Combate tu enemigo: la factura de la luz

Una vez más, la luz vuelve  a estar en boca de todos, y no es para menos, ya que sólo dos meses después de que celebrásemos un abaratamiento en el recibo de la luz, hoy se vuelve a encarecer un 1,2%, o lo que es lo mismo, 0,99€ mensuales; por lo que el importe medio cada dos meses será de 165€.

En el caso de los usuarios de Fintonic, el gasto en electricidad que tiene un usuario medio cada dos meses es de 133€. Sin embargo, el 30% de los usuarios gastan más de 304€.

¿Cuánta energía necesita una casa?

Nuestras casas consumen la cuarta parte de toda la energía eléctrica que se consume en España, según el estudio que el IADE (instituto público que depende del Ministerio de Industria) ha realizado al respecto.

Pero ¿De cuánto dinero estamos hablando? Pues de nada más y nada menos que de 990€ de media al año por habitante, siendo el 50% para la calefacción (el 71% en casas aisladas en zonas frías).

Dicho esto, y como ya sois expertos en interpretar las facturas de la luz, a continuación vamos a ver unos consejos de ahorro para que reduzcáis al mínimo el consumo eléctrico:

1. La iluminación

En un hogar español hay de media 22,8 bombillas. Pese a los esfuerzos que se han hecho por concienciarnos en implantar las de bajo consumo, las bombillas tradicionales siguen siendo nuestras preferidas:

8,3 son incandescentes (las “tradicionales”).
7 son de bajo consumo.
6,1 son halógenas.
1,3 son fluorescentes.
Las bombillas LED representan un escaso 0,01, es decir, hay una por cada 100 hogares.

¿Por qué utilizar la tecnología LED en lugar de otras tecnologías? En Optimizarecursos.com son expertos en tecnología LED y ellos mismos nos dan las claves:

1. Las lámparas incandescentes utilizan una tecnología de 100 años de antigüedad. Generan luz por el paso de una corriente eléctrica a través de un pequeño filamento, el cual se pone en estado blanco-incandescente e irradia energía en todas direcciones, siendo el 85% de la energía calor disipado.

2. A diferencia de las lámparas incandescentes y fluorescentes, casi toda la energía utilizada por el LED es convertida en luz en lugar de calor.

3. Tienen enormes ventajas sobre las lámparas comunes, como su bajo consumo de energía, encendido instantáneo, mantenimiento casi nulo y una vida muy superior.

4. La tecnología LED es respetuosa con el Medio Ambiente ya que reduce la expulsión de CO2a la atmósfera.

5. La tecnología LED está exenta de infrarrojos y ultravioletas.

Los LED son caros, ¿Cuándo comprarlos? En Optimiza recursos, Consultoría y Correduría Energética, lo tienen claro:

Para sustituir Lámparas convencionales por LED, recomiendan un cambio progresivo comenzando por las Lámparas que tengan un mayor consumo y estén mayor número de horas encendidas al día. Aunque a largo plazo siempre van a compensar por su duración y por la diferencia de consumo.

¡Recuerda! No son recomendables LEDs sin garantías o “excesivamente baratos”, porque a la larga no nos van a compensar.

Ejemplos amortización Leds:

1. Cuarto de baño con 4 halógenos de 50w, encendido 4 horas al día:

Cuánto costaría la sustitución por LEDs, (inversión): 48,72€
Cuánto se ahorraría al año en electricidad: 32,76€
En cuánto tiempo se amortizaría la inversión: 1,5 años
Diferencia de duración(me durarían tanto tiempo más…): 48.000 horas más.

2. Pasillo con 6 halógenos de 50w, encendido 6 horas al día:

Cuánto costaría la sustitución por LEDs, (inversión): 73,08€
Cuánto se ahorraría al año en electricidad: 73,72€
En cuánto tiempo se amortizaría la inversión: 1 año
Diferencia de duración, (me durarían tanto tiempo más…): 48.000 horas más.

3. Bar o Tienda con 34 halógenos de 50w, encendido 8 horas al día:

Cuánto costaría la sustitución por LEDs, (inversión): 414,12€
Cuánto se ahorraría al año en electricidad: 556,96€
En cuánto tiempo se amortizaría la inversión: 0,7 años
¿Cuánto se ahorraría además quitando el transformador (más si el transformador es viejo)?: en este caso se notaría el ahorro.
Diferencia de duración (me durarían tanto tiempo más…): 48.000 horas más.

*Los precios y la amortización estarían calculados sin IVA.

2. La temperatura en casa:

Antes comentábamos que a calefacción supone casi el 50% del consumo total de electricidad del hogar, ¡Muchísimo! Por ello vamos a prestar especial atención a la climatización de nuestra casa:

El Aislamiento

Seamos claros: jamás conseguiremos nada si no tenéis un buen aislamiento en casa. La clave del ahorro en la calefacción y el aire acondicionado está precisamente en eso, en el aislamiento.
El calor en invierno se va por los cristales, por la carpintería de las ventanas, a través de los cajetines de las persianas, por debajo de las puertas y por la cubierta. Si no es posible cambiarlos (sería lo ideal, pero es bastante caro y lo que queremos es ahorrar) os recomiendo que minimicéis las pérdidas de temperatura:

1. Conviene tener cortinas,
2. Bajad las persianas cuando empiece a anochecer,
3. Colocad alfombras en el suelo o burletes en las rendijas de las puertas.
4. También se deben tapar los huecos en la carpintería con masilla para que no pase aire.
5. En verano, Los toldos y las persianas ayudarán a que la vivienda no se caliente.

Si ya poseéis un súper aislamiento, enhorabuena ;D, pero aún podéis hacer más:

La temperatura: cuidado con el termostato, una temperatura de entre 19º y 21º es adecuada para el hogar. Durante la noche, con 17º basta para los dormitorios. Tened en cuenta que por cada grado que se sube se consume un 5% más de energía. Por ejemplo, si bajamos la temperatura de 24º a 21ª, el ahorro anual será del 15%, o lo que es lo mismo, 148,5€ al año.

Apaguad la calefacción por la noche, y encendedla al día siguiente después de haber ventilado las habitaciones (con 10, 15 minutos es más que suficiente para ventilar la casa, ¡no la conviertáis en un iglú!).

Si tenéis los radiadores cubiertos por estética, o tapados con cortinas, muebles, etc, dejadlos al descubierto para que el calor circule bien y el gasto sea menor 🙂

3. Electrodomésticos ¿Sabéis cuáles son los aparatos eléctricos que más consumen y cuánto?

Frigorífico: 99,92€ al año.
Congelador: 84,97 €.
Televisión: 39,69 €.
Lavadora: 38,48 €.
Secadora: 38,50 €.
Lavavajillas: 38,64 €.

Si váis en serio con el ahorro energético, a partir de ahora no los pierdas de vista y optimizad su uso:

Frigorífico y congelador:

o La temperatura adecuada es de 5º y la del congelador de -18º, y si además descongeláis antes de que la capa de hielo alcance los 3 centímetros se puede ahorrar hasta el 30% de la energía, es decir, 29,97€.
o Recordad cosas básicas, como que mantener la puerta abierta mucho tiempo supone una pérdida de energía y, por tanto, de dinero.

Televisión:

o Aunque lo ideal sería pasar menos horas viendo la tele si queremos ahorrar en su consumo, bajad la iluminación ayuda a consumir menos.
o Si compráis una televisión nueva deberíais saber que aquellas que incorporan tecnología LED consumen un 25% menos que las LCD y hasta un 40% menos que las pantallas de plasma.

Lavadora:

o Un 80% de la electricidad que consume la lavadora es para calentar el agua. Si usáis programas de lavado en frío y la ponéis cuando esté llena reduciréis el gasto considerablemente.

Secadora:

o Usad el sensor de humedad para que la ropa no se seque en exceso ayuda a rebajar el consumo; y si le sumáis el programa “punto de planchado” que deja la ropa ligeramente húmeda, aún ahorraréis más 🙂

Lavavajillas:

o Pese a la creencia de que fregar los platos a mano es más barato, lo cierto es que utilizar el lavavajillas puede ser más económico. Usadlo siempre cuando esté realmente lleno y con programas económicos o de baja temperatura cuando sea posible.

4. El “stand by”.

Por último, me gustaría hablar de ese enemigo invisible, esa especie de vampiro energético que acecha nuestras casas, el stand-by. Esas bombillitas de nuestros aparatos eléctricos que tan inofensivas parecen, se llevan más porcentaje de consumo que usar el aire acondicionado durante los meses de verano o lo mismo que consume nuestro horno en todo el año. Como ya publicó ABC, una de cada doce facturas se va íntegra a través de este consumo muerto. Es hora de tomar cartas en el asunto, apaga completamente toooooodos los paratos eléctricos y desenchufa los cargadores cuando no los uses. Creedme, notaréis la diferencia.

Pst, una notita para los más curiosos:

¿A qué se debe esto de las subidas y bajadas en los precios de la luz? ¿Quiénes deciden cuánto tenemos que pagar?

La Tarifa eléctrica de último recurso (TUR), establecida por el Gobierno, es la que determina estas subidas y bajadas de pecio en nuestra factura de la luz. La TUR se calcula teniendo en cuenta como elementos los peajes de acceso (Determinados por Industria) y el coste de la energía (Se determina por subasta entre las grandes compañías (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, E.ON y HC Naturgas)). Cada parte conforma en torno al 50% del recibo cada uno, que en esta ocasión ha supuesto la reducción del 6,62%.

Ahora ya sois unos expertos en reducir al mínimo vuestras facturas de la luz 🙂 ¡Pero no os despistéis! Hay muchas partidas que podéis bajar a mínimos gracias a la ayuda y los consejos de fintonic.com ¿Cuáles son los vuestros?

El importe medio mensual ascenderá a partir de ahora a 75,72 euros, esto es, a 59,53 euros más el 27,19% que representan el impuesto sobre la electricidad y el IVA. Esta cifra constrasta con los 74,76 euros que el usuario medio pagaba desde abril, cuando el recibo bajó 7,1%.

Users feedback ( 6 )

  1. Muy buena comparación y análisis del ahorro que implica el uso de bombillas led, he tenido experciencias en ese sentido y recomiendo el uso de led ampliamente.

    • adminFintonic said:

      ¡Gracias! La idea ahora es la de aprovehcar estos consejos y las ventajas que ofrece fintonic.com para potenciar al máximo nuestra capacidad de ahorro 🙂 Después es cuestión de que cada uno decida qué hacer con lo ahorrado 🙂

  2. Rafa said:

    Muchas gracias por el artículo. Aunque algunas son cosas en principio conocidas, es bueno darle un repaso a todo y aterrizarlo sobre estadísticas de consumo “reales”.

    Una pregunta/sugerencia para vuestra aplicación:
    El consumo de la luz y el gas son normalmente bimensuales y cuando te llegan, hacen que se dispare el presupuesto de ese mes. Si divido el gasto y lo categorizo la mitad como “no computable”, el presupuesto anual no será real. Se podría realizar una división entre una categoría y la misma, pero del mes pasado?

    Muchas gracias por la aplicación! Me gusta mucho y la encuentro muy útil!

    • adminFintonic said:

      Hola,

      Muchas gracias por tus comentarios 🙂

      Actualmente no contamos con esa funcion en FIntonic. No obstante, tomamos buena nota de lo que nos comentas para tenerlo en cuenta de cara a futuras actualizaciones y mejoras de la herramienta. Si te parece bien, te mantendremos informado al respecto 🙂

      Un saludo!

      • Jonathan said:

        Hola!

        Como apunta Rafa más arriba las facturas de la luz vienen cada dos meses y por ejemplo el agua en mi caso viene cada 3 meses con lo que sería de mucha ayuda poder dividir estos gastos de algún modo para que se reflejase la parte correspondiente cada mes y no desajustar el presupuesto en un mes concreto.

        • Fintonic said:

          ¡Hola Jonathan!
          Muchas gracias por escribirnos. Tenemos muy en cuenta vuestras recomendaciones y ya estamos estudiando poder personalizar el presupuesto para implementarlo en próximas actualizaciones de Fintonic. 🙂
          ¡Un saludo!

¿Que piensas?