Cruza el charco este verano: viaja a EE.UU. por muy poco

Cruza el charco este verano: viaja a EE.UU. por muy poco

Los españoles somos caseros. Tres de cada cuatro españoles elige un destino nacional y con playa para pasar las vacaciones, según un informe realizado por el portal Fotocasa. Sol y playa es lo que se busca en verano. Desconectar, descansar y no tener preocupaciones es lo que los trabajadores quieren, y las playas en España lo ofrecen. Para que las vacaciones sean perfectas, ni amigos, ni familia, los españoles eligen viajar en pareja.

Eso sí, muchos prefieren no quedarse en tierra conocida y eligen París, Nueva York o Londres para pasar las vacaciones. Aun así, poco a poco, los destinos más exóticos o de larga distancia están ganando popularidad. Los estreses del día a día, las obligaciones, las largas jornadas laborales, etc. hacen que tengamos más ganas de desconectar en lugares más diferentes, conocer otras culturas, poner más distancia de por medio para  desconectar más… estarás pensando: “claro, me encantaría hacer un viaje a un sitio diferente, lejano y durante 20 días, pero eso se me va de presupuesto”. Pues no tiene por qué ser así, todo es ponerse y valorar. Evidentemente irte una semana a Londres será más barato que irte 20 días a Tailandia, pero también es verdad que si organizas bien el viaje desde España no habrá tanta diferencia entre destinos europeos y el resto.

Cruza el charco este verano: viaja a EE.UU. por muy poco

¿Qué te parecería recorrer el lejano oeste estadounidense? No es tan caro como piensas. Pero sí requiere una planificación previa. Para empezar la app de Fintonic siempre será tu alidada la hora de organizar cualquier viaje. Poder consultar tus cuentas en todo momento desglosadas por ingresos y tipos de gastos es una gran ventaja y un ahorro de trabajo a la hora de establecerte presupuestos. Por ello, lo primero es marcarte tu presupuesto. Cuánto puedes gastarte, con qué margen cuentas, etc. Fintonic ha recopilado una serie de consejos y aspectos a tener en cuenta para que tu viaje por la costa oeste de Estados Unidos sea inolvidable y barato.

 Lo primero que tienes que reservar es el vuelo. Para conseguir una buena oferta cómpralo unos 3 meses antes de irte, siempre que sea posible. Puedes hacer una búsqueda durante unos días para poder ver por dónde se mueven los precios. El buscador de El Corte Inglés es muy buena opción porque los precios ya aparecen con tasas, impuestos y todo, es decir, con el precio final, para no tener sorpresas posteriores. Suele salir más barato volar a Los Ángeles que a San Francisco, que suelen ser las dos ciudades desde las que empezar o terminar el recorrido.  Y siempre es mejor optar por un vuelo de ida y vuelta que por uno de ida a un destino y volver desde otro. Además, en este viaje se va por el interior y se vuelve por la costa californiana, por la famosa Big Sur, para hacer el recorrido completo. Un buen momento para ir es septiembre, ya que aún hace buen tiempo, está menos masificado, y los precios son mucho más baratos que en pleno verano.

 Coche de alquiler. Imprescindible hacer este recorrido en coche. Lo primero porque es más barato que contratar el viaje organizado, pero además, es mucho más especial, más auténtico y podrás ir a tu aire. Lo más barato, y rápido, es que alquiles el coche desde España y lo recojas en el mismo aeropuerto de destino. Es aconsejable alquilar un coche cómodo, con el espacio suficiente para poder guardar todo el equipaje sin problemas, y si puedes permitírtelo, que sea todoterreno. Lo agradecerás en los parques naturales. Totalmente desaconsejable alquilar un coche tipo Mustang, puede parecer una idea original, pero no es nada práctico ni para conducir, ni para guardar el equipaje. Una buena empresa de alquiler de coches allí es Dollar.

 Hoteles. Los hoteles resérvalos desde España así ahorraras tiempo cuando llegues a los destinos allí. Durante el recorrido por los pueblos o localidades más pequeñas lo mejor es que te alojes en moteles de carretera. Son auténticos, te sentirás como en una película típica americana, y además, ahorrarás un dineral. Al final solo utilizarás el alojamiento para dormir y ducharte. Para las ciudades más grandes, como San Francisco o Los Ángeles, tienes dos opciones: o alquilar un apartamento con aparcamiento en onlyapartments o airbnb, o buscar hostales o Bed and Breakfast en Budgetplaces. Si el presupuesto fijado con Fintonic te da para más, coge un hotel con aparcamiento cerca de Taylor Street en San Francisco, y en downtown de Los Ángeles. Para Las Vegas hay mucha oferta, escoge lo que mejor se adapte a lo que buscas. Las mejores habitaciones son las que dan a Strip, aun así todos los hoteles son muy buenos.

 Comer. Siendo español, la comida americana no será lo más destacado del viaje. Una vez hayas comido dos veces una hamburguesa ya no te apetecerán muchas más. Por ello, y además para ahorrarte mucho tiempo, cuando estés recorriendo zonas de pueblos americanos y parques, como el Gran Cañón o la ruta 66, lo mejor es que vayas provistos de sándwiches. Hay muchos supermercados y en ellos venden una nevera de corcho por poco más de 3 dólares. En todos los moteles y gasolineras hay hielo gratis, y en las habitaciones de los hoteles lo normal es que tengan nevera y microondas, así que puedes hacer una compra y guardarla en la nevera portátil mientras viajas y así poder llevar tu sándwich para comer, una ensalada, arroz precocinado, etc. Tu bolsillo lo agradecerá y tu estómago también. Puedes comer en algunos de los sitios más típicos en las grandes ciudades, pero cuando estés con el coche visitando los pueblos de la ruta 66 o en Yosemite ahorrarás tiempo y dinero con tu propia comida.

 Excursiones. Hay muchas excursiones que deben reservarse con antelación si no quieres perdértelas. Reservarlas desde España, además, harán que te ahorres un buen dinero. La visita a la cárcel de Alcatraz, el Antelope Canyon o los estudios de Universal son algunos ejemplos de estas visitas. Y, por supuesto, sácate el pase anual de parques naturales. Aunque solo vayas unos días te compensará si vas a más de dos, ya que cada entrada son unos 25 dólares por coche y el pase anual 40 dólares. Dependiendo de los que vayas a visitar, te compensará, pero ten en cuenta que podrás ver el Gran Cañón, Yosemite, Zion Park, el parque de las Secuoyas, Bryce Canyon… haz tú mism@ la cuenta.

 Gasolina. Para repostar, procura hacerlo en carreteras más perdidas. A medida que te acercas a lugares más turísticos, los precios suben exponencialmente.

Cruza el charco este verano: viaja a EE.UU. por muy poco

Si marcas un presupuesto, organizas bien el viaje con antelación y sigues estos consejos podrás tener unas vacaciones por la costa oeste de Estados Unidos ahorrándote unos 1.000 euros con respecto a un viaje organizado o uno en el que no hagas todo lo comentado. Así que, ya sabes, empieza a preparar tu viaje ¡desde hoy mismo!

¿Que piensas?