¡Esquiar no es tan caro si sigues nuestros consejos!

ahorrar-temporada-esquiEsquiar es el deporte de invierno por excelencia. Los amantes de este deporte aprovechan la estación invernal para practicar esquí o snowboard y descender por la montaña. Es un deporte muy saludable, en el que se descarga mucha adrenalina y se ejercitan numerosos músculos, a la vez que se está en contacto con la naturaleza, y se respira aire puro.

Pero es cierto que el esquí no es un deporte barato. Si hay una desventaja clara, esa es el precio. Para ir a esquiar es necesario contar con un equipo, ya sea el atuendo o el equipamiento para poder practicarlo, como las botas, los esquís o los palos; el forfait que te permita utilizar remontes y telesillas en la estación, el alojamiento, la comida… Todas estas cuestiones convierten al esquí en una amenaza para nuestro bolsillo.

Por ello, en Fintonic os ofrecemos una serie de  trucos y consejos para que consigáis ahorrar y disfrutar, este invierno, del deporte blanco, y como se debe hacer con cada gasto extraordinario, os sugerimos que establezcáis un presupuesto apoyándoos en la app de Fintonic.

alquiler-equipo-esqui

Alquiler del equipo. Comprar un equipo completo es muy caro y, sobre todo, si se va a esquiar una semana en toda la temporada. Por ello, es recomendable alquilar, y hacerlo con antelación. Si al llegar a la estación ya tienes el equipo alquilado, estarás ahorrándote entre un 10 y un 15%, además de no tener que esperar colas para ello. Por tanto, ahorrarás tiempo y dinero.

Lleva tu propia comida. En las estaciones de esquí hay diversos restaurantes y bares en diferentes puntos. Sin embargo, no ofrecen comida muy barata, ni tampoco esquiando nos apetece comer comida muy copiosa o elaborada. Lo mejor es llevar un bocadillo hecho por ti mismo, con alguna pieza de fruta y snacks o bolsa de patatas para comer algo a media mañana y a la hora de comer. De esta manera se ahorra dinero en los establecimientos, tiempo de espera y se aprovecha más tiempo esquiando, por lo que resulta mucho más rentable.

Esquía entre semana. Muchos de los paquetes vacacionales, que incluyen alojamiento y forfait con precio cerrado, se ofertan para los fines de semana. Estos días, no solo es más caro, sino que además hay mucha más gente, por lo que no se disfruta igual. Las colas para coger remontes o telesillas son mucho más largas, y no se esquía con la misma soltura. Por ello, en Fintonic aconsejamos, siempre que sea posible, esquiar entre semana que es cuando los precios del forfait son más bajos, como por ejemplo en Formigal, donde este se reduce de 33 a 29 €, los miércoles.

Nuevas estaciones. A veces el esquí va por modas. Si hay muchos famosos practicándolo, la gente se atreve a probar, y suelen ir a las estaciones a las que van estos personajes conocidos. Aprovechando su fama, esas estaciones de esquí suben los precios. Por esta razón, Fintonic te anima a que pruebes con otras, el esquí se disfruta en todas las estaciones igual. Tan solo es necesario que tenga un número elevado de pistas para poder expandirte y bajar por pistas más o menos difíciles.

Ropa. Es muy recomendable que la compres en una tienda de segunda mano o en un outlet, lo más importante es que te proteja del frío, sea cómoda y no muy cara. Una equipación con mono, anorak, gorro, casco y guantes puedes encontrarla a buen precio en outletski.es, sport-conrad.com o blue-tomato.com.

Forfait siempre por adelantado. Si no contratas un paquete completo, sino que tú mismo reservas el hotel, vas en tu coche, y compras tu forfait, nunca lo hagas en la estación directamente, es mucho más caro, y casi seguro te tocará esperar la correspondiente cola, por lo que te perderás las primeras bajadas.

¿Que piensas?