El precio de la gasolina y el gasóleo rozan los mínimos del año. ¡Este es vuestro momento!


Al parecer estamos de enhorabuena: el litro de la gasolina de 95 y del gasóleo ha registrado un nuevo descenso por tercera semana consecutiva. Desde que éste se inició, el precio de los carburantes sigue bajando rozando mínimos del año en las primeras semanas de noviembre, concretamente un 1,3 %.

El precio del litro de gasolina se ha situado en una media de 1,38 euros, por lo que cae un 9,3% con respecto al récord histórico de 1,522 euros marcado a finales de agosto. El precio del gasóleo ha descendido un 1.3% y se sitúa en 1,36 euros el litro, costando 5,4% menos que el récord histórico de 1,444 euros de finales de agosto. Por lo que este descenso supone un ahorro de 34.08 euros mensuales de gasolina, y de 20,16 euros en el caso del gasóleo ¡Ya iba siendo hora!

¡Cuidado porque no es oro todo lo que reluce! La gasolina es ahora un 1,6% más cara que en enero, y un 5% más cara que en la misma semana del año pasado, mientras que el gasóleo cuesta un 2,2% más que a comienzos de año y un 3% más que en el mismo momento de 2011. Llenar un depósito de 60 litros de gasolina requiere un desembolso de 82,8 euros, 4,26 euros más que hace un año, y uno de gasóleo 81,6 euros, 2,70 euros más. Ánimo ¡Aún podemos rascar más!

¿Cómo podemos ahorrar más aprovechando esta bajada de precios?

Según datos de La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y de La Real Automovil Club de Cataluña (Fundación RACC) se puede ahorrar en gasolina:

Por día y zona: la RACC ha analizado más de 2,5 millones de precios de gasolina-95 y gasóleo, revela que los lunes es el día más barato para repostar, siendo los sábados el día de la semana más caro. Además, el análisis de la fundación expone que repostar en las autopistas es más caro que en las zonas urbanas o industriales, entorno al 1%, y hacerlo en los centros comerciales suele ser más barato, aproximadamente un 1%. Aunque la diferencia no sea en principio muy cuantiosa, a la larga supone un buen pellizco que sumamos a nuestro bolsillo.

Por provincias: la ubicación de las estaciones de servicio influye directamente en el precio del carburante. En diésel hay hasta un 6% de diferencia entre la provincia más cara (Baleares) y la más barata (Huesca). Esto se traduce a un ahorro de 8 céntimos por litro, es decir, ahorrarse hasta 4,4 euros por cada repostaje. En gasolina 95 cambian ligeramente las cifras: 7 céntimos por litro, 3,85 euros por repostaje.

Hay provincias donde ya está vigente el impuesto de “el céntimo sanitario” (en realidad 5 céntimos por litro), un impuesto destinado a financiar las políticas sanitarias y de medio ambiente. Tened esto en cuenta a la hora de repostar, ya que si esperáis unos kilómetros más antes de llenar el depósito, supone llegar a una región vecina donde aún no se ha aplicado este impuesto (Aragón, Navarra, La Rioja y País Vasco) o las que lo hacen de manera más ligera (Madrid, Murcia y Galicia, aunque en este último caso solo es válido para el gasóleo) hará que ahorréis unos euros 🙂

Por marcas: a la hora de elegir una u otra marca también afecta a nuestro bolsillo, con diferencias de hasta un 10% en algunos casos, que son 13 céntimos por litro y 7,86 euros por repostaje. Por eso es muy importante que antes de que os precipitéis hagáis un ejercicio de comparación de precios entre las diferentes marcas del mercado. Para ello, usad internet donde tenéis innumerables sites como www.elpreciodelagasolina.com, www.preciosgasolinas.com, etc, donde visualizáis el precio actual de cada estación de servicio.

Con mis consejos y vuestros constantes ejercicios conseguiréis al fin realizar ese viaje que tanto tiempo lleváis posponiendo 🙂

¿Que piensas?