¿Estás pensando que ya va siendo hora de darte un respiro? ¿Estás organizando tu viaje de verano? ¿Has mirado ya fechas, destino…? Si eres de los que le encanta viajar, seguramente ya tengas páginas web de referencia donde buscar, cuáles son los destinos más recomendados este año, dónde encontrar buenas ofertas… Sin embargo, probablemente una de las últimas cosas en las que piensas cuando decides viajar es el seguro.

Lo mismo pasa cuando vamos a contratar un avión, autobús y coche, dado que no solemos marcar la casilla del seguro que nos ofrece la propia compañía, muchas veces porque consideramos que es demasiado dinero o, por el contrario, irrelevante.  Este puede deberse a que no te hayas parado a pensar que pueden darse muchas situaciones inesperadas que arruinen tus vacaciones: retraso o cancelación de vuelos, emergencias médicas, o la temida pérdida de maleta, entre otras. Estas situaciones son más comunes de las que piensas y una vez ocurren, te toca pagar un dinero que no tenías previsto.

 

Contratación de seguros de viaje según el destino

Viajar sin seguro puede ser una decisión de la que más tarde te arrepientas.  Y es que uno de los factores que influye mucho a la hora de contratar un seguro es el destino del viaje. Su relación es tal que es directamente proporcional la contratación del seguro con la lejanía del servicio: cuanto más lejos viajamos más dados somos a contratar un seguro de viajes. 

Además, algunos destinos no dejan más opciones y la contratación del seguro es obligatoria si quieres poder entrar en el país. ¿Sabes cuáles son?

  • Ecuador: En septiembre de este año entrará en vigor un artículo de la Ley Orgánica de Movilidad que exigirá a todos los turistas que contraten un seguro de viajes y un seguro médico para toda su estancia. Desde el Ministerio de Exteriores recomiendan a todos los viajeros que contraten el seguro más amplio posible. De este modo, estarás cubierto en cualquier caso.
  • Cuba: Para este destino, lo más importante es que el seguro cuente con asistencia 24 horas y de repatriación y gastos médicos. Según los datos de los últimos años, el mayor número de incidentes estaban relacionados con robos y accidentes menores. Los precios que puede pagar un extranjero en Cuba por atención médica y hospitalización son enormes. Por eso es importante ir bien asegurado.
  • Rusia y Bielorrusia: Para entrar estás totalmente obligado en contratar un seguro de viajes. Si tuvieras cualquier accidente, no te arrepentirías de ello ya que, dependiendo en la parte del país que te encuentres, la atención sanitaria es mejor o peor. Por ello, tener atención privada es importante.
  • Irán: Para realizar el trámite de la visa te pedirán que tengas seguro durante toda la estancia. En este caso, los gastos médicos vuelven a ser imprescindibles.
  • Argelia: Al igual que ocurre en Irán, es imprescindible para obtener el visado. Así que lo mejor es que lleves tu seguro de viajes contratado.

 

Motivos para contratar un seguro de viaje

¿Sabías que un traslado de Estados Unidos en avión puede llegar a costarte 50.000€?  Si además le añadimos que los gastos de ambulancia pueden llegar a ser unos 700€ aproximados, y la noche de hospital, hasta 3.500€. Evitar estos gastos es más fácil de lo que piensas, y la solución es sencilla: contratando un seguro de viajes. Es por eso que te explicamos cuáles son las razones por las que deberías contratar un seguro de viaje:

  • Emergencias médicas:  En España contamos con sanidad pública gratuita, pero no es así en todos los países. Imagínate que viajas a Estados Unidos y estando allí tu apéndice decide inflamarse…  ¿te imaginas cuánto te costaría una operación allí? Probablemente miles de euros. Por eso, es recomendable que obtengas tu seguro de viajes.
  • Cancelación: ¿Te imaginas que justo cuando te vas de viaje te toca cancelarlo por factores externos que no te permiten viajar? No solemos plantearnos estos casos y, sin embargo, son más comunes de lo que piensas.
  • Pérdida de equipaje: Uno de los momentos que más nervioso puede ponerte es estar esperando en la cinta corredora, deseando que aparezca tu maleta y… ¡no aparece! ¿Qué pasa entonces? De media se pierden unas 20 millones de maletas al año. Muchas compañías se desentienden ante esta situación. Pagar un seguro te cubrirá la pérdida de la maleta.
  • Información: La aseguradora estará siempre a tu disposición en caso de que tengas cualquier duda. Puedes preguntar cómo obtener tu visado o cómo anular tus tarjetas de crédito en caso de robo. Estarás atendido siempre.
  • Coberturas que no sabías que existieran:  Además de los casos anteriores, que es lo más normal, los seguros de viajes suelen cubrir otra serie de situaciones: servicio de intérprete, defensa penal en el extranjero, envío de medicamentos, regreso anticipado por fallecimiento de un familiar o por hospitalización, envío de objetos robados durante el viaje… Incluso pueden incluir gastos de secuestro. Lo bueno es que existen muchísimos seguros de viajes y puedes crear uno personalizado y exclusivo solo para ti.

Al final, no tener un seguro de viaje puede terminar siendo mucho más caro que contratar uno. No permitas que tus vacaciones se estropeen por un descuido tan sencillo como el de contratar uno. ¡Ahorra con tu seguro y disfruta de sus ventajas! Además, en Fintonic te ayudamos a encontrar el seguro que más se adapte a ti, para que disfrutes de tus vacaciones, sin pensar en nada más.

¿Tienes cualquier consejo, curiosidad o pregunta que no hayamos comentado? ¡A qué esperas! Puedes ayudar a muchos usuarios que lean tu comentario en nuestro blog 🙂