Black Friday: todo lo que tienes que saber para unas compras de lujo

black-friday¡Hoy se celebra el Viernes Negro!, o Black Friday. Un día que se celebraba tradicionalmente en Estados Unidos, y que simboliza para ellos el inicio de las fiestas navideñas. Para ello, muchas marcas comenzaron a ofrecer descuentos y promociones especiales para celebrar que entrábamos en esta época del año. Una acción que, desde hace algunos años, se ha trasladado también a países occidentales y europeos. De esta manera, numerosas marcas tienen previsto lanzar durante los próximos días multitud de descuentos y ofertas. Vas a poder ahorrar en una gran variedad de artículos y servicios, puesto que muchas empresas de servicios profesionales o B2B están anunciando también diversas promociones.

En España, el Viernes Negro tiene cada año más aceptación. De hecho, es el país europeo que más ventas registra y, a pesar de ser una fecha relativamente reciente, ha crecido mucho en los últimos años y cada vez cuenta con más adeptos. Se calcula que este año superará un 11% las ventas de 2014, con 1.000 millones en ventas, según aseguran en Consumo (dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Los comercios ofrecerán descuentos de hasta el 70%.

Buenas oportunidades en Black Friday, pero con precauciones

Los consumidores tenemos en esta semana una buena oportunidad para comprar regalos de navidad a buen precio. Artículos que teníamos en mente adquirir, pero que tenían un precio elevado y que ahora podremos cambiar gracias a ofertas y promociones que se lanzarán el próximo viernes.

Desde Fintonic recomendamos estar alerta de estas promociones por el importante ahorro que se puede generar en artículos de coste elevado. Tecnología, viajes o moda suelen ser las áreas de mayor promoción. Sectores, todos ellos, que suelen requerir de un esfuerzo económico importante para las familias.

Por lo tanto, estamos ante una oportunidad. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que muchas veces nos dejamos llevar por las ofertas, sin pararnos a pensar si realmente necesitamos un determinado artículo, cuánta falta nos hace o si realmente se está ofertando a un precio que podamos pagar.

Desde Fintonic han elaborado una pequeña guía para realizar estas compras con precauciones, con el objetivo de que finalmente lo barato no salga caro.

  • No compres si no necesitas nada. Es la principal premisa en un periodo de ofertas. Más como este viernes, en donde la brevedad del periodo de rebaja nos lleva a una compra ciertamente compulsiva. Si no tienes una necesidad específica no eches un vistazo a las ofertas, porque probablemente piques con algún producto que quizás no tenga un descuento tan pronunciado en un artículo que realmente no necesitas comprar. Es el principal error en un periodo de rebajas tan pronunciado y acotado en el tiempo, por lo que la primera recomendación es que elabores una lista de cosas que necesitas. Y si ésta se queda en blanco, ni siquiera teclees en Google las palabras “Black Friday”.
  • Establecer un presupuesto. La lista os servirá para ver si necesitáis algo, y marcar un presupuesto total os ayudará a no pasaros de la raya. Consulta la app de Fintonic, con vuestros gastos e ingresos, para poder establecer lo que os podéis gastar realmente. Dentro de la aplicación podréis estableceros vuestro presupuesto personalizado y beneficiaros de las alertas que manda la app si detecta cosas “raras” como recibos duplicados, cosa que ocurre más a menudo de lo que creemos.
  • Asegúrate, en los días previos, de que los precios no están falseados. Actualmente, existen en España un sinfín de tiendas online, y cada vez resulta más complicado a los inspectores determinar si, efectivamente, se ha rebajado el precio de un producto tanto como indica una determinada promoción. Han habido casos de empresas que suben los precios unas semanas o días antes para bajarlos de cara al Black Friday con el objetivo de que las ofertas resultaran más interesantes para el consumidor. No es algo habitual, pero nunca está de más echar un vistazo antes de ir, o pararse un momento a pensar en el precio de un artículo antes de lanzarse a comprarlo.

Si el presupuesto marcado lo permite, intenta a ir a artículos de precio elevado. Aunque parezca contradictorio, a la larga será mejor, siempre y cuando estemos ante un producto que realmente necesites. No estamos hablando de comprar smartphone de gama alta. Esto sería más bien un capricho. Nos referimos a otros productos de coste elevado y que, durante estos días asumen una rebaja mayor. Por ejemplo, un frigorífico o una lavadora. Artículos necesarios y de coste elevado para una economía familiar, y que en estas ocasiones pueden ser adquiridos con rebajas que pueden ascender a cientos de euros.

¿Que piensas?