Desde Fintonic queremos ayudarte a hacer la Declaración de la Renta. En este 2018, el plazo para realizarla es del 4 de abril hasta el 2 de julio (ambos incluidos). Sin importar si el IRPF sale a pagar o a devolver, los contribuyentes tenemos varias opciones en la casilla de la asignación tributaria, especialmente ahora que se han iniciado las dos campañas principales, desde las que, con libertad, podemos asignar que un pequeño porcentaje de nuestros impuestos sean para seguir contribuyendo con la labor de la Iglesia #Xunmundomejor y con la X Solidaria #Rentaterapia.

 

¿Qué opciones existen?

La declaración de la renta nos permite a los contribuyentes decidir a dónde va un pequeño porcentaje de nuestros impuestos y ofrece varias opciones a los ciudadanos. Además, marcar estas casillas no supone un coste económico para el contribuyente

Casilla 105: Atribución a la Iglesia Católica. Al marcar esta casilla, se asigna un 0,7 % de la cuota íntegra del IRPF al sostenimiento y a la labor que la Iglesia Católica realiza.

Casilla 106: Atribución a fines sociales. Esta casilla implica la asignación del 0,7 % de la cuota íntegra del contribuyente a la Plataforma de ONG de Acción social, que reparte el dinero en función de los proyectos presentados por las ONG que la integran.

Marcar ambas casillas. Se pueden marcar las dos casillas al mismo tiempo y, por eso, se multiplica el porcentaje asignado, es decir 0,7 + 0,7 = 1,4 %.

No marcar ninguna casilla. También cabe la posibilidad de no querer marcar ninguna casilla. En este caso, el dinero de todos tus impuestos será decidido y gestionado por el Estado.

Las casillas son una oportunidad para expresar a dónde queremos que se destinen nuestros impuestos por eso tenemos que estar atentos y saber qué casilla o casillas estamos marcando. En caso de contar con un asesor fiscal, hemos de saber que las asesorías tienen la obligación de informar a los contribuyentes de las distintas opciones que aquí mostramos e indicarles qué queremos hacer.

 

¿Dónde va a parar este dinero?

Una de las principales razones por las que muchas personas no marcan estas casillas es por el desconocimiento de dónde va a parar este dinero, más allá de si es a la Iglesia Católica o a fines sociales.

Si decidimos no marcar ninguna casilla, el Estado será el encargado de decidir en qué se invierte ese dinero. Si el IRPF está destinado a la Iglesia Católica, más del 80 % de los recursos se envían a las diócesis españolas para sus sostenimiento (incluyendo las Cáritas diocesanas) y con ese dinero se hace frente a todas las actividades que la Iglesia desarrolla en ámbitos tan distintos como actividades asistenciales y caritativas, pastorales, de cuidado y conservación del patrimonio, apoyo a las misiones, sostenimiento de los sacerdotes, etc.

Por otro lado, cuando el IRPF es destinado a la X Solidaria, el 20 % del importe es gestionado por el Estado y el 80 % restante, por las Comunidades Autónomas. Hasta el año pasado, ese dinero era gestionado por los ministerios de Sanidad, Asuntos Exteriores y Medioambiente. Sin embargo, en 2018 se han implementado cambios en la distribución 20-80 para permitir que las CCAA concedan ayudas a entidades del tercer Secto de Acción Social en función de los proyectos que se presentan.

Conociendo estos datos más profundamente, resultará más fácil marcar estas casillas. Hay que recordar que marcarlas supone una ayuda real que termina llegando a personas con nombre y apellidos, sin suponer ningún coste para los contribuyentes.

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂