Entrevista al “maratón man” de Fintonic

maratón man

La maratón Madrid 2016 que se celebró hace pocos días recibió a 33.000 luchadores con muchas ganas de comerse el mundo, o por lo menos los 42,195 km de esta dura prueba. Entre ellos se encontraba nuestro gran gladiador Juan que, aparte de gladiador, trabaja en Fintonic. Y qué mejor para revivir la experiencia que hacer una entrevista a nuestro compañero.

Fintonic – Lo primero es preguntarte si todavía estás cansado de haber corrido esos 42,195 km.

Juan – Pues un poco. La verdad es que me estoy recuperando bastante bien. Estos últimos meses he entrenado muy duro, por lo que ya voy acostumbrando al cuerpo a darle caña.

Fintonic – ¿Se tienen agujetas después de correr una maratón?

Juan – Yo diría que es prácticamente imposible no tener agujetas si no eres un profesional de esta distancia. El día después de la carrera es cuando realmente notas las piernas como si te pincharan con cada paso que das. Subir y bajar escaleras se vuelve de lo más complicado (menos mal que existen los ascensores, jejeje).

Fintonic – ¿En cuántas maratones has participado y cuántas has terminado?

Juan – Esta es mi tercera maratón, todas han sido en Madrid. Afortunadamente, he terminado todas (el año pasado hubo una tormenta impresionante en plena carrera). Me gustaría en algún momento probar en otra ciudad un poco más llana, ya que Madrid tiene demasiadas cuestas y se hace muy duro…

Fintonic – ¿Cuánto tiempo has entrenado, un día, un mes, un semestre?

Juan – Realmente, uno no deja de entrenar. Siempre me tomo un descanso en verano, pero desde septiembre empiezo con la rutina de correr. Se puede decir que unos 4 meses antes de la carrera es cuando empiezo la preparación en serio para llegar a tope, aunque por lo que veo, no lo suficiente para evitar las dichosas agujetas.

Fintonic – ¿Es cierto que para celebrar que terminaste con éxito la prueba te fuiste luego de marcha y acabaste en un after?

Juan – Jajaja. Lo que hice nada más terminar fue comer una buena hamburguesa triple. Ya sabes, necesitaba recuperar las calorías quemadas…

Fintonic – ¿Qué otros retos tienes en la vida, plantar un árbol, viajar en globo…?

Juan – El mayor reto es seguir descubriendo nuestros límites y no dejar de divertirme con lo que hago. Igual un día te digo que he corrido 100 kilómetros, que me he lanzado en paracaídas o que me voy a escalar el Everest. Nunca se sabe.

Fintonic – ¿Cómo se han tomado en Fintonic que seas un maratoniano?

Juan – Todos mis compañeros me han animado mucho en estos meses de preparación. Hay gente muy deportista en la oficina y comprenden que haya algún loco que se dedique a correr tanto sin necesidad.

Fintonic – ¿Es compatible ser atleta y tener pareja ( y no hablo de jugar a las cartas)?

Juan – Solo si está tan loca como tú. A veces se hace difícil no poder hacer otras cosas porque tienes que entrenar, pero siempre hay tiempo para todo y todo se puede disfrutar. Es cuestión de organizarse.

Fintonic – ¿Cuál es el peor momento que se pasa durante esa durísima prueba?

Juan – Imagínate que vas corriendo completamente a oscuras por un pasillo y de repente chocas contra una pared. Pues esa es la sensación que tienes en el kilómetro 30 más o menos, lo que popularmente se conoce como “El Muro”. Además, en la maratón de Madrid, a partir de ahí todo es cuesta arriba, por lo que la dureza se multiplica…

Fintonic – ¿Cuál es la bebida y alimento favorito que tomas durante semejante esfuerzo?

Juan – Durante toda la carrera te van ofreciendo agua y bebidas isotónicas para que no pierdas energía. A mí personalmente me encanta tomar geles, ya que te dan un extra de energía y previene el cansancio en los momentos de mayor dureza de la carrera. Y la semana previa a la carrera, ¡hay que comer mucha pasta!

Fintonic – ¿Cuál es tu mejor marca en una maratón?

Juan – Siempre he hecho unas 4 horas. No soy especialmente rápido, pero con terminar vivo la carrera es suficiente para mi.

Fintonic – ¿Qué prefieres hacer un domingo, correr una maratón, ir de cañas o ver Bambi en el cine?

Juan  – Muy tentador lo de Bambi… Ir de cañas con los amigos es el mejor plan para un domingo cualquiera. Dejemos que la maratón sea “solo” un domingo al año.

Fintonic – Bueno y para terminar, ¿te apetece una copa?

Juan – Venga, te acepto unas cañas. Pero que sea un sitio donde no haya que subir escaleras…

¿Que piensas?