Aprende un idioma sin arruinarte

Aprende un idioma sin arruinarteQue los idiomas son importantes en el mundo laboral es algo sabido por todos, especialmente el inglés, como el idioma más universal, y el chino, como el idioma emergente. Las empresas cada vez tienen más negocios en el extranjero, o buscan expandirse, por lo que reclaman profesionales que puedan hablar con los responsables de otros países, hacer negocios con ellos, etc. Por tanto, aprenderlos y desenvolverse bien con al menos uno de ellos, ayuda a marcar la diferencia.

El problema es que estudiar un idioma no está al alcance de todos los bolsillos, principalmente porque las clases en una academia suponen un buen desembolso cada mes que varía según la modalidad, es decir, si es particular o en grupo. Es cierto que una clase particular es mucho más efectiva, pero el coste también es mayor, llegándose a cobrar hasta 3 veces más por hora. Pero, como siempre, Fintonic está ahí para traerte trucos y consejos que te ayuden a ahorrarte un dinero a la hora de estudiar un idioma. Siguiendo estos consejos puedes acabar hablando un idioma sin gastarte un euro.

 Estudia por tu cuenta. Para empezar, sobre todo si no tienes las bases del idioma o quieres retomarlas, puedes ir a una biblioteca pública y coger unos libros de gramática. En estos libros podrás aprender las formas verbales, su estructura, cómo se escribe, etc. es la mejor forma de sentar las bases de un idioma y tener un apoyo para consultar en caso de duda. Podrás renovar los libros o ir devolviendo y cogiendo nuevos, en función de las necesidades. Solo necesitas hacerte carné de la biblioteca, pero es totalmente gratuito.

Aprende un idioma sin arruinarte

 Diccionarios online. Hace años era imprescindible tener un diccionario en el que poder consultar las palabras que no conociéramos pero, hoy en día, esto ha quedado completamente obsoleto. Existen aplicaciones para el móvil, como Diccionario Inglés Español + Freemium, que son totalmente gratuitas y funcionan como un diccionario tradicional. Además, con sistemas como el de Google Translate, no solo se aprende a escribir una palabra, sino también a pronunciarla, con lo que conseguimos un valor añadido, que no se obtiene con los diccionarios clásicos.

 Apps. Existen numerosas aplicaciones que te ayudan a repasar y aprender vocabulario nuevo estés donde estés. Demostrar que utilizas sinónimos, frases hechas o términos más técnicos aporta una calidad extra muy bien valorada en caso de buscar un trabajo, pero también aporta una fluidez que facilita las conversaciones y la comprensión. Si, por ejemplo, vas en metro a trabajar o a estudiar, puede ser un momento perfecto para ello.

Aprende un idioma sin arruinarte

O si antes de acostarte te gusta leer, ¿por qué no leer unas palabras y expresiones de otro idioma para aprender? La app Wlingua, por ejemplo, muestra de una forma sencilla e intuitiva vocabulario en otros idiomas, tanto para aprender su escritura, como su pronunciación, desde un nivel principiante hasta uno intermedio. Como esta hay varias gratuitas, así que elige la que más cómoda y completa te resulte y ¡a aprender!

 Ve películas en versión original. Los nativos tienen una forma de hablar peculiar en función de cada país, que si no se aprende bien, dificulta la comprensión de un idioma. Para ello, ver películas en versión original es una herramienta eficaz y barata. Puedes verlas con subtítulos en español para ir cogiendo vocabulario, e ir cambiando los subtítulos a inglés poco a poco. El objetivo final es que seas capaz de entender una película en versión original sin problemas.

 Practica siempre que puedas. Una conversación real en la que tengas que hablar y expresarte, y comprender a la otra persona ayuda a mejorar tu fluidez. Esto hoy en día es muy fácil. Existen grupos de conversación para intercambio de idiomas en los que tú enseñas español y la otra persona te enseña su idioma. Es totalmente gratuito y, además de conocer gente interesante, puedes practicar conversaciones reales, con personas nativas. Portales como Meetup o Conversation exchange son ejemplos de cómo conseguir este tipo de reuniones para realizar intercambio de conversaciones, entre otras búsquedas que se realizan.

Aprende un idioma sin arruinarte

Como ves, no hay excusa para no aprender un idioma. Con estos consejos puedes aprender gastando muy poco, o casi nada. Sobre todo, Fintonic recomienda que pierdas la vergüenza y practiques, hables todo lo que puedas, y te lances a practicar en tus viajes, en tu trabajo… No dejes pasar las oportunidades y, ¡a practicar!

¿Que piensas?