¿Te cuesta llegar a fin de mes? ¿No sabes de dónde recortar con un sueldo de 1000 euros? ¿Cuántas veces te has propuesto ahorrar y no lo consigues? Ahorrar es un hábito que se logra poniendo mucha fuerza de voluntad y mucho empeño, pero no siempre resulta posible. Pero tranquilo, que en Fintonic siempre vamos a asesorarte para que lo consigas ¡Vamos a ver unas claves que nos ayuden a conseguir esos caprichos que mereces!

Ahorrar es un proceso que, una vez que has empezado, es mucho más sencillo de lo que parece. Al principio es necesario controlarse y puede resultar algo complicado. Pero una vez que vayas apreciando los resultados, se vuelve mucho más sencillo y es muy gratificante.

 

Los trucos más sencillos para ahorrar dinero

Lo más común es pensar que para ahorrar hay que hacer muchos sacrificios. Y más aún si tienes un sueldo bajo. Pero aunque no lo creas, existen muchas formas fáciles de ahorrar que pasamos por alto ¡Toma nota!

  • Llevarte tu propia comida al trabajo. ¿Eres de los que suele comer fuera durante la jornada laboral? Un menú del día suele costar alrededor de los 10 euros. Sin embargo, puedes ahorrar unos 150 euros si cocinas en casa y te lo llevas en un tupper. Además, ¡seguro que comes mucho más sano! ¡2X1!

  • Controla los cafés que te tomas. Un café puede costar 1’50 euros. Si te tomas tres cafés al día, te estás gastando casi cinco euros diarios en café. Desayuna en casa. De este modo te ahorrarás el café matutino. Permítete tomarte uno después de comer pero elimina el café por la tarde.
  • Elimina los servicios extra que no necesites. Existen plataformas de televisión a la carta que son mucho más baratas que la televisión por cable. Elegir una de las dos es una buena forma de reducir gastos. Otra posibilidad es compartir plataforma. Por ejemplo, Netflix da la posibilidad de ser entre 2 y 4 usuarios con la misma cuenta.  
  • Descárgate aplicaciones que te ayuden a ahorrar. Las apps facilitan la vida diaria. Fintonic te muestra de manera automática tus gastos e ingresos, las categorías de los gastos, préstamos, plan de pensiones, etc. para que puedas tener una rutina de ahorro sólida, y controlar todas tus cuentas. Di sí a las nuevas tecnologías y apóyate en nuestra app.
  • Intenta no endeudarte más de lo necesario. Esto siempre es bueno consultarlo en tu score crediticio para comprobar tu salud financiera. Es normal financiar ciertos bienes, pero no te ahogues, y valora siempre antes de nada.
  • Usar métodos de transporte alternativos al coche. Puedes ahorrar una gran cantidad de dinero si cambias el coche por el transporte público. Puedes sacarte un abono mensual que suponga un gasto mucho menos que el invertido en gasolina, ir en bici, andar más… Además contribuirás a la conservación del medio ambiente y harás más ejercicio ¡De nuevo un 2X1!
  • Compra en los supermercados más baratos y haz un plan de comidas semanal. Un mismo producto en diferentes supermercados puede suponer una diferencia de hasta dos euros. Encontrar dónde está más barato puede hacer que tu ahorro sea mayor a final de mes. Como siempre, la organización es básica para el ahorro.
  • Comprar productos de segunda mano también es una opción. Una vez más, las apps como Wallapop pueden ayudarte a encontrar lo que buscas a muy buen precio. Busca el ahorro en lo cotidiano.

 

Las mejores técnicas de ahorro

Pero puedes optar por técnicas más agresivas. Estos han sido consejos que puedes poner en marcha desde ya, pero hay métodos que aportan grandes resultados. Vamos a verlos:

  • El método de los 30 días o de las 52 semanas. Este método de ahorro es realmente efectivo, aunque todo dependerá del tiempo que tengas para ahorrar y de la cantidad que esperes reunir. El método es muy sencillo. Si lo realizamos en un mes, consiste en meter en una hucha el número de euros según el día que sea. Es decir, el día 1, meterás 1 euro. El día 10, 10 euros. Así todos los días. Con este método conseguirás 465 euros a final de mes. Si lo haces metiendo el dinero por semana, a final de año conseguirás una cifra de 1.378 euros. ¡Realmente efectivo!
  • La hucha del cambio. Este método requiere que seas constante, pero también que no hagas trampas. Es realmente eficaz si lo sigues a rajatabla. Además es muy sencillo. Debes comprar una hucha y llenarla. Mete en ella todas las monedas que te den de un mismo valor. Por ejemplo, 50 céntimos o dos euros. O Puedes echar en ella todo lo que tengas en la cartera el domingo. La idea es que te fijes un objetivo y lo vayas echando a la hucha. Date tiempo y, cuando esté llena, ábrela. Descubrirás que has ahorrado mucho más de lo que esperabas.
  • Kakebo. Se trata de un método japonés que ha revolucionado a Internet con su técnica del ahorro. La forma de ejecución es muy sencilla. Consiste en ir apuntando todos los gastos que tenemos, hasta el más mínimo. De este modo tomamos conciencia de dónde se queda nuestro dinero y aprendemos a organizarnos mejor. Es precisamente para métodos como este donde podemos utilizar aplicaciones que nos ayuden a controlar los gastos.

Conseguir ahorrar es más sencillo de lo que parece, pero hay que empezar. Sólo tienes que seguir unos pasos sencillos. Si no tienes hábito, puedes empezar poco a poco hasta construirlo. Lo importante es tener la intención. Ponte una meta y no tengas excesos hasta que hayas llegado. Puedes probar diferentes métodos o técnicas. Al final, quédate con la que es mejor para ti. Te sentirás realmente contento y satisfecho cuando veas que lo has conseguido ¡Suerte!

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂