Descubriendo la app de Fintonic: Categorías

Descubriendo la app de Fintonic: Categorías

¡Dios mío, qué caos de cuentas!

Muchos hemos comenzado a mirar nuestras facturas, cuentas, gastos, ingresos y la verdad es que no se sabe “por dónde cogerlos”, como se suele decir. Por eso contar con Fintonic para echarte una mano no está de más, porque su funcionalidad de categorización te hace la vida más fácil y así ya sabes en qué se te va el dinero en todo momento.

Aquí van unos trucos muy útiles para poder categorizar todo todito todo, y que no se te descuadren tus cuentas al computar un gasto o ingreso donde no corresponde:

El dilema del efectivo

Acabas de sacar dinero del cajero, y tu app de Fintonic te lo muestra en tu apartado de gastos en su totalidad y en la categoría de “efectivo”, pero ¿en qué se va realmente ese dinero? He ahí el drama de cómo poder conseguir que ese dinero en efectivo no se quede como una categoría propia. Pues tranquil@ que Fintonic está en todo, con lo que te permite dividir este gasto y re-categorizarlo cuantas veces quieras y en todas las categorías que quieras.

Descubriendo la app de Fintonic: Categorías

Así que si retiras 50€ un finde para intentar no gastar de más al salir con tus amig@s y con tus demás planes, ya sabes qué hacer cuando ya tengas claro en qué se te ha ido el dinero. Seleccionas el movimiento en cuestión, y luego pinchas en “Dividir” y ya lo imputas a la categoría correspondiente (“Transportes” para los 10€ del taxi, “Restaurantes” para los 20€ de esa comidita con los de siempre, etc). ¡Si categorizar es un placer!

¿Y qué hago con las devoluciones?

Me compré unos pantalones por internet y he decidido devolverlos, pero claro, esa devolución ¡figura como un ingreso! Claro, realmente se podría considerar un ingreso puesto que devuelven la cantidad abonada que antes figuró como un gasto cuando lo compraste, pero te descuadra todo tu informe de ingresos y gastos, y eso es un fastidio.

Pues tu app de Fintonic, cual gurú de las finanzas personales, ¡tiene la solución! Podrás computar este gasto como un “gasto positivo” y así ya los dos gastos se anulan y no figurará ingreso alguno, será como si esa compra nunca hubiera pasado en tus finanzas personales, y que toda siga su curso. Para ello, categoriza este ingreso como un gasto (el importe de la operación seguirá siendo positivo a pesar del cambio de categoría) y así ya tu cifra de gastos estará exactamente igual que antes de que comprases esos pantalones y luego los devolvieses. Listo, ahora tu informe de ingresos y gastos está en orden y tus finanzas personales se ajustan de verdad a ti y lo que tú prefieres 😉

Esas cenas grupales y el lío de las tarjetas, ¡ayúdame Fintonic!

Sí, las cenas con varios de tus amig@s o familiares son un auténtico lío cuando llega el momento de pagar, Iker Jíménez tratará este tema en sus próximos programas seguro. Por ejemplo, no tienes efectivo y entonces pagas con tarjeta, y para que sea todo más fácil y no tengas que invitar a todos, pues los demás te pagan en efectivo. ¿Quién no ha vivido esta situación?

Pues claro, en tus cuentas tienes un problema con estas “devoluciones en efectivo”, porque estrictamente hablando tú te has gastado los 60€ que costó toda la cena, aunque te hayan dado en efectivo 40€ tus otros dos amigos.

¿Y ahora qué? Pues tienes varias opciones, si eres de esos impacientes que les gusta tener todas las cuentas y su informe de ingresos y gastos en orden en todo momento, pues la solución pasa por usar el navegador de Fintonic en tu ordenador y dividir el movimiento (una vez más, esta función es un salvavidas sí) y categorizar esos 40€ recibidos como “no computables”. Así ya, esos 40€ estarán un poco “en el limbo”, y ya una vez sepas en qué te los gastaste concretamente, lo podrás cambiar a un gasto con su categoría apropiada.

Descubriendo la app de Fintonic: Categorías

Si lo prefieres y no te importa esperar, o ya te has gastado esos 40€ en efectivo que te han devuelto tus amigos, pues como siempre dividirías el movimiento de los 60€ de la cena con lo que 20€ irían a la categoría de “Restaurantes” por tu parte de la cena, y los 40€ restantes, por ejemplo, podrían ir a 20€ de un libro que te compraste que imputaste en la categoría “Librería” y los otros 20€ a “Espectáculos” por la obra de teatro a la que fuiste días después. ¡Y crisis abortada! Tus finanzas ya están en perfecto estado de revista, sólo para tus ojos en tu app de Fintonic.

El gran recurso de la categoría de movimientos “no computables”

Acabamos de comentar que categorizando un movimiento como “no computable” puede serte muy útil a la hora de evitar un descuadre en tus cuentas, pero… ¡es que esta categoría multiusos te puede ayudar en otras muchas ocasiones!

Descubriendo la app de Fintonic: Categorías

Imagina que te haces una transferencia de una cuenta propia a otra que también está a tu nombre, realmente no estás ni ingresando ni gastando dinero tal y como figuraría normalmente. ¿Cómo evitar esto? Pues está muy claro, si no son computables entonces no afectarían a tu informe de ingresos y gastos y no distorsionarían tus cuentas. Lo mismo te puede ocurrir con otros movimientos que en verdad no son ni gastos ni ingresos, con lo que puedes arreglarlo muy fácilmente con esta simple re-categorización desde tu app de Fintonic.

Tras empaparte de todos estos consejos, estarás cada vez más cerca de convertirte en un verdadero Máster de tus finanzas personales. Si dominas a la perfección cómo dividir y categorizar tus movimientos, ¡tienes el control total! Así que si quieres mantener tu estatus de incondicional de tus cuentas, no te pierdas las entregas de esta sección “Descubriendo la app de Fintonic” que podrás encontrar en la Guía Fintonic de nuestro blog.

¡Y a categorizar se ha dicho!

 

¿Que piensas?