Cómo contratar una alarma buena, bonita y barata

ahorrar en alarmaLa crisis ha incentivado los robos en los hogares. Los ladrones entran en las casas buscando dinero en efectivo o artículos de valor que poder vender, como la televisión, el vídeo o el portátil. Este hecho ha alertado a los ciudadanos, y cada vez se contratan sistemas de seguridad más sofisticados, cerraduras más complejas, o puertas de mayor calidad y más seguras. Sin embargo, existen viviendas a las que no les basta sólo con esto, puesto que se encuentran en zonas más vulnerables. Es el caso de chalets o barrios residenciales, que necesitan de otro tipo de soluciones más completas y disuasorias, como son las alarmas.

Normalmente las alarmas funcionan de la siguiente manera: en caso de forzar una cerradura, o percibirse algún movimiento fuera de lo común (en función de cómo sea la alarma), emite un ruido para alertar al ladrón, y también a los alrededores, y se conecta inmediatamente para que una patrulla policial, o una de seguridad privada, acuda al lugar del robo. Este tipo de alarmas dan tranquilidad a quienes la contratan, y suelen resultar bastante efectivas, ya que con el simple ruido es común que los ladrones se vayan.

El problema es que este servicio suele resultar algo caro, o realmente no es tan necesario como se cree, y, por tanto, estarás gastando dinero en algo inútil. En Fintonic suele preocuparnos cuánto gastáis y si este gasto es realmente necesario. Es por eso que a continuación vamos a realizar un análisis en el que os vamos a recomendar dónde y cómo contratar una buena alarma para vuestro hogar. También queremos ir más allá y analizar previamente casos concretos, para ver si realmente necesitas invertir en esta partida.

Supuestos en los que sí debemos contratar una alarma

A continuación representamos una serie de casos en los que deberías plantearte invertir en este sistema de seguridad, por encima de otros gastos.

  • Vives en un chalet o en una casa unifamiliar.
  • Vives en una zona con un alto poder adquisitivo y renta per cápita, o en una zona residencial.
  • Ya se han producido robos en los alrededores o en zonas muy similares a dónde vives.
  • Tú, o alguno otro miembro de tu familia, viajáis mucho por trabajo entre semana.
  • No estáis mucho en casa. A diario por el trabajo,  o muchos fines de semana que os vais fuera, la casa permanece muchas horas sin nadie.
  • Tenéis gran cantidad de dinero en efectivo en casa, o joyas y otro tipo de artículos de gran valor económico.

En el caso de que hayáis respondido SI en la mayoría de los supuestos planteados, puede que haya llegado el momento de contratar una alarma para estar más tranquilo frente a los robos.

Para elegir una alarma que sea eficaz, pero, a la vez, económica, existen numerosos comparadores de alarmas, para que os resulte más sencillo decantaros por una u otra. Pepeal comparador de alarmas, por ejemplo, ofrece un servicio gratuito a través del cual se puede solicitar un  presupuesto que se ajuste a las necesidades de cada uno, así como poder comprobar las diferencias técnicas, productos, servicios y relación coste-calidad entre las diferentes empresas que ofrecen alarmas en el mercado.

Alarmados es otra web que tiene un sistema de uso muy sencillo en el que tan solo hay que introducir unos datos muy simples para conseguir una comparativa de precios de diferentes marcas de alarmas, tanto para el domicilio, como para el negocio, y así, escoger la que más se ajuste en precio y prestaciones a lo que estamos buscando.

Por otro lado, siempre es  recomendable, pero al contratar una alarma aún más, tener seguro del hogar. En cualquier caso es casi obligatorio, ya que cubre de posibles accidentes ajenos a cada uno, como una fuga de una tubería o una avería en el sistema de calefacción.

En el caso de la contratación de una alarma, contar con seguro del hogar es aún mejor, puesto que puede abaratar la cuota del sistema que finalmente instaléis, con lo que ahorrarás dinero.

Otra opción para ahorrar a la hora de contratar una alarma es optar por un sistema que puedas instalar tú mismo. Existen varios tipos de ellos en el mercado, en los que tan solo hay que seguir unas instrucciones y colocar el transmisor en el sitio indicado, así como el teclado de control o centralita.

Por otro lado, algunos sistemas cuentan con un mando a distancia. Si conoces algunos de estos sistemas o has trabajado ya con ellos no te será excesivamente complejo su uso. Para estos casos, el sistema de alarma o sirena se instala en el exterior. Estas alarmas son más baratas, y su instalación es gratuita, ya que la realiza el propio comprador.

¿Que piensas?