Cómo y cuándo dar de baja un seguro

Es posible que, a la hora de pedir un préstamo personal o una hipoteca, te hayas encontrado con la obligatoriedad de contratar un seguro de vida. Pues bien, esta condición nunca puede ser obligatoria. Sin embargo, en ocasiones es uno de los requisitos de algunas entidades para concederte la financiación solicitada. A continuación, vamos a ver si puedes dar de baja ese seguro y cómo.

Existen comparadores de seguros que encuentran pólizas más adecuadas a tu perfil de riesgo o a tus necesidades. Pero, ¿qué puedes hacer si ya tienes contratado un seguro? ¿Puedes dar de baja una póliza? ¿Es legal cancelar un seguro de vida?

 

Derecho de desistimiento en el seguro de vida

Si has decidido cambiar tu seguro, lo primero que debes hacer es anular la póliza que tienes contratada. Es posible cancelarlo sin necesidad de llevar consigo riesgos o consecuencias. Para ello, puedes rellenar esta carta tipo de anulación de un seguro, para que sepas cómo proceder.  

Debes estar pendiente de la fecha de renovación. La aseguradora tiene la obligación de avisarte, al menos, dos meses antes de la fecha de renovación del seguro, así como el precio de la siguiente póliza. Si no notificas la baja del seguro, la Ley 50/1980 dice que se puede renovar de manera automática. Si tu seguro no te avisa, no te preocupes, porque en Fintonic sí que lo hacemos. Te mantendremos informado tanto por la aplicación como por email.

Si no quieres renovar la póliza, según el artículo 22 de la Ley debes avisar a la aseguradora con 30 días de anticipación a la fecha de vencimiento. El método de aviso dependerá de lo acordado con la aseguradora. Eso sí, las consecuencias dependen de cada aseguradora. Existen casos en los que únicamente es posible la cancelación de la nómina si ya no tienes en posesión el bien asegurado. Por ello, es importante que tengas toda la información para saber a lo que te expones.

 

Razones por las que puedo cancelar el seguro

Si estás pensando en dar de baja tu seguro, existen cuatro motivos por los que puedes proceder sin necesidad de esperar a que venza el contrato.

 Cancelación por modificación del precio o las coberturas. Si tu aseguradora decide modificar las condiciones del contrato y no estás de acuerdo con ellas, no tienes que avisar un mes antes. Es obligatorio que la compañía te informe de los cambios realizados. Serás tú quien decida si quieres seguir con el seguro o no, aunque quede menos de un mes para la renovación. Tienes 15 días, desde que recibes la propuesta, para aceptarla o rechazarla. Si no contestas, entenderán tu silencio como una aceptación de las modificaciones.

 Cancelación por reducción de riesgo. El precio que pagas se establece según el riesgo que asume la entidad. A menor riesgo, menor precio. Si el riesgo se ha reducido, has avisado a tu aseguradora y aún así no ha bajado la prima, tienes derecho a cancelarla antes de la fecha de vencimiento.

 Cancelación por contratación online. Si has contratado un seguro de manera online, cuentas con 14 días para arrepentirte. No pueden pedirte explicaciones ni penalizarte por ello.

 Cancelación de seguro de vida. Los seguros de vida cuentan con una normativa propia. Según la Ley del Contrato del Seguro, en su artículo 83, si has contratado un seguro de vida individual y para un tiempo superior a los seis meses, puedes cancelarlo en los siguientes 30 días a la contratación.

Seguro de hogar con préstamo hipotecario

Otro de los seguros contratados más comunes que suelen obligar a contratar a la hora de firmar una hipoteca, es el seguro de hogar. Sólo es obligatorio contratar un seguro de hogar cuando firmas una hipoteca si ésta es titulizada. En este caso, la normativa indica que es necesaria la adquisición de un contrato de daños para esa casa. En caso contrario, si la hipoteca no es titulizada, no tienes obligación legal ninguna de contratar un seguro de hogar con sus condiciones específicas.

La contratación de un seguro debe ser una acción totalmente libre. La idea es que estos productos aporten tranquilidad. La aseguradora responderá ante una determinada situación. Por ello, la contratación de un seguro debe ser una decisión meditada, libre y jamás debe ser negociada de forma individual. Fintonic también te ayuda a ahorrar en tus pólizas. Ordena tus seguros y encuentra una oferta mejor adaptada a ti.

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂

¿Que piensas?