¿Es posible mejorar la forma de trabajar de los españoles?

Tiempo estimado: 5 minutos

¿Es-posible-mejorar-la-forma-de-trabajar-de-los-españoles?

La ministra de empleo, Fátima Báñez, propuso el pasado mes de diciembre un pacto político y social para que la jornada laboral en España acabe a las seis de la tarde. Así lo comunicó en su comparecencia ante la Comisión de Empleo del Congreso. Báñez llamó a la participación de las grandes empresas y de las asociaciones empresariales y sindicales para que este cambio sea posible.

Esta propuesta busca fomentar la idea de mejorar la conciliación de la vida profesional con la personal. En comparación con otros países, los españoles tenemos una de las jornadas laborales más amplias. El máximo de horas semanales que se deben dedicar al trabajo es de 40 horas, pero muchas empresas españolas, incluso, sobrepasan esta cifra. Muchos trabajadores saben a qué hora entran a trabajar, pero no a la que salen. Algunos incluso pueden estar en su puesto de trabajo desde las 9.00 horas hasta las 20.00 horas. Según Eurostat, en España cenamos dos horas más tarde que en Francia y nuestra jornada laboral termina tres horas después que en Alemania.

En España nos caracterizamos por la falta de flexibilidad, la cultura del presentismo y el huso horario que no nos corresponde geográficamente. En cuanto a este último punto, Fátima Báñez también planteó la posibilidad del cambio de huso horario en España a fin de facilitar la reducción de las jornadas laborales. Pero, ¿cómo podemos conseguirlo? Para poner en práctica estas medidas, la ministra de Empleo propuso establecer mecanismos para hacer más flexible la jornada, así como implementar nuevas fórmulas de teletrabajo. Su idea es reducir las jornadas laborales y crear más turnos de trabajo, lo que daría lugar a más empleo. Pero la pregunta que nos surge a todos es: ¿la reducción de la jornada laboral llegará también con una reducción en el salario? Todos esperamos que no sea así, pero en cualquier caso, siempre es conveniente tener nuestras cuentas bien controladas con nuestra app de Fintonic, con la que poder consultar todos nuestros ingresos y gastos en un solo golpe de vista.

¿Es-posible-mejorar-la-forma-de-trabajar-de-los-españoles?

¿Pero, qué preferimos los españoles?

Según un estudio realizado por la agencia de Recursos Humanos Randstad, el 36% de los trabajadores españoles prefieren una mayor flexibilidad laboral, es decir, tener horas variables dentro de las  jornadas. Por su parte, un 16% apuestan por alargar nuestra jornada laboral si eso nos permitiese reducir los días de trabajo a la semana. En otras palabras, trabajar 4 días durante más horas y librar 3 días.

El grado de insatisfacción con el horario laboral de los trabajadores españoles es muy elevado. Los motivos principales son el poco tiempo libre que tenemos para nosotros mismos y la posibilidad de conciliar nuestra vida personal con el trabajo. Conclusiones extraídas del informe anual Employer Branding. Y, ¿cuál es la solución? En palabras de Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad: La solución pasa por liberar un mercado laboral rígido, con opciones que aporten bienestar económico y social a todos los trabajadores y a la vez incrementen constantemente la productividad para generar empleo”.

Una reducción de la jornada laboral no solo es beneficiosa para los trabajadores, quienes dispondrían de más tiempo para sus cosas personales, sino también para las empresas. Los trabajadores realizarían sus tareas con mayor entusiasmo y eso se traduciría en un aumento de la productividad.

Los beneficios de las jornadas de trabajo reducidas

Suecia ha sido uno de los países que ha apostado por la reducción de la jornada laboral a 6 horas. La idea estuvo reflejada en la experiencia de 13 años de una filial de la compañía Toyota que se encuentra en Suecia. “El personal se siente mejor, hay una baja rotación y es más fácil reclutar gente nueva”, ha afirmado el Director General de Toyota en el país sueco, Martín Banck. A estas ventajas se les suma el uso más eficiente de las máquinas y los menores costes de capital.  Con esta medida, Suecia busca aumentar la eficiencia laboral, ahorrar en fondos estatales y abrir un nuevo camino de oportunidades.

Otro ejemplo de los beneficios de la reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias lo encontramos en un centro de mayores en Gotemburgo. Se hizo un experimento para probar cómo afectaba esta reducción a la empresa. Para ello, mantuvieron el mismos salario a los/las cuidadores pero redujeron su jornada en 2 horas. Los resultados fueron los siguientes: mejor trato y cuidado a los pacientes, trato más personalizado y una mayor amabilidad. Esta medida, además, ha generado 14 nuevos puestos de trabajo para cubrir las horas que ahora quedaban libres.

En el caso de Europa, el referente en la reducción de las horas laborales es Francia. Lleva varios años intentando establecer jornadas más cortas. Esta decisión tiene tanto personas a favor como en contra. Por ejemplo, algunos trabajadores franceses consideran que 6 horas no son suficientes para realizar todas las labores necesarias en un día. Sin embargo, no existe una correlación directa entre las horas trabajadas y la productividad, tal y como afirmó un estudio de la Universidad de Stanford en 2014. Trabajar más horas no significa que vayamos a tener mejores resultados.

¿Es-posible-mejorar-la-forma-de-trabajar-de-los-españoles?

Cómo se benefician las empresas

Centrándonos en los beneficios de la jornada reducida para las empresas, encontramos un gran ahorro en costes. Tal y como apuntábamos anteriormente, se hace un uso más eficiente de los recursos al usarlos por un periodo de tiempo más corto y con los mismos o mejores resultados. De la misma forma, los trabajadores son más productivos cuando trabajan menos horas porque están más felices. Esta situación elimina la necesidad de disponer de un mayor número de recursos para alcanzar los objetivos propuestos.

Por otro lado, la reducción de la jornada laboral supone un gran ahorro de energía para las empresas. Los trabajadores pasan menos tiempo en la oficina, por lo que se reduce el consumo de luz y electricidad, incluso del agua. Una de las recomendaciones de Fátima Báñez era impulsar el teletrabajo para que los trabajadores no pierdan el tiempo en los trayectos y su jornada laboral acabe antes, en términos generales. En este sentido, el teletrabajo también es una excelente medida para ahorrar en los gastos de una oficina.

Se haga efectiva o no esta atractiva medida, saber gestionar nuestros recursos para ahorrar tiempo es muy importante en nuestras vidas, y la app de Fintonic es la herramienta perfecta para esto. Podrás gestionar el salario que cobras desde la app y de esta manera controlar tus ingresos y gastos de forma eficaz y siempre ayudando y fomentando el ahorro. Es fácil y sencilla de utilizar, además de ser una app segura y fiable, con datos que pueden beneficiarte a la hora de tomar decisiones de tus gastos y finanzas personales. Se trabaja por dinero, y ese dinero ¡se gestiona con la app de Fintonic!

¿Que piensas?