Ayuda para que cumpláis con los presupuestos de Fintonic

Como bien sabéis, desde hace poco tenéis activa la posibilidad de fijaros un presupuesto con Fintonic, una eficaz herramienta para controlar que no se disparen los gastos. Gracias a esta nueva funcionalidad algunos incluso lograreis ahorrar al final de cada ejercicio que os marquéis.

El esfuerzo de decidir el destino óptimo de vuestro dinero y en qué partidas debéis gastar menos, se recompensará con vuestra tranquilidad a muy corto plazo ¡Espero que le deis un buen uso!

Seguro que ya habréis comprobado que, cuando tenéis un presupuesto fijo, miráis más en qué gastáis vuestro dinero, ¿a qué sí? ¿Y si por cada categoría os presupuestáis un gasto máximo? ¡Más ahorro!

Empezad ya a fijaros un presupuesto, eso sí, para que sea útil tiene que ser lo más preciso posible. Os llevará un rato hacerlo la primera vez, incluso lo cambiaréis varias veces hasta conocer mejor vuestro propio patrón de gastos, pero no dejéis de hacerlo, porque merece la pena un poco de ejercicio.  Es muy normal no saber lo que gastamos en muchas categorías mes a mes, para facilitaros la tarea de fijar el importe máximo de gasto por categoría os recomiendo pinchar dentro de los gráficos de gasto histórico.

Hoy además para ayudaros más, además de animaros a que uséis esta funcionalidad de presupuestos en Fintonic, os voy a dar algunos consejos que podéis utilizar en vuestro día a día en las categorías que es más normal gastar más.

Compras: una de las mejores maneras que tenéis para empezar a coger un hábito con el ahorro, es daros a vosotros mismos un sueldo o paga semanal para vuestras compras. Igual que hacían vuestros padres con vosotros o ahora hacéis con vuestros hijos. Parece una tontería, pero os evitará que gastéis más dinero del que tenéis establecido para vuestros gastos, ahorrando la diferencia, que os vendrá genial para imprevistos.

Ocio y transporte: hace tiempo os di algunos consejos para que controlarais los gastos de vuestros vehículos, aquí lo podéis volver a ver: ahorro con el coche. Para daros alguna ayuda más, os recomiendo que practiquéis la actividad que está de moda: el “carsharing”. No es otra cosa que compartir el coche con personas que hagan el mismo trayecto que tú. Con ello podréis ahorraros la mitad, la tercera o la cuarta parte de vuestros gastos (dependiendo si vais 2, 3 o 4 personas). Ser sociable nunca ha sido tan rentable.

Servicios típicos: para este apartado también contáis con otro post de consejos que os di hace unas semanas, aquí lo podéis volver a ver: ahorro en casa.  Aún así, os daré un par de truquillos con los que ahorrar algunos euros, que a largo plazo se convertirán en centenares, ¡o miles! Mi primer consejo es que reviséis todos los grifos y cisternas, ya que los que gotean pueden aumentar el consumo diario hasta en 60 litros. Otra manera de ahorrar agua es la de instalar grifos de bajo consumo en la ducha, permitiendo usar casi 40 litros menos. Por último, os aconsejo usar el lavavajillas y la lavadora en frío, el ahorro en este modo puede ser del 75% y 80% respectivamente.

Ahora sólo queda que empecéis a hacer vuestros primeros presupuestos y veáis con vuestros propios ojos como con un poco de control no malgastaréis el dinero. ¡Vamos chic@s! los primeros resultados ya están llegando ¡y nos esperan muchos más!

¿Que piensas?