Cómo ahorrar a final de mes

ahorrar-fin-mesDesde que estalló la crisis tenemos la sensación de que ahorrar se ha convertido en una misión imposible. Los bajos sueldos, tener algún miembro de la familia en paro o la subida de los impuestos y suministros del hogar, han provocado que sea cada vez más difícil guardar algo a modo colchón para posibles imprevistos, caprichos, vacaciones… Esto puede suponer un problema para la economía, ya que se reduce el consumo, y si no hay consumo, no hay crecimiento económico.

Según el III estudio come-nóminas de FIntonic, los españoles ahorramos sólo un 2% de de lo que ganamos al año, y el 85% de las familias desconoce dónde se les va el dinero.

Además del uso de la aplicación de Fintonic siempre procuramos daros los mejores consejos para ahorrar y que podáis llevar vuestras cuentas siempre a punto. Por ello, queremos compartir ideas, trucos y consejos para que podáis formar parte de los que consiguen ahorrar dinero a fin de mes.

  • Establece un presupuesto. Siempre os lo decimos en Fintonic. Hay que establecer un presupuesto. En la app de Fintonic se muestran claramente los ingresos y los gastos de cada mes. De esta forma podrás ver de forma rápida, sencilla y eficaz lo que ingresas, lo que tienes que pagar como gasto fijo, así como lo que inviertes en cada categoría de gasto. Al final podrás ver qué te queda para tu ocio, sea el que sea, o para ahorrar, estableciendo desde la app un presupuesto automático por partidas de gasto que te avisará siempre que sobrepases tus límites.
  • Compara precios. Aunque no hace falta que vayas haciendo un estudio de mercado en todos los establecimientos, si puedes párate a comparar precios de diferentes marcas de un producto, buscar ofertas interesantes, aprovecha promociones, etc; tu bolsillo lo notará enseguida.
  • Utiliza el comercio electrónico. Por internet se lanzan muy buenas ofertas de las que puedes beneficiarte. Google Shopping te ayudará a encontrar precios competitivos, al igual que otros portales conocidos como marketplaces, del tipo Amazon o eBay. Y, encima, te lo llevan a casa.
  • Ahorra en los suministros. Existen trucos muy sencillos con los que conseguirás ahorros pequeños de forma mensual, pero que al final de año se convierten en un pico. Por ejemplo, evita tener cargadores enchufados durante días si no los estás usando. Las televisiones nuevas vienen con modalidad stand by. Si la desenchufas evitarás también este pequeño consumo. De hecho, la opción más inteligente es utilizar regletas de botón con varios enchufes. Apagándolo desde aquí evitarás que todos los elementos de la regleta no consuman innecesariamente mientras duermes o no estás en casa. En esta línea, desenchufa también por las noches el router o wifi (para qué quieres Internet mientras duermes). Bombillas de bajo consumo, lavadoras a plena carga o electrodomésticos eficientes son otros elementos que te ayudarán a ahorrar luz. Para otros suministros, como el agua, utiliza calderas nuevas que facilitan un calentado del agua rápido, para no dejar demasiado tiempo el grifo abierto. Dúchate, y no te bañes. Si lavas a mano los platos, límpialos todos primero con el jabón y, posteriormente, acláralos todos juntos. De este modo, no estarás apagando y encendiendo el grifo y podrás hacer esta tarea de forma más rápida.

Todos estos hábitos y trucos pueden ayudar a que ahorres a final de mes, sin embargo, existen otros puntos de vista que podemos tener en cuenta y también darnos más claves para ahorrar.  Carl Richards, economista experto en finanzas, ha realizado unas aportaciones en el periódico New York Times, en los que indica cómo podemos aumentar nuestra riqueza, sin alterar el nivel de ingresos.

En primer lugar, Richards asegura que no se debe pensar en ahorrar “lo que sobre. Se debe guardar primero lo que se quiere ahorrar, para luego gastar el resto. Es un punto de vista al revés de lo habitual. Richards también defiende la idea de seguir a rajatabla el presupuesto marcado, pero también apunta la posibilidad de ganar un dinero extra a través de la realización de proyectos o trabajos para más dinero y destinarlo directamente al ahorro.

Por su parte, el economista Nicolás Litvinoff, considera que el ahorro debe ser parte de la administración de nuestro dinero mensual, es decir, que coincide con Richards en que “es un error pensar que hay que ahorrar lo que sobre”.  Por ello, Litvinoff asegura que se debe descontar primero “al menos un 10% de los ingresos y destinarlos directamente al ahorro” y en función de ello, adaptar el resto de nuestro presupuesto.

Lo que está claro es que el ahorro es muy importante. Tener un colchón para hacer frente a imprevistos, poder pagar unas vacaciones o comprar algo que te haga falta en un momento determinado es una necesidad. Con todos estos consejos, trucos y hábitos conseguirás que al final de mes quede algo para ahorrar.

¿Que piensas?