Cómo conciliar la vida familiar y laboral

Cómo conciliar la vida familiar y laboral

Tan solo uno de cada nueve trabajadores tiene flexibilidad horaria en su trabajo. Este dato hace muy difícil que en España se den las condiciones necesarias para poder conciliar la vida en familia con el trabajo.

Situación de la jornada laboral en España

Hoy día, en España existe una situación de irregularidad en lo que a la vida laboral se refiere. Según el Estatuto de Trabajadores, las empresas no pueden hacer que sus trabajadores, pasen más de 40 horas a la semana en el trabajo. Esto son, 8 horas al día si trabajas 5 días a la semana. El convenio colectivo, además, permite ampliar la jornada laboral a 9 horas diarias. Esto siempre y cuando se respete tu tiempo de descanso.

Sin embargo, esto no siempre es así. Seguro que conoces a alguien, o, incluso, tú mismo haces más horas de las que te corresponden. Y es que los horarios en algunas empresas no se cumplen al 100%.

Otro de los aspectos que se indica en el Estatuto es que, además de tus horarios, la empresa debe darte como trabajador/a un tiempo de descanso.  Este tiempo se sitúa en los 15 minutos si trabajas más de 6 horas al día. Y también han de pasar 12 horas de mínimo entre el final de una jornada y el comienzo de otra.

Además, lo más seguro es que tengas una jornada partida, como la mayoría de los trabajadores en España. Según la ley, si tienes esta modalidad de trabajo, debes contar con entre 1 y 2 horas de descanso para comer. Por tanto, al final da la sensación de que estás todo el día fuera y ves a tu familia cuando puedes, no cuando quieres.

Cómo conciliar la vida familiar y laboral

La conciliación laboral y familiar en España

En España conciliar la vida laboral con la familiar es cada vez más difícil. Y es que, además de tus horarios del trabajo, debes tener en cuenta también los horarios de los colegios. Si tienes un hijo en etapa escolar, lo más habitual es que coincida su hora de salida con tu horario de trabajo. Y si tienes más de uno, puede que ni siquiera coincidan los horarios entre ellos.

El resultado es que no puedes ir a recogerle/s y, en muchos casos, puedes verte en la obligación de tener que dejarle en el comedor o contratar una niñera que te ayude. Fintonic siempre piensa en tu ahorro, y este tipo de situaciones hacen que la vida familiar se encarezca, y se haga mucho más difícil poder ahorrar.

Los permisos de maternidad y paternidad en nuestro país son otros de los puntos más débiles a la hora de conciliar la vida familiar y profesional. En primer lugar, porque ocupamos el octavo puesto por la cola entre los países en Europa con peores condiciones cuando se tiene un hijo. Eso significa que madres y padres se incorporan muy pronto al trabajo y deben dejar a su hijo con una niñera o en la guardería. Además de dificultar la vida familiar, la encarece una vez más.

Evolución de la vida familiar

En España la conciliación entre vida familiar y vida laboral es muy complicada. Según un informe realizado por el Instituto de Política Familiar (IPFE), estas son las razones por las cuales es difícil compaginar lo que ocurre en casa con lo que sucede en el trabajo:

 Flexibilidad horaria nula. Las empresas tienen, a día de hoy, unos horarios muy rígidos y que no permiten cambiar.

 La jornada partida es la más utilizada. Los trabajadores buscan jornadas continuas, las cuales te permiten entrar antes y salir antes. Esto hace que tengas más tiempo para estar con tus hijos o familiares por las tardes. Sin embargo, la jornada más común en España es la partida.

 No hay cultura de teletrabajo. En España, el teletrabajo (trabajar desde casa) está mucho menos implantado que en el resto de Europa. Cuando pides esta manera de trabajar te responden de forma negativa la mayoría de las veces y no es seguro que puedas llevarlo a cabo. Esta forma de trabajo podría ayudarte a estar en tu casa, con tu familia, especialmente si tienes hijos pequeños que cuidar,  pero la realidad es que no forma parte de la cultura laboral en España.

 Dificultades para el cuidado de los hijos y las personas dependientes. En España, si tienes hijos o personas dependientes a tu cargo, al final te ves obligado a pagar a terceras personas para que se hagan cargo de ellos. La razón es que el horario es muy rígido y la reducción de jornada baja el salario considerablemente, y esto es algo que mucha gente no puede permitirse.

 Los permisos maternales y paternales están alejados del ideal. Como ya te adelantaba, el permiso de maternidad en España está muy distante de la media europea, de hecho es de los más bajos de la UE. El diario Información hace referencia a las 16 semanas de baja si eres madre y a las 2 semanas si eres padre. Así, se denuncia que la media en Europa está en las 28 semanas por maternidad.

En definitiva, el trabajo ocupa muchas veces tu vida y te ves estresado. Sin embargo se pueden poner algunos remedios. Fintonic cree que puedes hacer algo al respecto, así que toma nota de estos consejos de la revista Forbes para conseguir una mejor conciliación entre tu vida personal y profesional.

 Siempre hay tiempo libre. Por poco que sea, lo tienes que aprovechar. Tienes que hacer cosas para ti, que te saquen de la familia y del trabajo por un rato. De esta manera coges con más ganas la vida en casa y la vida en el trabajo.

 Que tus actividades también sean obligatorias en tu rutina. No dejes de ir a tu actividad favorita por trabajo. Tus clases de baile o tu gimnasio son igual de importantes que tu trabajo y forman parte de tu vida.

Cómo conciliar la vida familiar y laboral

 Elimina aquello que consuma mucha energía. Si has empezado a practicar algún deporte que te consuma demasiado y llegas a casa que no puedes ni moverte es contraproducente, ya que no serás capaz de pasar tiempo con tu familia, compartir momentos, etc. Ese tipo de actividades, en caso de que te superen, mejor eliminarlas.

 Horarios realistas. A veces quieres hacer tantas cosas que no da tiempo. Organiza y planifica tus días con cabeza.

 La importancia de un buen descanso. Cuando llegas a casa del trabajo y tienes que hacer frente a todas las tareas familiares, has de tener un rato para ti y descansar. Si no te gustaban las siestas, quizá es hora de que empieces a echártelas.

 Deja todo lo que te relacione con el trabajo a un lado al salir. Que la gente sepa que cuando dejas de trabajar cambias el chip. Que no siempre vas a estar pensando en el trabajo, porque así tu cerebro se agota. Si tienes un móvil de trabajo, desconéctalo. Si hay algo realmente urgente te pueden llamar al personal.

Como ves, la conciliación familiar y laboral en España es bastante complicada. Sin embargo, existen ciertos hábitos y acciones que puedes llevar a  cabo para conseguir que al salir del trabajo, realmente empieces  una vida personal con tu familia. Toma nota de estos consejos que ha recopilado Fintonic, y ponlos en práctica.

Cómo conciliar la vida familiar y laboral

¿Que piensas?