Son muchas las personas que tienen contratado un seguro. Pero… ¿cómo sabes cómo reclamarlo? Si ha ocurrido algún percance y tienes un seguro que te lo cubre o que debería hacerlo, es importante que conozcas los pasos a seguir para llevarlo a cabo de la manera correcta. Hoy, desde Fintonic, ¡te lo contamos!

Reclamar un seguro: todo lo que necesitas saber

Seguro de hogar, de viaje, de salud… son muchos los seguros que las compañías aseguradoras ponen a disposición de sus clientes. Sin embargo, pueden surgir  conflictos derivados de incidentes en los que podría ser necesario reclamar.

Lo primero es leer la póliza de seguros con detenimiento. ¿Pero cuándo? Lo ideal es hacerlo antes de contratarlo y, por supuesto, de firmar. Pero, si fuera tarde, antes de reclamar un seguro se aconseja leerlo bien para saber si se tiene la razón.

Una vez se tiene toda la información sobre la mesa, ya se puede proceder a presentar la reclamación del seguro. El plazo para hacerlo es de 2 años desde que se produce el percance. Con lo anterior claro, veamos los pasos a seguir para reclamar un seguro:

 

Pasos para reclamar un seguro

  1. Acude a tu aseguradora y comunica lo sucedido. Tendrás que plantear el problema y presentar la queja, para que así la compañía pueda darte una solución y lleve a cabo los trámites pertinentes.
  2. Reclama ante uno de los órganos de defensa del asegurado. Si lo anterior no ha funcionado, es necesario reclamar por esta vía. Lo que hay que hacer es presentar la reclamación por escrito (con los datos personales y el motivo) y enviarla para así obtener un comprobante de la presentación. En la OCU nos cuentan más sobre este paso.

Si el asegurado no está conforme con la solución propuesta por el Defensor del Asegurado, se puede puede recurrir a la vía arbitral y, por último, a la judicial. Estos son los pasos a seguir para cada una de las vías mencionadas:

  • Vía arbitral: para ahorrar los costes que supone el proceso judicial, la alternativa es esta opción. El cliente deberá presentar la solicitud por escrito ante 3 entidades: la Junta Arbitral Regional de Consumo, la oficina de atención al consumidor y también frente a las asociaciones de consumidores adheridas al sistema arbitral.
  • Vía judicial: si nada de lo anterior ha funcionado, la última opción es acudir a los Tribunales de Justicia. En este caso, serán los jueces del domicilio de la persona asegurada los encargados de resolver la disputa. Por lo que se podrá proceder a dos tipos de reclamaciones distintos, por daños materiales o bien por siniestro con lesiones.

Esto es todo lo que necesitas conocer para reclamar tu seguro con éxito. Pero antes de proceder, es importante que leas bien la póliza del seguro contratado para que conozcas de antemano las probabilidades de ganar, sobre todo si tienes pensado acudir por vía judicial. Para que así ahorres tiempo y dinero. Y si quieres obtener más información sobre la protección al asegurado, te invitamos a visitar el anterior enlace.

 

¿Todavía no conoces Fintonic Seguros?

Por medio de la app de Fintonic, podrás comparar y contratar el seguro que más se juste a tus necesidades. Además, con Fintonic puedes ver todos tus seguros y coberturas y recibirás alertas de cuándo vence tu seguro, por si quieres renovarlo o buscar uno nuevo. Así podrás empezar a organizar gastos, estando protegido y seguro en todo momento. 

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 😉