modelos en stock son más baratos que si hay que pedirlo a fábrica. Si te gusta el modelo, elegir un color determinado o extras concretos es directamente sinónimo de un mayor desembolso.

Negocia, negocia y negocia. Debido a la competencia entre concesionarios de la misma marca, además de los descuentos de aplicación obligatoria establecidos por la propia casa (aunque el comercial te lo venda como “regalo personal”), los concesionarios disponen de un margen adicional (según volumen de ventas del concesionario) que oscila aproximadamente entre los 200 y los 500€ en coches de media gama, y del que te podrás beneficiar si sabes jugar tus cartas. Negocia con el comercial y seguro que consigues rascar aún más el precio final :)

Por último, nunca olvides que una de las peculiaridades que tienen los coches nuevos con respecto a su precio, es que un coche nuevo se devalúa desde el mismo instante en el que sale del concesionario, alrededor de un 15% según cálculos de diversas entidades del sector. Haz números para estar seguro de que encaja con tus posibilidades y objetivos.

2.2 Coche de Kilómetro cero

Son coches que han usado los trabajadores del concesionario para pruebas dinámicas (que la gente los pruebe) , y que cuando llegan a 10.000 Km o incluso antes, se les hace una revisión, se limpian y se venden al público más baratos.

El mejor momento para hacerse con un kilómetro cero es a finales de año, ya que es cuando los concesionarios cierran su año fiscal y han de presentar objetivos. Si éstos no han sido buenos, muchos concesionarios matriculan los coches nuevos que tienen en stock para que cuenten como ventas y los venden a precio de kilómetro cero. Fíjate bien en los kilómetros que tiene el vehículo ¡puedes adquirir uno nuevo a precio de ganga!

2.3 Coche de segunda mano

Los coches de segunda mano son recomendables si no vas a usarlos de manera habitual en grandes distancias, sino más bien en ciudad y viajes ocasionales.

¿Comprar en establecimiento o a particular? Si compras el coche en un establecimiento autorizado la relación compra-venta se regirá por la Ley General de defensa de Consumidores y Usuarios, mientras que si se lo compras a un particular, se regirá por el Derecho Civil Común, por lo que tus derechos y garantías pueden variar mucho dependiendo del caso.

Comprar de particular a particular puede salir a mejor precio que en un concesionario, pero el nivel de fraude suele ser mayor. Por ese motivo debes verificar los siguientes puntos para evitar gastos innecesarios:

Estado del coche. Si eres de esos que no tiene ni idea de mecánica y no sabes qué cosas has de comprobar, te recomendamos que antes de la compra lo vea un especialista. No obstante, puedes ir adelantando trabajo y chequear el estado de las puertas y ventanillas, el desgaste de los neumáticos, las luces, potencia del aire acondicionado (AC), etc.

Documentos en regla. Es muy importante que todo el papeleo esté en regla: Impuesto de Circulación, ITV, identificación del vehículo, y muy importante, enterarte si tiene alguna multa o embargo, o incluso si es robado. Si acudes a la Jefatura de Tráfico podrás saber todo esto y ya de paso, también te podrán informar de la fecha verdadera de la primera matriculación del vehículo (¡que no te lo cobren más caro un coche antiguo!).

Según un artículo del periódico el Mundo, en el caso de los vehículos de dos años de antigüedad, el precio medio ha pasado de 17.565 a 15.220€ en 2013, un 13 % menos, mientras que los de cinco años han rebajado un 8,7 % su precio, hasta 10.055€.

Como has comprobado, hay mucha variedad de precios y cosas a tener en cuenta dentro de cada tipo de coche. Si aún estás muy indeciso ¡no te preocupes! En Internet hay numerosas páginas como Autocasion.com, Cochesyconcesionarios.com y Diariomotor.com  que te ayudan a comparar precios de coches nuevos, Km 0 o de segunda mano a golpe de click.

3. Financiación.

Vale, ya sabes qué tipo de coche quieres y cuánto dinero necesitas, ¿cómo conseguirlo? Según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), tan sólo un 20% de los españoles paga su coche al contado, frente al 80% que decide financiar la compra; por ese motivo, vamos a echarle un ojo a las prestaciones y créditos que pueden ayudarte a conseguirlo:

Financieras de los concesionarios.

Es de lo primero que te hablará el comercial del concesionario una vez te hayas interesado por un vehículo. Las ventajas de estas financieras es que están dispuestas a asumir mayores riesgos que los bancos a la hora de concederte financiación, adaptándose a tus necesidades y concediéndote créditos flexibles. Algunas como Volkswagen “Volkswagen Credit” o Audi “Audi Credit”  te ofrecen financiar hasta el 100% del vehículo con la posibilidad de establecer las cuotas mensuales que mejor se adapten a ti. Además te ofrece soluciones integrales como: protección total del crédito, seguro de pérdida total o seguro del automóvil.

Una vez tengas en tus manos la oferta de la financiera, acude a tu banco o caja habitual para solicitar un préstamo personal. Normalmente las condiciones de la financiera serán mejores, pero en ocasiones, al enterarse el banco de dichas condiciones puede mejorarlas (aunque sea por una cantidad insignificante) con el fin de llevarse al cliente y los intereses. COM-PA-RA.

Préstamos personales:

Tal vez has decidido comprarlo a un particular. En cualquiera de los casos, hay taaantos tipos de préstamos y condiciones que a veces se hace muy complicado saber cuál es el que más nos conviene. Hay numerosas páginas en Internet como Bankimia.com, dónde puedes ver y comparar numerosos préstamos de diferentes entidades. Antes de tu elección, y como siempre decimos, haz números teniendo en cuenta tus prioridades:

  • Interés fijo o variable (si eliges el variable asegúrate de estar al tanto de la periodicidad de las revisiones).
  • El tipo de amortización. Lo normal es que sean mensuales (sistema francés). Infórmate sobre la posibilidad de hacer amortizaciones parciales o totales antes del vencimiento.
  • Comisiones: apertura, amortización total y parcial
  • Seguros que puedan llevar asociados.
  • Existencia de productos de obligada contratación.

Si no te han concedido el préstamo y no dispones de ahorros ¡tranquilo! Ya sabes tu reto, ahora puedes conseguirlo en cinco sencillos pasos y sin prescindir de ningún capricho.

No olvides informarte sobre planes que puedan ayudarte en la compra de un vehículo nuevo, como el  Plan PIVE 2, que te ofrece ayudas de hasta 3.000€ siempre y cuando des de baja definitiva un coche viejo y compres uno nuevo que contaminante menos. Hay marcas que tienen su propio Plan PIVE, así que es bueno que te informes de aquellos que te interesen

Esperamos que esta información te ayude a hacer una buena compra, de todas formas no olvides usar Fintonic.com para tener todos los gastos controlados, y saber cuánto gastas al mes en tu coche nuevo, no vaya a ser que con la emoción te gastes más de lo debido.

Users feedback ( 1 )

  1. João Pimentel Ferreira said:

    beunas
    Hay aqui una herramienta mui beuna online para los gastos totales de los conductores españoles
    http://autocosts.org/index.php?c=ES

    – Depreciación del vehículo
    – Seguro de vehículo y cobertura de averías
    – Financiación del coche
    – Inspección técnica del vehículo (ITV)
    – Impuestos del vehículo

    – Combustible
    – Mantenimiento
    – Reparaciones y mejoras
    – Aparcamiento
    – Peaje
    – Multas
    – Lavado y limpieza

¿Que piensas?