Una de las mayores decisiones económicas que probablemente tomarás en tu vida es la elección de una hipoteca. Para ello, es importante investigar, comparar y decidir teniendo en cuenta numerosos factores. En Fintonic queremos ayudarte a encontrar la mejor hipoteca para ti. Vamos a darte una serie de consejos para que no tengas ningún problema y sepas todo lo que hay que saber para evitar estafas ¡Vamos allá!

Por lo general, la duración media de las hipotecas en España se encuentra alrededor de los 24 años. Aunque esta cifra varía dependiendo el tipo de hipoteca que hayas elegido. Las de tipo fijo suelen tener un plazo menor que las variables, que pueden llegar a los 40 años. Lógicamente, hay una relación entre la duración de la hipoteca y las cuotas. Cuanto más tiempo estés pagando la hipoteca, menor será lo que pagues al mes. Esto puede permitirte llegar más cómodo a final de mes. Eso sí, el tiempo es un factor decisivo en los intereses. Cuanto más tiempo te encuentras pagando la hipoteca, mayores son los intereses.

Según el presidente del Comité de la Asociación Europea de Asesores Financieros, Francisco Marín, debes asistir a negociar una hipoteca, por lo menos, con tres entidades antes de adquirirla. Durante el 2016, 281.328 españoles decidieron adquirir una vivienda. Este dato supone un 14% más que en 2015 pero, ¿cuántos de éstos encontraron una buena oferta?

 

Sé sincero e inteligente

Si lo primero que vas a hacer es buscar información en varios bancos,  debes entender que te harán muchas preguntas para poder ofrecerte lo mejor a tu situación. Por eso, es importante colaborar y dar toda la información que te soliciten. De este modo, será mucho más sencillo analizar la viabilidad del préstamo.

De nada te sirve que te concedan una hipoteca ocultando datos relevantes. Si con esos datos no te hubieran concedido la hipoteca, lo único que conseguirás es una deuda impagable de por vida. Por eso, sé todo lo sincero que puedas. La información es poder, y conocer tu score crediticio se hará saber realmente cuál es tu salud financiera. Como sabes, Fintonic te da este indicativo de forma gratuita. Acude primero a tu sucursal común. Normalmente son los que mejor conocen tu situación. Aún así, no descartes buscar otras opciones.

 

¿Tipo fijo o Tipo variable?

Realmente no existe un modelo de financiación mejor que los demás. Todo depende del perfil que tengamos y nuestra tolerancia al riesgo. Actualmente, elegir entre una hipoteca a tipo fijo o variable es mucho más complicado que hace unos años. Esto se debe a que las de tipo fijo han mejorado sus condiciones y son bastante competitivas. No dependen de las fluctuaciones de índices como el Euribor. Por eso, este tipo de hipoteca está recomendada para aquellas personas que son poco tolerantes al riesgo y pueden asumir una mensualidad alta.

Las hipotecas variables son más baratas a corto plazo, pero tienen plazos mucho más largos. Tienen mensualidades más bajas, pero este tipo de préstamos depende de las fluctuaciones de índice de referencia. Esto quiere decir que, en cada revisión, tu cuota puede encarecerse o abaratarse.

 

Consejos para elegir mejor mi hipoteca

En Fintonic sabemos que elegir un crédito hipotecario no es una tarea sencilla. Por eso, queremos darte una serie de consejos para que encuentres la mejor oferta para ti.

  • Utiliza comparadores Online. Serán de gran ayuda para echar un vistazo rápido a las opciones que puedes encontrar en el mercado. Eso sí, debes entender que es una cifra orientativa.
  • Por escrito, mejor. Aunque utilices comparadores online, es aconsejable acudir a los bancos a pedir información. Una vez la tengas, lo mejor será que te lo den todo por escrito. Así podrás asegurarte de que las condiciones son como las explican y podrás comparar tranquilamente en casa.
  • Conoce la situación real, catastral y registral de la casa. Estás haciendo una inversión a muy largo plazo. Vas a invertir una gran cantidad de dinero. Por ello, investiga antes de nada. Tómate un tiempo antes y pide una nota registral y acude al catastro para conocer bien la situación del inmueble.
  • Intenta acortar los plazos. Como hemos explicado anteriormente, aunque una hipoteca a 30 o 40 años tenga cuotas más bajas, debes tener en cuenta tu situación familiar y los intereses que te van a cobrar.
  • Piensa a largo plazo. Está muy bien pensar las condiciones pensando en el ahora, pero esto es un error. Debes analizar cómo será tu situación dentro de 30 años y elegir acorde a ello.
  • Puedes acudir con un abogado o notario. Es una forma de asegurarte de saber perfectamente lo que vas a firmar, las condiciones y si hay situaciones ilegales, como las cláusulas suelo.
  • Ten en cuenta la variación del Euribor. Este dato puede hacer variar considerablemente el precio de tu hipoteca.
  • Evita más del 80%. Muchos expertos aseguran que no es buena idea pedir al banco más de un 80% del valor del inmueble. Es recomendable tener ahorrado y disponible al menos el 20% de su valor.
  • Analiza lo que hace variar tu cuota. Además de fijarte en la cuota mensual, debes prestar especial atención a los condicionantes que harán que suba o baje: el interés base, el diferencial, atenuantes…
  • Ten en cuenta el sistema de amortización. Es mucho mejor amortizar el préstamo con una cuota constante de capital que con el sistema francés.
  • Analiza las comisiones. La comisión de apertura, la compensación por desistimiento y por riesgo de tipo de interés son las que debes intentar rebajar.
  • ¿Es obligatorio contratar un seguro? La respuesta es no, no estás obligado.

Siguiendo estos consejos, seguro que te resulta mucho más sencillo encontrar la hipoteca que se ajuste mejor a tus posibilidades y tus necesidades. No dudes en acudir a un experto que te asesore en caso de dudas. Como hemos empezado el post, es una de las decisiones económicas más importantes de tu vida.

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂