5 maneras de bajar tu factura eléctrica este verano

Desde el pasado sábado entra en vigor la subida de la tarifa de la luz del 3,2% anunciada por el Gobierno hace aproximadamente un mes.

Este incremento supone un aumento mensual de 2,64€, por lo que el importe medio cada dos meses pasa a ser de 170,28€ (1.021,68 € anuales). En el caso de los usuarios de Fintonic.com, la subida se traduce en 138,28 € bimensuales, sin embargo, el 30% de los usuarios de la herramienta pagará una media de 339,28 €.

Para una reducción inmediata de la factura de la luz no hay nada más efectivo que la sustitución de los aparatos eléctricos, como el del aire acondicionado, por los de clase A++ que, aunque son más caros que los de clase A, son mucho más eficientes y el ahorro de energía que proporcionan hace que se amorticen en apenas 4 años…

Como no todo el mundo tiene la capacidad económica para afrontar estos gastos, además de los consejos que te dábamos en el artículo sobre cómo combatir de manera efectiva la factura de la luz (¡Échale un ojo!), en esta ocasión nos vamos a centrar en 5 económicos consejos para que empieces a reducir tu consumo desde hoy mismo:

Pon cortinas gruesas en las ventanas

Se trata de un método efectivo tanto en invierno como en verano, ya que mantiene tanto el calor de la calefacción como el frio del aire acondicionado en la casa durante los meses de verano.

Aislar la casa del sol gracias al uso de cortinas, persianas o toldos, te ayudará a mantener la casa fresca. Si no dispones de ninguno de estos elementos, lo recomendable sería instalar cortinas en todas las ventanas, pero si no queremos gastar demasiado, úsalas sólo en las estancias de la casa que más se expongan al sol.

Utiliza la opción de ahorro de energía de tu aire acondicionado

Cuando no estás en casa, utiliza la opción de ahorro de energía de tu aire acondicionado en vez de apagarlo. El ahorro de energía mantendrá la casa a una temperatura fresca. Si se apaga el aire acondicionado la temperatura de la casa aumenta en exceso, y cuando se enciende el aire de nuevo, éste consume mucha más cantidad de energía para aclimatar la temperatura de la casa, lo que conlleva un aumento en la factura eléctrica.

Antes hablábamos de aparatos de aire acondicionado eficientes (los clase A + o A + +), si tu presupuesto te lo permite, no lo pienses dos veces y sustituye tu aparato de aire acondicionado actual, ya que puede suponer un ahorro de hasta el 50% .

Si no estás seguro de poder permitírtelo, te recomiendo el uso de herramientas de gestión financiera personal, como Fintonic.com, para poder valorar todos tus gastos mensuales recurrentes frente a tus ingresos y, de esta manera, saber de cuánto dinero dispones para, o bien sustituir el aparato de aire acondicionado, o bien empezar a destinar un porcentaje de ese dinero disponible a la compra de una nueva máquina para el verano que viene.

“El calor sube”

Es una de las máximas que se enseña a los niños en la prevención de incendios. Tenlo presente, ya que si dispones de una máquina de aire acondicionado en el primer piso de la casa, puedes ayudarla a mantener la vivienda fresca cerrando todas las puertas del segundo piso. Deteniendo el flujo de aire hacia áreas concretas de la casa, ayudas a concentrar el fio y minimizar el esfuerzo de tu aire acondicionado, reduciendo así el consumo de tu factura eléctrica considerablemente.

Ventiladores, grandes aliados

Si realmente estás tratando de ahorrar dinero en tu factura eléctrica este verano, es conveniente limitar el uso del aire acondicionado para los días de más calor. ¡Pero tranquilo! No es cuestión de morir achicharrado :), afortunadamente contamos con los ventiladores tradicionales que no consumen tanta energía como los aparatos de aire acondicionado. Unos ventiladores estratégicamente colocados mantendrán el aire fresco de la casa en circulación y ayudarán a reducir considerablemente tu factura.  

Luces apagadas durante el día

Una forma sencilla de ahorrar energía y reducir tu factura de la luz es apagar toooodas las luces durante el día. Si, es algo más que evidente, pero aún así se trata de una costumbre que a muchos nos cuesta adoptar… Esta medida ayudará a reducir tu factura eléctrica de forma significativa, porque además evitarás el calor que desprenden las luces en el ambiente, ayudando a conservar la temperatura de la casa y reduciendo el trabajo (¡y consumo!) de tu aire acondicionado.

Ahorrar dinero en la factura electricidad es más fácil de lo que parece cuando uno sabe dónde rascar: limitando el uso de aire acondicionado, instalando cortinas térmicas o usar ventiladores para maximizar la ventilación de la casa son sólo algunas de las numerosas cosas que puedes hacer para minimizar tu consumo.

Recuerda que con el uso de Fintonic.com podrás estar al día en cualquier memento y desde cualquier lugar del estado de todas tus cuentas, para llevar así un control tanto de tu consumo eléctrico como de tus gastos en general. Podrás monitorizar el fruto de tus esfuerzos y evitarás sorpresas desagradables gracias a su sistema de alertas, que te avisarán si detectan algo “raro”, para que este verano te preocupes de cosas realmente importantes, como descansar :)

¿Que piensas?