Así ganan más dinero los millennials

unnamed

Parece que empiezan a verse brotes verdes después de tantos años de recesión económica, y por fin las tasas de paro no solo se mantienen estables, sino que han ido bajando estos últimos meses.

Los trabajadores más jóvenes, los conocidos como generación millennial, han ganado confianza y cada vez más asumen los riesgos de cambiar de empleo buscando un salto de calidad en sus condiciones laborales, casi siempre por temas salariales.

Según el IV Estudio Fintonic de los gastos come-nóminas de los españoles, la nómina media es de 1.842€, con una diferencia de 356€ entre hombres y mujeres. País Vasco la comunidad donde mejor se paga (2.173€/mes) versus Canarias con la nómina media más baja (1.631€/mes).

Aquí la cuestión se torna interesante: aunque la economía es mejor, los salarios no lo son; como resultado, buscar trabajo en otra empresa donde negociar de cero tus condiciones salariales se ha convertido en un método eficaz de hacer más dinero.

Hay profesionales quienes han hecho del cambiar de trabajo todo un hábito que se repite cada pocos meses. Para estos trabajadores la explicación se reduce a, o  quedarse en la misma empresa durante años y esperar un aumento del 1 por ciento anual o, de lo contrario, dejarlo todo y conseguir en otro trabajo un aumento del 10 por ciento de sus ingresos brutos anuales.

Las empresas más consolidadas suelen verse más alarmadas ante este tipo de prácticas, sin embargo, las más jóvenes no sólo lo aceptan, sino que lo fomentan, ofreciendo buenas sumas de dinero si el candidato merece la pena.

Puedes encontrar  “lo tuyo”

La generación de los millennials son a menudo descritos como los grandes sufridores de la paradoja de la elección. Tenemos tantas opciones para elegir que, más que facilitar las cosas, las complican más si cabe y decidir qué hacer con nuestra trayectoria profesional se torna una pesadilla.

Incluso durante una economía en recesión, muchos de nosotros hemos tenido más opciones disponibles que idea de qué hacer con ellas: ¿Buscamos un trabajo regular o emprendemos un negocio? ¿Es mejor quedarse o viajar por el mundo y adquirir experiencia profesional? ¿Seguimos ampliando conocimientos o nos centramos en lo que ya sabemos?

Los cambios de trabajo o “job hopping” nos permiten experimentar en diferentes departamentos, funciones y campos, lo que puede ayudarnos a conseguir un trabajo adaptado a nuestras necesidades; después de todo, si vas a pasar una tercera parte de tu vida en el trabajo, es mejor asegurarse de que te encaja.

El “job hopping” está perdiendo su estigma

Después de 2008, los profesionales – especialmente los jóvenes – se dieron cuenta de que la lealtad a la empresa era ya cosa del pasado. Los millennials creen que la lealtad es una calle de doble sentido, una relación bilateral que han roto las empresas demostrando que, en momentos difíciles, nadie es imprescindible. Esto ha provocado que la devoción y sentimiento de pertenencia a la compañía se diluyan en pro de las necesidades de cada trabajador y trabajadora.

Esta realidad ha cambiado la forma de ver el  “job hopping” de la noche a la mañana, al haber toda una generación de trabajadores cuestionándose su propio futuro y actuando en consecuencia.

Después de todo, si aparece una buena oportunidad y en tu trabajo actual no estás ganando lo suficiente o te sientes estancado, ¿por qué aguantar más?

No se puede culpar a las personas por querer mejores oportunidades, por querer evolucionar en sus carreras y, para hacértelo más fácil, no olvides usar tu aplicación de Fintonic para tener las cuentas al día, bien organizadas, con la tranquilidad de que te avisará siempre que algo vaya mal, para poder centrarte en tus proyectos sin distracciones.

¿Que piensas?