¿Crees que tu banco te va a conceder un crédito?

¿Crees que tu banco te va a conceder un crédito?  La crisis económica, entre otras consecuencias, trajo consigo el cierre del grifo de los créditos por parte de los bancos. Empresas y particulares han tenido muy difícil el acceso a financiación bancaria durante estos años. Hoy en día hay un flujo más activo en la concesión de créditos, pero aún es insuficiente. Las empresas siguen necesitando inyección de capital para poder desarrollarse y generar empleo, y los particulares que quieren emprender o necesitan liquidez para sus proyectos personales, siguen encontrándose con barreras a su paso.

Requisitos para una financiación en un banco

Existen distintas alternativas para conseguir financiación, como las que ya comentamos en este artículo. Pero también se puede recurrir al método tradicional, a una entidad bancaria, a solicitar un crédito y que estudien tus gastos e ingresos para comprobar si se puede o no concederte el préstamo y, de ser así, bajo qué condiciones.

Una entidad bancaria estudiará tu sueldo, tu estabilidad laboral, el patrimonio que tengas, tu situación familiar, si estás en alguna lista de morosos, o si  ya tienes créditos concedidos, ya que no pueden superar el 35%  o 45% de tus ingresos, en función del salario.

Como ves, son muchos los aspectos a analizar y tener en cuenta. Si, por ejemplo, una pareja con unos ingresos mensuales de 3.000 euros entre ambos, tienen un contrato fijo desde hace cinco años, y 26.000 euros ahorrados. Además, están libres de cargas, no tienen ningún  crédito a su nombre, ni están en ninguna lista de morosos. Una situación así te hace pensar que les concederán un crédito para comprar una casa, ¿verdad? Pues no. Los bancos no confían y no les abren la puerta de la financiación.

¿Crees que tu banco te va a conceder un crédito?

Entonces, ¿cuándo pueden darte un crédito hipotecario? Puede que te estés preguntando. En primer lugar, desde Fintonic siempre aconsejamos ahorrar un dinero antes de solicitar cualquier tipo de préstamo, sea a un banco, u otro tipo de entidad financiera. No solo porque aporta solvencia a la operación, y la entidad estará más receptiva, sino también porque se reduce el interés que hay que pagar. Si compras una casa que 150.000 euros y das 50.000 de entrada, solo pedirás un crédito por 100.000 euros, por lo que los intereses de los 50.000 te los ahorrarás.

Fintonic ha preparado una lista con todos los aspectos a considerar a la hora de solicitar un crédito o en qué circunstancias debes saber que no te lo van a conceder en una entidad bancaria.

Nunca por encima del 40% de tu salario. La mayoría de las entidades no te concederá un crédito si la letra que deberás pagar mes a mes supera este porcentaje de tu sueldo. Pero, además, es que no es nada recomendable. Ten en cuenta que, si nada más empezar el mes, se te va casi la mitad de lo que cobras, tú tienes que seguir pagando gastos como luz, agua, comida, gasolina… y vivir. Tener algo para tus caprichos, que no todo sea pagar facturas, ¿no? Así que hazte tu presupuesto mensual con la app de Fintonic y comprueba hasta dónde puedes llegar realmente.

No te metas en más de un crédito. Aunque creas que puedes llegar, si ya tienes un crédito porque te has comprado un coche, quizás no es el mejor momento para solicitar otro préstamo. En la propia entidad es muy posible que no te lo permitan, pero, además, estarás sumando gastos fijos a tu cuenta y te sentirás agobiad@.

Revisa tu contrato. Tras la reforma laboral el despido es mucho más sencillo, pero aún así, si no tienes un contrato fijo, que aporte ciertas garantías al banco, y a ti mism@, mejor que no te lances a endeudarte.

Revisa los intereses. Sobre todo en el caso de un préstamo hipotecario, al principio pagarás más interés que capital. Deberás conseguir un diferencial reducido, y es verdad que hoy por hoy están bastante bajos, así que en este sentido, estás ante un buen momento.

Amortización. Es muy importante que puedas amortizar en un crédito. Es decir, que si ahorras una cantidad, puedas aportarla al banco, reduciendo tu deuda y los intereses a pagar, ya que esa aportación debe ser pura y dura capital aportado. Esto debe estar especificado en las cláusulas del crédito.

Otra alternativa. Fintonic lleva desde el pasado mes de octubre ofreciendo préstamos personales a sus usuarios. Se trata de la primera plataforma a nivel mundial que desde un dispositivo móvil pone en contacto a clientes con necesidad de un préstamo y a proveedores financieros. Tan solo debes contratarlo con unos clics desde el móvil y listo. No hay que presentar papeleos y acudir a mil oficinas, siendo un proceso mucho más sencillo y rápido.

¿Crees que tu banco te va a conceder un crédito?

Ya sabes, comprueba cada uno de los puntos que te va a solicitar la entidad financiera y también haz tus propias cuentas, para saber lo que te conviene. Ten siempre tus cuentas en orden y listas para consultar cualquier aspecto desde tu Smartphone, con la app de Fintonic.

 

¿Que piensas?