Esta vez, paga tu smartphone

cash mobileUno de los rituales más extendidos en la Humanidad es el de revisar que llevas encima todo lo necesario antes de salir de casa. Las llaves del piso, del coche, la cartera, el monedero, las gafas, ese recibo que tienes que revisar, el ticket de esa tienda,… Podemos añadir todo tipo de ‘complementos’, desde maquillaje a la ropa del gimnasio o el paraguas plegable. Olvidarse de algo puede convertir nuestro día en un infierno.

A esa lista de ‘imprescindibles’ se ha sumado el móvil. Los últimos datos de 2013 apuntan a que ya hay 27,6 millones de teléfonos en España. Está claro, en el futuro, todo lo que necesitamos día a día estará concentrado en nuestro móvil. Desde la lista de la compra con SoySuper hasta las finanzas de tus bancos y tarjetas con  Fintonic.

Ya no tendrás que preocuparte si olvidas la cartera –lo de las llaves de casa ya es otro asunto– gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication). Apunta esas tres siglas porque en poco tiempo te resultarán tan cotidianas y útiles como Wi-Fi o 4G.

Más smartphones por cada individuo

La primera vez que se contabilizaron más móviles que habitantes en nuestro país fue en 2006, y así sigue siendo años después. De acuerdo con el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI), dependiente del Ministerio de Industria, hay más de 52 millones de líneas móviles en uso, sumando las de prepago, postpago –contrato– y de conexiones de datos.

Desde 2011 España se ha situado a la cabeza del ránking en cuanto a uso del teléfono móvil, por delante de China y EE.UU., tal y como indicaba un estudio de la consultora Pew Research, que comparaba 21 países. Además ahora la mitad de todos esos dispositivos ya entran en la categoría de ‘teléfonos inteligentes’, equivalentes en uso a un pequeño ordenador personal.

¿Para qué usamos los teléfonos? Según el mencionado estudio, el 98% lo utilizan para hacer llamadas, si bien en el envío de mensajes –ya no los ‘antiguos’ SMS, sino a través de Whatsapp y plataformas similares–, con un 70% que cada vez está cogiendo más fuerza en detrimento de las conversaciones de voz.

Las posibildiades del NFC

La tecnología móvil ha dado un paso más y cada vez permite más usos: ahora podemos usar los teléfonos para identificarnos, recoger e intercambiar información y para efectuar pagos.

Esto es para lo que sirve el NFC, basado en la comunicación por radiofrecuencia. Este sistema inalámbrico de corto alcance –funciona entre elementos en distancias inferiores a 20 centímetros– está implantado en tu día a día. Si eres usuario de un abono de transporte público de los llamados ‘de contacto’, o has tenido un percance con la alarma de una tienda de ropa –por ejemplo–, ya la has experimentado.

En otras palabras, el sistema NFC sirve para identificarnos y validar nuestras operaciones. No permite un gran flujo de datos, pero sí comprobar y acreditar que podemos subirnos a un vagón de metro, hacer ‘check-in’ en nuestro restaurante favorito o que somos los titulares de nuestra tarjeta de crédito.

Quizá el modo en que funciona esta tecnología te recuerda al Bluetooth. La diferencia primordial es que en este caso no hace falta un ‘emparejamiento’ previo de dispositivos, de manera que el intercambio y contraste de información es casi instantáneo. Acercarlo y listo.

El desafío: Pagar usando el móvil

La tecnología NFC lleva más de una década siendo una realidad, pero su popularización en España ha llegado después de varios ‘experimentos’ de varias compañías

Estamos en la era ‘contactless: sin contacto, sin cables. Algo tan simple como asociar nuestro móvil a nuestra cuenta corriente o a la propia factura de nuestra compañía nos permitirá efectuar pagos acercando el dispositivo a otro que reciba y confirme los datos. Sólo hay que traspasar esa barrera de los 20 centímetros.

A favor de este sistema de pago están la comodidad y la inmediatez. La actualización de saldo es automática y con herramientas como Fintonic, que te permite analizar tus cuentas, detectando a tiempo cualquier anomalía.

¿Qué hay de la seguridad, quizá su mayor inconveniente? Al operar en radios de tan sólo 20 centímetros, es complicado que se pueda producir una lectura de nuestros datos ‘desde fuera’, pero es una posibilidad que existe. Es por eso que ya se trabaja en diferentes protocolos para ‘blindar’ esas validaciones con garantías.

El futuro empieza ya

Esto no es ciencia ficción: en estos primeros meses de 2014 el sistema NFC ya está funcionando en miles de establecimientos comerciales. A finales de 2013 la compañía Visa Europe anunció que España ya estaba preparada para gestionar este tipo de pagos tras distribuir y experimentar con más de 110.000 datáfonos en comercios y 3 millones de tarjetas de crédito con este sistema.

La implicación en este despliegue de Telefónica, Vodafone y Orange, compañías que aglutinan más del 80% del mercado español de móviles, las primeras wallet –‘carteras virtuales’– de entidades españolas empezaron a funcionar en 2012. En el caso de la Caixa, por ejemplo, ya superan los 100.000 usuarios.

En total, en España hay unos 300.000 de estos dispositivos para lectura de datos por NFC que no sólo permiten el pago con tarjeta sin contacto; también permiten operar con nuestras cuentas  a través del teléfono móvil.

¿Convertirás tu móvil en un pequeño ‘cajero virtual’? Tanto si te dejas llevar por el contactless como si prefieres la tarjeta,  Fintonic te ayudará a controlar cada movimiento bancario, evitando así sorpresas desagradables a final de mes. :)

 

¿Que piensas?