Comer sano y barato, 10 tips que tienes que seguir

Comer sano y barato, 10 tips que tienes que seguir

Los españoles destinamos una media de 198€ mensuales a la cesta de la compra. Resulta fundamental organizarse a la hora de ir a la compra. Comer sano y barato no es tan dificil como puedas pensar, pero requiere una mínima planificación. De igual manera que llevas un control de tus cuentas con la app de Fintonic, controlando la compra en comida ahorrarás dinero y evitarás desperdiciarla si realizas un listado con las cosas que necesitas, congelas parte de la compra para que te dure más tiempo y compras productos no perecederos.

Sin embargo, a pesar de que consumimos más alimentos, el gasto es menor porque cada vez se utilizan más marcas blancas, tal y como ha señalado la consultora Kantar Worldpanel. Los productos frescos representan el 42% del total de los alimentos consumidos. Si nos fijamos en los tipos de alimentos, destaca que el consumo de carne se ha reducido en un 1,6% durante el pasado año, hasta representar el  20,95% en cada hogar. El pescado, por su parte, también sufrió un descenso del 3,1% en 2016, y se sitúa en el 13,25% del gasto medio de cada hogar. Las frutas representan el  9,23% del gasto medio y se redujo un 1,2%. Las hortalizas es la única categoría de productos frescos que registró un aumento el pasado 2016 concretamente aumentó el consumo un 1,2% y ya representa el 7,77% del gasto en los hogares españoles, según se extrae en el informe del Ministerio.

 

Productos saludables y ecológicos al alza

Comer sano y barato, 10 tips que tienes que seguir

El consumo de los productos naturales y orgánicos ha aumentado considerablemente. La conciencia de una buena alimentación ha calado incluso en los más jóvenes. Según un estudio realizado por Nestlé, el 58% de los millennials estarían dispuestos a pagar más por productos que sean naturales y saludables.

Consumir alimentos naturales, que aporten nutrientes al organismo, libres de grasas, etc., está relacionado con gozar de una buena salud. No solo se percibe en el interior, sino también en el exterior. Cada vez se demandan más alimentos frescos, sin procesar, que aporten beneficios al organismo y no tengan conservantes, colorantes, etc. El problema al que se suele achacar el no consumir más alimentos de este tipo es el precio. No obstante, no es que los alimentos ecológicos sean muy caros, es que los demás son muy baratos, según señalan desde la Asociación Española de Agricultura Ecológica. Además, no se está contando con la repercusión positiva en la salud. En cualquier caso, comprar este tipo de alimentos no supone desbarajustar tu presupuesto mensual que hayas estipulado con tu app de Fintonic.

 

10 consejos para comer sano y barato

Comer saludable, consumir productos naturales y llevar una buena alimentación no es sinónimo de gastar mucho. Es posible llevar una buena dieta sin tener que gastar demasiado ¿Cómo? Fintonic siempre se preocupa por tu bolsillo, así que hemos elaborado estos tips para que consigas comer sano, natural y low cost.

 

1. Productos de temporada. Las verduras son una parte fundamental de la alimentación diaria de una persona. Sin embargo, no todas las hortalizas y verduras tienen el mismo precio. Para consumir productos de buena calidad, sin desembolsar grandes cantidades de dinero, opta por comprar siempre productos de temporada, ya que al haber más oferta, tendrá un precio más asequible. De igual manera, te asegurarás de que estás consumiendo alimentos naturales.

2. Hacer tu particular #díasincarne. La ONU puso en marcha una campaña para concienciar a la humanidad sobre las consecuencias de comer carne. lunessincarne es una llamada a no consumir carne durante todo un día por el planeta, por las personas, por los animales y por la salud. Prueba uno (o mejor dos) días a no consumir ningún tipo de carne. Aprende a elaborar platos sabrosos a base de verduras, frutas, legumbres, pasta…

3. Limita tu consumo de alcohol. Ahorrarás dinero, ya que el alcohol es caro, y al mismo tiempo estarás invirtiendo en tu salud.

4. Congelados o enlatados. Para los productos que no son de temporada, la mejor opción es comprarlos enlatados o congelados. Así serán más baratos, te durarán más tiempo, y al final si no son de temporada están cultivados de manera artificial, por lo tanto, casi mejor que estén bien conservados.

5. Di sí a las sobras. Has cocinado arroz con verduras de más y te ha sobrado un poco. No lo tires. A pesar de que no tengas suficiente para una ración, puedes complementarlo con una ensalada o añadiendo otra verdura y así poder comértelo otro día. De esta manera ahorrarás dinero, y seguirás comiendo sano.

Comer sano y barato, 10 tips que tienes que seguir

6Organización en la alimentación. Como hemos adelantado, hacer una lista con lo necesario es fundamental para no caer en tentaciones que te hacen gastar más y comer peor. Por ello, lo más recomendable es tener un plan de alimentación, hacer un listado con lo necesario, y cumplirlo a rajatabla todo.

7. Lista equilibrada. Haz una lista equilibrada, es decir, no gastes todo el presupuesto destinado a comer en fruta, porque también necesitarás verdura, arroz, etc. Cuando hagas la lista, ten esto en cuenta.

8. Date algún capricho. Lo prohibido siempre llama la atención. Si eliminas de manera radical ese dulce que te encanta o no compras nunca es bolsa de patatas que te apasiona, lo acabarás deseando mucho más. De vez en cuando permítete comprar alguna de estas “chucherías” para que tu cuerpo no lo “eche de menos” y poco a poco veas como no lo necesitas.

9. Sustituye productos. Es momento de empezar a dejar de un lado el azúcar blanco endulzar tus infusiones y/o comidas con stevia, jarabe de ágave, etc. igualmente, la mantequilla la debes sustituir por aceite de oliva; la sal por especias, etc. Productos más naturales, más saludables y a buen precio.

10. Compra a granel. Cada vez hay más establecimientos en los que se pueden comprar legumbres, arroz, etc. a granel. Esta opción es más barata que empaquetado y más saludable, ya que viene directamente de su recolección. Para ahorrar, todos los productos no perecederos puedes comprarlos en grandes cantidades cuando haya ofertas y promociones.

 

Comer sano y barato ¡es posible! Solo es cuestión de organizarse, de llevar un control de lo que consumes y de lo que compras, y empezar a coger un hábito de dieta saludable día a día, igualito al hábito de ahorro y control de tus finanzas, que tienes con Fintonic ;)

¿Que piensas?