Declaración de la renta: gastos deducibles para autónomos

Tiempo estimado: 4 minutos

Gastos deducibles para autónomosSer autónomo no siempre es fácil, y hacer la declaración de la renta no es una excepción. Además, se han aprobado nuevas medidas que cambian estos parámetros. Desde Fintonic te recomendamos que cuentes con un asesor para que te ayude en estos temas. De todas formas, hemos querido ayudarte y hemos recopilado las últimas novedades y qué gastos son deducibles como autónomo en tu declaración.

Lo primero que debes tener en cuenta es que estás obligado, como trabajador autónomo, a presentar la declaración siempre que hayas obtenido rentas económicas vinculadas a tu actividad empresarial y sujetas al IRPF. Solamente existe una excepción, y es en caso de que hayas obtenido rentas inferiores a 1.000 euros.

La declaración de la renta de los autónomos no es muy diferente a la de los trabajadores asalariados. Ambas declaraciones se rellenan en el mismo modelo: el modelo 100 del IRPF, pero los autónomos deben rellenar la nómina de rendimientos de actividades económicas que se encuentra en la sección D en la página 5, para los de estimación directa, y en la página 6, para los de estimación objetiva o también conocida como módulos.

Novedades en la declaración de la renta de los autónomos

Desde 2015, en la declaración de la renta de los trabajadores que trabajan por cuenta propia se han eliminado las reducciones generales de 2.652 euros por rendimientos de trabajo. También, se aprobó un nuevo gasto deducible de 2.000 euros en concepto de otros gastos. Este gasto se incrementará otros 2.000 euros más al año para aquellas personas que estén inscritas en la oficina de empleo como desempleados y acepten un trabajo que les obligue a cambiar de residencia.

Otra novedad son los planes de pensiones, donde se ha reducido el límite de 10.000 euros a los 8.000 euros, siempre que no se supere el 30% de los rendimientos del trabajo y las actividades económicas. El límite aplicable a las actividades económicas también se redujo de 45.000 € a 15.000 €, excluyéndose las actividades ganaderas, agrícolas y forestales. En el caso de que contribuyas a empresarios y profesionales estarás obligado a expedir factura y el límite de la misma no podrá superar los 75.000 euros anuales.

Gastos deducibles para autónomos

Qué gastos deducibles como autónomo en tu declaración de la renta

Para poder deducir gastos del IRPF, los gastos deben estar vinculados a tu actividad económica. Por ello, no puedes presentar gastos personales, sino únicamente aquellos productos y servicios que utilices para tu actividad económica. Además, todos deben estar justificados mediante facturas y registrados contablemente en los libros de gastos e inversiones correspondientes. La cuantía de provisiones deducibles no podrá superar los 2.000 euros anuales. Ten en cuenta que esta guía es orientativa, ya que siempre hay situaciones particulares que pueden modificar tus condiciones.

Los principales gastos deducibles en tu declaración son:

  • bulletazul Consumos de explotación. Estos son los relativos al material de oficina, combustibles, envases, materias primas, etc. en función del tipo de actividad que desarrolles.
  • bulletazul Sueldos y salarios. Son los pagos a los trabajadores en conceptos de sueldos o pagas extraordinarias, dietas o retribuciones en especie.
  • bulletazul Seguridad social a cargo de la empresa. Son las cotizaciones derivadas de la contratación de los empleados y la cuota que pagas como trabajador/a autónom@.
  • bulletazul Otros gastos de personal. La formación de trabajadores, planes de pensiones, seguros médicos, etc.
  • bulletazul Arrendamientos y cánones. Hace referencia a los alquileres, asistencia técnica, leasing

Gastos deducibles para autónomos

  • bulletazul Reparaciones y conservación. Son los gastos de mantenimiento o de adaptación de los bienes materiales.
  • bulletazul Servicios de profesionales independientes. En este apartado deberás deducir los honorarios de los abogados, notarios, economistas y las comisiones de agentes comerciales.
  • bulletazul Tributos fiscalmente deducibles. El IBI y el IAE.
  • bulletazul IVA soportado. Solo será deducible si no es desgravable, es decir, que no presente declaraciones de IVA cada tres meses, para no tener el derecho de deducir las cuotas soportadas.
  • bulletazul Gastos financieros. Estos son intereses de préstamos y créditos, los gastos de descuentos de efectos, los recargos o intereses de demora, etc.
  • bulletazul Amortizaciones. Son los gastos derivados del deterioro de los activos inmovilizados afectos de la actividad empresarial. Tienes la posibilidad de acogerte a la libertad de amortización y a los planes especiales de amortización en función de cuál sea la vida útil del bien.
  • bulletazul Otros gastos deducibles. Adquisición de libros, suscripciones a revistas, gastos en eventos relacionados con tu actividad empresarial, cuotas de suscripciones a  asociaciones empresariales, corporaciones y/o cámaras, primas de seguro de enfermedad para ti como autónomo o algún familiar, etc.

Gastos deducibles para autónomos

  • bulletazul Otros servicios exteriores. Transporte, publicidad, I+D, etc.
  • bulletazul Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales. Los aparatos audiovisuales o los fondos editoriales.
  • bulletazul Gastos relacionados con el transporte. Si tu negocio está relacionado con este sector, te desgravas el 100%. En caso de que el vehículo sea de uso diario, para poder desempeñar correctamente tu actividad empresarial, puedes deducirte  hasta el 50% del IVA.
  • bulletazul Transporte público y gastos de viaje. En caso de tener que viajar a otras ciudades o países o tener que desplazarte tanto tu como tus empleados dentro de la misma ciudad.
  • bulletazul Ropa. Gastos derivados del uso de uniformes o prendas de trabajo.
  • bulletazul Podrás deducir la cuota de seguro médico. La tuya, la de tu cónyuge o la de tus hijos menores de 25 años que vivan todavía en el domicilio familiar.
  • bulletazul Provisiones fiscalmente deducibles. Solo podrás acogerte a estas deducciones si eres un autónomo que tributa en estimación directa normal. En ese caso, podrás desgravar las facturas no cobradas o los gastos asociados a las devoluciones de ventas.

Ya sabes un poquito más sobre lo que puedes deducirte y lo que no. Ahora solo te queda hacer de tu empresa un imperio 😉 Por supuesto, tus cuentas personales sigue controlándolas con tu app de Fintonic para que tengas el control siempre sobre ellas. Y si tienes alguna duda o quieres aportar, ¡aquí te estamos esperando!

¿Que piensas?