Desnudando –no literalmente– a los taxistas

taxiA donde no llegan autobuses, tranvías, cercanías y metros, siempre podremos contar con los taxis. Para llamarlos puedes optar por la tradicional mano en alto, y acompañarla, o no, de un silbido –esto es culpa de las películas– o acudir directamente a tu smartphone, una opción que demuestra que el sector sabe adaptarse a los nuevos tiempos.

De acuerdo con el INE, que monitoriza el sector desde 1994, en 2012 –último año del que se tienen datos – había más de 70.000 taxis operando en España; a nivel nacional, hay un taxi por cada 600 españoles.

¿Te parecen muchos? ¿Pocos? Esta cifra se ha mantenido relativamente estable en los últimos años, aunque la crisis ha hecho mella también en este gremio, rodeado a veces de tópicos que no suelen hacerles justicia.

En Fintonic queremos acercarnos al día a día de estos conductores profesionales para saber –aproximadamente– cuáles son sus gastos e ingresos y desmontar algunos mitos sobre lo que invierten en este oficio, tomando como caso de estudio a los taxistas que ejercen en Madrid.

El primer reto: la licencia

Desde mediados de los años 70 el número de licencias de taxi en la capital se ha mantenido en torno a las 16.000; en 2014, se ha estabilizado en 15.600. En Madrid hay varias instituciones que agrupan a los profesionales del taxi: la que tiene mayor número de miembros –unos 8.000– es la Gremial de Auto Taxi Madrid y otra de las más importantes es la Federación Profesional del Taxi de Madrid.

Según estas organizaciones, conseguir la licencia –porque un taxista se jubile o quiera dejar la profesión, ya que hace varios lustros que no se otorgan nuevas– puede costar entre 150.000 y 200.000 euros.

A la hora de comprar una de estas licencias es importante el papel que juega el Ayuntamiento, que es en última instancia de quienes dependen estos permisos municipales. Sea como sea, una búsqueda sencilla en Internet hace que aparezcan centenares de anuncios de particulares… Y muchos desaparecen a las pocas horas porque hay interesados.

Además tienes que saber que para conducir un taxi no sólo hay que tener el permiso B: hay que obtener el BTP, que habilita para conducir un transporte público. Entre el curso para prepararlo, el examen y las tasas, la inversión es de unos 1.000 euros.

¿Cuánto puede costar al mes mantener el taxi en perfecto funcionamiento? Antes de abrumarte con la lista, que no es precisamente corta, si eres taxista o te planteas dedicarte a ello te conviene saber que con una herramienta como Fintonic  no tendrás que coleccionar facturas, ya que la herramienta te permite organizar tooodos tus gastos por categorías: gasolina, mantenimiento de vehiculo, seguros, etc. Con sólo un par de clicks te mostrará enseguida las cantidades agrupadas en el período que tú elijas y te ayudará a saber dónde tendrás que invertir a la hora de seguir on the run, ¡Así de fácil!

Gastos mensuales y anuales

Para saber qué inversión tiene que hacer un taxista, más allá de la obtención de la codiciada licencia, en Fintonic hemos investigado por varios foros profesionales y hemos elaborado este listado de las cantidades aproximadas:

–       Ya tienes el carnet necesario, el BTP, pero ¿qué hay del coche? Lo mínimo es contar con un vehículo de gama media, que nuevo rondará los 15.000-20.000 euros. Además es muy probable que tengas que cambiar de coche en poco tiempo en comparación con un conductor no profesional: lo usual es hacerlo cada cinco o seis años.

–       Prácticamente el 90% de los taxistas que circulan son autónomos, aunque hay quienes ejercen como conductores asalariados, como te explicaremos enseguida. Si tienes que darte de alta como trabajador por cuenta propia, recuerda echarle un vistazo a este antiguo post de Fintonic  y comienza a familiarizarte con los trámites para hacerlo. Tendrás que pagar las correspondientes tasas e impuestos: en seguros sociales, serán unos 500–600 euros fijos al mes.

–       En combustible, con ciertas variaciones entre modelos, el gasto medio ronda los 600-700 euros al mes.

–       Los sistemas de comunicación entre taxis y con la respectiva centralita no son gratuitos: el gasto ronda los 120 euros por vehículo.

–       ¿Sabes cuánto cuesta un taxímetro homologado? El precio medio es de 600 euros.

–       Aquellos taxistas que quieran acondicionar su vehículo con una mampara de seguridad tendrán que abonar entre 1.000 y 1.500 euros al taller que se la instale.

–       Los seguros pensados para taxis tienen algunas primas que en otro tipo de vehículos son menos cuantiosas. En la web Superseguro ofrecen este comparador: después de experimentar un poco, veremos que una póliza a terceros, y dependiendo del tipo de vehículo, varía entre 1.500 y 2.000 euros al año. Además hay que abonar religiosamente un seguro especial de responsabilidad civil para los clientes.

–       A estos gastos más específicos hay que sumarle otros más corrientes, como el precio de pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) cada año y a los 5 años cada seis meses, la limpieza periódica del coche, posibles desperfectos

Si te estás preguntando cuánto se gana al volante de un taxi, no podemos darte una respuesta clara. En el caso de los asalariados de conductores que quieren aprovechar la licencia, esa cifra provendrá de un acuerdo mutuo. Sólo está permitido que un taxi circule 16 horas al día, así que muchos taxistas conducen ocho horas y subcontratan las ocho restantes para amortizar su licencia.

Lo habitual es que esos ‘segundos conductores’ se lleven un tercio del precio pagado por cada trayecto y que sea el dueño de la licencia quien se haga cargo del alta en la Seguridad Social, los correspondientes pagos,… Hablamos de sueldos que rebasan el mileurismo, pero no demasiado.

Para los taxistas autónomos, que son la mayoría, lo que ganan depende del tráfico, de la demanda y de la suerte. Lo que sí podemos facilitarte es el cuadro de tarifas oficiales para Madrid en 2014, que puedes consultar aquí, y ofrecerte una aproximación…

Los taxistas calculan que la mitad de lo que ingresan en sus carreras se destina a mantener el coche a punto. Para tener unas ganancias brutas más allá de los 1.300-1.500 euros hay que pasar al menos 10 horas al volante cada día, sin contar los de libranza obligatoria; hay quien supera los 2.000-2.500 euros al mes con una dedicación y un esfuerzo mayores, pero en los últimos años hay cada vez menos casos.

Además de gastos e ingresos, si quieres ser taxista deberás tener en blanco tu certificado de penales, abonar los controles necesarios para evitar el fraude en taxímetros, aprenderte las ordenanzas municipales de tu ciudad, so pena de sanción,… Seguro que ahora mirarás de otra manera a esa persona que pasa el día apagando y encendiendo esa señal verde.

El mundo taxi-app

Si eres de ese tipo de personas que nunca dan con un taxi libre, en tu smartphone está la solución. Una búsqueda rápida en Google Play o la AppStore nos dará cientos de posibilidades para pedir un taxi en tu ciudad: Easy Taxi, mytaxi, GooTaxi, Wannataxi, Taxi Sostenible… Y cada vez más taxistas llevan en los laterales de sus coches publicidad de este tipo de aplicaciones, que se encuentran por decenas en la Red.

Si eres un profesional del volante, una de las aplicaciones a las que sacarás más rendimiento es Gasolineras de España, disponible para iOS y Android. Recoge los precios de combustible de los surtidores que tienes más cerca y los ordena para que puedas acudir al que sea más asequible en ese momento. También pone a disposición del conductor un histórico que puede ayudar a saber a qué hora o en qué día de la semana conviene acercarse a una u otra gasolinera.

Hasta ahora no habíamos hablado de una posibilidad que irrita sobremanera el gremio: el mundo de los coches compartidos y los servicios de transporte ‘piratas’, que con Internet han proliferado mucho.

¿Qué opinan los profesionales del taxi de este tipo de servicios? Este verano han puesto en marcha varias protestas en Madrid, y no sólo para criticar la recién aprobada Ordenanza Municipal del gremio, sino para denunciar las prácticas llamadas ‘de consumo colaborativo’.

Argumentan que no sólo se trata de competir con ‘taxis sin taxímetro’: hay riesgos para el pasajero, que se desplaza en un coche que no está homologado conducido por personal no cualificado.

Tanto si eres taxista, o quieres serlo, o sueles usarlos a menudo en tu día a día, esperamos que te animes a usar Fintonic  para agrupar los gastos que tengas en torno a este medio de transporte, ya sea como conductor o como pasajero.

¡Feliz trayecto! ;)

Users feedback ( 1 )

  1. Iñigo said:

    ¿Qué ocurre si desaparecen licencias, porque no hay negocio? En ese caso, ¿quién resarce al taxista cuya licencia desaparece al jubilarse? En estos días se están publicando noticias sobre el coche autónomo de Google. Si esta tecnología triunfa en un futuro tener un coche sería algo radicalmente distinto a como es hoy en día. Y por supuesto desaparecerían empleos históricos como el de taxista o camionero.

¿Que piensas?