Ahorrar cuando vives en una ciudad cara puede parecer imposible, pero no lo es. Madrid, Barcelona, Navarra o el País Vasco se sitúan como las regiones con los precios más elevados en España. Si tenemos en cuenta que el sueldo medio español es de 1.640 € al mes y que los bienes y servicios en estas ciudades también son más caros, vivir en ellas puede costarte entre un 8% y un 15% más que en otras comunidades.

Termina siendo imprescindible llevar un control exhaustivo de las cuentas, los ingresos y los gastos, así como una organización mensual minuciosa. Un asesor financiero personalizado, como Fintonic, puede ayudarte en estos casos.

 

Primer paso: saber cuánto gastas según la ciudad

Para empezar a ahorrar, debes empezar por conocer los precios de tu ciudad. Antes de mudarte a una ciudad, deberías investigar cuál es el precio medio del alquiler. El precio de la vivienda ha incrementado un 10,8% desde 2016. El precio del metro cuadrado se encuentra alrededor de los 14€, por lo que alquilar en Madrid un estudio podría costarte alrededor de 800€, cifra que varía dependiendo la zona de la ciudad a la que decidas mudarte. Sin embargo, Madrid no es la ciudad más cara en cuanto al precio del suelo. Barcelona tiene un precio de 17€ por metro cuadrado. En cuanto a vivienda, Barcelona encabeza el ranking de las ciudades más caras de España.

Según datos del sector, hacer la compra en Madrid te sale cerca de 50€ semanales. También es cierto que esta cifra aumenta si compras en tiendas locales. Baleares y Cataluña son las ciudades donde más caro te sale hacer la compra mientras que La Rioja se sitúa como la más barata.

Vivir en alguna de estas ciudades también complica el asunto de la movilidad. Utilizar coche viviendo en el centro se convierte en todo un lujo. Las opciones más rentables son utilizar el transporte público o una bicicleta.

bicicleta transporte ciudad

Además, a todos estos gastos también hay que sumarle los que están relacionados con el ocio. Se trabaja para vivir, y seguro que quieres darte tus caprichos en tu tiempo libre. Bien, pues tampoco todo cuesta lo mismo en todos los sitios. El precio medio de tomarte una cerveza en España se sitúa en 1,87€, mientras que en ciudades como Madrid, esta cifra aumenta hasta los 2,93€.

Teniendo en cuenta que el índice de precios medio de España se sitúa en 100, Madrid cuenta con 114,5 puntos, Navarra con 110,6; Cataluña con 108,5; y el País Vasco con 107,7. Esto hace que sea más caro vivir en estas ciudades, por no decir más complicado.

 

Trucos para vivir en una ciudad cara

Si vives en alguna de las ciudades anteriores y tienes un sueldo inferior a la media, necesitas organizarte más que el resto. Pero ¡tranquilo!, porque podrás llegar a final de mes e, incluso ahorrar. Desde Fintonic hemos recopilado algunos trucos para estirar el sueldo al máximo y hacer frente a los gastos fijos, poder darte tus caprichos y tener tu rutina de ahorro, por pequeña que sea. ¡Vamos allá!

 Usar solo dinero en efectivo o tener un aviso en la tarjeta cada vez que gastas. Puede parecer una tontería pero, al ver en tiempo real cómo se va yendo el dinero, serás mucho más consciente de cuánto estás gastando y cuánto puedes ahorrar, en qué puedes reducir, etc.

 Elegir correctamente el supermercado puede hacerte ahorrar unos 2.000 euros al año. Las tiendas de productos ecológicos o supermercados como Sánchez Romero (el más caro de España) están prohibidos para ti. Si compras en Alcampo (uno de los más baratos de España) estarás ahorrando 2.700€ al año. Para compras online, Mercadona se sitúa como la superficie más barata. También puedes ahorrar comprando el pescado o la carne que esté en oferta, y consumiendo proteínas más baratas, como el huevo o la carne de pollo en lugar de la ternera, por ejemplo.

comer trabajo

 Llevarte la comida de casa vs comer fuera. Si te llevas la comida hecha de casa, estarás ahorrando una gran cantidad de dinero, y además es muy fáciles. Así controlarás mejor lo que comes, las calorías, las grasas… ¡todo ventajas!

 Llevar un control de gastos. Como hemos adelantado, controlar todas tus finanzas es básico para poder ahorrar y conseguir mantener una rutina eficaz de ahorro. Dividir tus gastos por categorías, saber en qué se te va el dinero, comprobar los gastos que puedes reducir… todo ello ayuda y facilita la gestión de tus cuentas. Este punto, gracias a nuestra app Fintonic, lo tienes fácil.

 Elimina el coche. Cambia el coche por el transporte público o, si puede, ir andando o en bici al trabajo. De este modo, te estarás ahorrando más de 100€ al mes y si vives en una gran ciudad, lo más seguro es que te encuentres muchos transportes alternativos ¡benefíciate de ellos!

 Aprovéchate de los planes gratis. Una de las grandes ventajas de vivir en una gran ciudad es que ¡siempre hay planes! En las ciudades grandes es donde existe una mayor oferta cultural gratuita. Existen conciertos de libre entrada, museos gratuitos, talleres al aire libre… son muchas las opciones que aparecen en este sentido con una amplia oferta cultural gratuita con la que podrás disfrutar mucho.

 Suministros. Por supuesto, un consumo responsable de luz, agua y gas puede ayudar a que tu cuenta bancaria esté más hinchada.

 Imaginación al poder. Utiliza tu imaginación para realizar planes baratos: concursos de pinchos en casa, jornadas de películas, catas de vino entre amigos… ¡Son infinitos y baratos!

 Por último, aprende a decir no. Esta puede ser uno de los trucos más importantes. Muchas veces nos sentimos obligados a hacer un plan, aunque sepas que no tienes dinero suficiente o las ganas de gastarlo en eso. Aprender a decir que no a algunos planes te ayudará mucho a ahorrar un poco a final de mes. Siempre existirán los planes alternativos.

Sigue estos consejos, ten un control periódicos de tus cuentas con Fintonic, utiliza tu creatividad, y verás cómo vivir en una ciudad cara se hace menos cuesta arriba de lo que piensas ¡A por ello!

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂