Divorcio: gastos, abogados…Mejor estar bien preparado

En términos generales, y a pesar de los problemas económicos y los recortes derivados de la crisis que durante largo tiempo hicieron descender el número de separaciones, las rupturas en nuestro país aumentaron el año pasado según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Concretamente, el número de divorcios tramitados el año pasado ascendió a 104.262, un 0,6 % más que en 2011; y las nulidades matrimoniales también aumentaron con 133 procesos, un 0,8 % más. Por el contrario, las cifras de separaciones, 6.369, se redujeron un 7,9 %

El mayor número de rupturas se produjo entre los 40 y 49 años, tras una duración media de 15 años de matrimonio; y por comunidades autónomas, Canarias y Cataluña es donde más sentencias de divorcios se registran, siendo Castilla y León y Extremadura donde menos.

Aunque estos temas no son muy agradables, en Fintonic.com creemos que es muy importante estar preparados, ya no sólo a nivel económico por los gastos que conlleva una separación, sino a nivel jurídico.

Por ese motivo, para la elaboración de este artículo hemos contado con el asesoramiento y colaboración de Álvarez Valcarce Abogados, para ayudarnos a entender por encima las alternativas legales y los costes a los que se pueden optar para formalizar una ruptura matrimonial común ¡Presta atención!

1. Mediación familiar

El principal objetivo de la mediación familiar es ayudar a las parejas que han decidido su ruptura, a negociar todos los puntos en desacuerdo y a resolverlos de una manera pacífica.

La negociación comprende todos los puntos que integrará un convenio regulador de separación o divorcio (i.e. guardia y custodia de los hijos con ambos progenitores, periodos de convivencia y relaciones de los hijos con ambos progenitores, uso de la vivienda familiar, pensión de alimentos, pensión compensatoria, reparto de bienes –disolución y liquidación del régimen económico matrimonial-).

Las características de la mediación familiar son:

Voluntariedad: las dos partes deciden someterse a este procedimiento voluntariamente.

Confidencialidad: (se exige tanto a las partes como al mediador), igualdad de las partes e imparcialidad del mediador.

El acta final determina la conclusión del procedimiento y refleja los acuerdos alcanzados o su finalización por cualquier otra causa. El acta es redactada por el mediador. Si la expareja desea la aprobación judicial del acuerdo de mediación debe llevarlo a un abogado para darle forma legal y transformarlo en un convenio regulador para que pueda ser aprobado judicialmente en el procedimiento de separación o divorcio.

2. Nulidad, separación y divorcio

El matrimonio es una institución, negocio o contrato por el que se crea un vínculo del que se derivan un conjunto de relaciones personales y patrimoniales de carácter estable y continuado.

Cuando la pareja decide ponerle fin, puede solicitarse en base a lo siguiente:

La nulidad matrimonial: consiste en la declaración de inexistencia o invalidez del matrimonio contraído. Se centra, por tanto, en determinar si fue válida la forma en la que se celebró el negocio jurídico o contrato del matrimonio.

La separación matrimonial: consiste en la ruptura de la convivencia conyugal pero sin que se produzca la disolución del vínculo matrimonial, que permanecerá en vigor hasta que no se produzca el divorcio, la muerte o la declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges. Aquí entra también la separación de hecho, que consiste en que la pareja rompe la convivencia conyugal sin poner de manifiesto tal circunstancia al Juzgado.

El divorcio: consiste en el procedimiento por el que cesa la vida en común (si no ha habido una separación matrimonial previa) y quedan sin efecto las obligaciones del matrimonio a las que se comprometieron los cónyuges en el momento de contraerlo por lo que no están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente (salvo aquellos deberes que se establezcan en la propia resolución judicial relacionados con las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de sus descendientes y otras personas dependientes a su cargo).

3. Costes legales

Los costes legales derivados de las alternativas mencionadas anteriormente dependerán de las circunstancias de cada caso.

Los honorarios del Abogado, a modo orientativo, podrían ascender a las siguientes cantidades:

En el caso de que haya mutuo acuerdo entre la pareja Euros 600- 1.500 €

En el caso de que no haya mutuo acuerdo entre la pareja Euros 1.500 – 2.000 €.

A los honorarios del Abogado habría que añadir los honorarios del Procurador en el caso de que tenga que intervenir que, a modo orientativo, podría ascender entre Euros 500 – 1.500 €

Poner fin a una relación, además de duro, seguramente afecte a tu vida financiera, y es por ello que hay que intentar prepararse lo mejor posible para lo que pueda ocurrir.

Ya no compartes gastos e ingresos con tu pareja y es hora de sentarse y analizar cuál es tu nueva situación financiera:

1. Has de saber de cuánto dinero dispones: revisa los nuevos gastos que has de afrontar en tu nueva vida, tales como la casa, préstamos… (además de los mencionados anteriormente de abogados, procurador…) Es probable que empieces a tener una serie de gastos recurrentes que antes no tenías o no eras tan consciente, como la nueva casa, los niños… Este paso es fundamental entender dónde se te va hasta el último céntimo mes a mes. Si quieres saberlo sin esfuerzo, te recomiendo el uso de fintonic.com. La aplicación te organiza en un mismo sitio todos los gastos de tus cuentas y tarjetas automáticamente y organizados por categorías (niños, gasolina, viajes, ropa…), a penas tendrás que hace nada, dedicarle 15 minutos a revisar todo cuadra :)

2. Conocer tu patrón de gasto es el paso más importante de todos: ya que tienes todo categorizado analiza en la herramienta las partidas de mayor gasto, por ejemplo las 5 de mayor gasto y decide de una forma efectiva dónde rascar para utilizar tus ingresos de la manera más efectiva.

3. Hazte un presupuesto: Es el último paso, y tiene que ser ajustado a tu nueva situación económica para que no se te escape ningún pago, sobre todo, en aquellas partidas de gasto que no estás acostumbrado porque no eran tu responsabilidad, o no eras consciente lo que se gastaba es una de las mejores prácticas para tener bajo control las finanzas personales ¡Pero recuerda! No desesperes si no lo cumples a la primera… Has de ir ajustándolo periódicamente y rápidamente te harás con el control de tus finanzas.

Users feedback ( 1 )

  1. Manuel said:

    Lo mejor, porque ya que va a suceder es intentar arreglarlo por las buenas, especialmente si hay hijos de por medio. Si pillas con un buen abogado de familia te ahorras muchos dolores de cabeza y estoy convencido que incluso dinero. Yo estoy muy contento con la mía, Carmen Calderón del bufete custodia-compartida porque se implica mucho y te dice las cosas como son para que todo vaya bien.

¿Que piensas?