• Las familias han gastado un 12% más este verano, una media de 2.310€ mensuales

  • Este incremento contrasta con el estancamiento del salario medio, que en agosto de 2018 se sitúa en los 1.750€

  • Aumentan las solicitudes de créditos al consumo un 14% durante las semanas previas a la “Vuelta al cole”

Ya está aquí la “vuelta al cole” y este año puede ser especialmente complicada para algunas familias españolas. La progresiva recuperación del consumo es un hecho y así lo demuestra el aumento del gasto de los hogares durante el verano, que fue de 2.310€ mensuales de media, un 12% más que en el mismo periodo de 2017.

El incremento en el gasto contrasta con el estancamiento del salario medio, que en agosto de 2018 se sitúa en los 1.750€, frente a los 1.768€ de hace un año.  Sin embargo, la evolución ha sido mejor entre la población menor de 35 años, que ha pasado de unos ingresos mensuales medios de 1.154€ a 1.391€, es decir, un 20,5% más.

Con estas perspectivas, son muchas las familias que no tienen más remedio que suscribir algún tipo de crédito al consumo para poder afrontar la “vuelta al cole”. Según la plataforma Préstamos Fintonic, el número de solicitudes de este tipo de productos financieros ha crecido un 14% respecto al año anterior.

Lupina Iturriaga, fundadora y directora general de Fintonic, recomienda adelantar parte de las compras como el uniforme o los libros, y evitar que se concentren todos los gastos en septiembre: “En estas fechas debemos tener claro qué es lo que necesitamos y no adquirir productos innecesarios, comparar bien las ofertas y, sobre todo, tener un control exhaustivo de cuánto estamos gastando para evitar situaciones delicadas”.

¿Cómo ha sido el consumo en los últimos 12 meses?

Buena parte del presupuesto mensual de los hogares se ha destinado al pago de gastos asociados a la vivienda, que supone un coste fijo cercano a los 1.000€ al mes. El alquiler o la hipoteca han supuesto de media 489€ mensuales. La cesta de la compra es otro de los capítulos importantes, al que dedicamos 181€ al mes. A ello hay que sumarle otros 112€ en concepto de comunidad, alarma, servicio doméstico, etc.; 103€ por el pago de agua, gas y electricidad y 77€ de telefonía e internet.

En paralelo, las familias también han afrontado otros gastos recurrentes. Hemos destinado 148€ de media en educación, aunque este concepto crece en los meses de agosto y septiembre. En ropa y complementos invertimos 82€ mensuales, en el mantenimiento del vehículo y combustible 111€, en seguros 107€ y en salud 39€.

Pero también hemos reservado un presupuesto mensual para el ocio y la cultura, con 123€ de media, y para salir a comer y tomar algo fuera de casa, pues en restauración gastamos en torno a 100€.

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂